educación

'And the winner is...' el colegio Casal Carrillo

  • El centro educativo organiza la segunda gala de los Oscars para premiar los cortos de los alumnos

Es otra manera de enseñar, otra manera de aprender. Diferente a los métodos tradicionales que se aplican en las aulas, siempre buscando una forma motivadora y divertida. La realización de cortos, su visualización y una gala de premiación, a modo de los Oscars de Hollywood, conforman la iniciativa puesta en marcha por el colegio Casal Carrillo ya el año pasado y que este año ha repetido éxito. Se implica a todo el alumnado y se desarrolla desde el área de inglés, de la segunda lengua del centro.

"Han hecho 19 cortometrajes: entrevistas, monólogos, videoclips, sketch publicitarios, escenas de películas de Hollywood", comenta la directora del Casal Carrillo, Milagrosa Acosta, que agradece la colaboración de los padres y del profesorado para llevar a cabo esta propuesta educativa.

La jornada de ayer se iniciaba con la inauguración, a la que acudieron los concejales Antonio Rojas y Mar Suárez, y un minuto de silencio por el niño de Almería aparecido muerto tras casi dos semanas de búsqueda -Gabriel Cruz-. Después se visualizaron las obras que han grabado los alumnos desde Infantil, Primaria y el Aula Especial. El jurado, formado por padres del Ampa y profesores, tenían que dirimir los premios que se llevarían: a los grupos revelación, el mejor vestuario, puesta en escena, montaje en exterior, ambientación, guion original o guion adaptado. "Entre cuatro finalistas se elegirá el mejor corto que se presentará en mayo en el Teatro de Las Cortes en una cita a la que acudirán los colegios", detalla Acosta.

Para la ocasión el gimnasio se había decorado con motivos cinematográficos: desde globos dorados, carteles de películas, unos faldones rojos a modo de telón en un lateral con las figuras recortadas en cartón de los Oscars. Por los pasillos se había colocado una alfombra roja, también adornos en las paredes -estrellas doradas- e incluso un photocall, con fondo negro y tiras con motivos dorados, plateados y rojos de estrellas, rollos de películas y cámaras de grabación, donde los chicos pudieron hacerse fotos. No era para menos porque todos lucían sus mejores galas para la entrega de premios: faldas de tul, vestidos de brillos, tocados, pajaritas, chaquetas o maquillaje y peinados llamativos.

Todos participaron de la fiesta: saltando de alegría al recoger sus estatuillas de la mano de los concejales Rojas y Suárez y del primer teniente de alcaldesa, Fran Romero -que aplaudió la iniciativa por destapar el amor al cine-; profesores y padres que disfrutaron del evento -aunque para ellos había una gala especial a las cinco-, y otros que grabaron y tomaron fotografías.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios