Amede-Homenaje Brigadas Internacionales La importancia de no olvidar

  • Amede celebra un homenaje a las Brigadas Internacionales en un acto cultural, con música, la lectura de poemas y la presentación de dos libros

De i. a d., Pérez Guirao, González y Scamardo. De i. a d., Pérez Guirao, González y Scamardo.

De i. a d., Pérez Guirao, González y Scamardo. / D.C.

Con la fuerza de la palabra. Escrita y hablada. Con el magnetismo de la música. Tocada y cantada. Así rendía ayer homenaje a las Brigadas Internacionales la Asociación por la Recuperación de la Memoria Democrática (Amede) San Fernando en una cita eminentemente cultural, marcada por el empeño de quienes no quieren olvidar, de quienes siguen luchando por "dignificar la memoria".

Con el acompañamiento de la guitarra de Juan Valenzuela, los presentes pudieron disfrutar de las voces de la soprano Ana María Gallego Noche y el barítono Ángel Tomás Pérez Cruceira, que abrían el acto. Tomaba la palabra entonces el presidente de Amede San Fernando, Javier Pérez Guirao, para explicar que se rendía homenaje a los hombres y mujeres de distinta procedencia y país que en 1936 llegaron a España "para ayudar a la república, para luchar contra el fascismo".

De eso iban los libros que se presentaban. El norteamericano Randal Scamardo asistió para hablar precisamente de una de esas obras, La España de Alvah Bessie. De la Guerra Civil a la transición, según un miembro de las Brigadas Internacionales, de la que es autor. El libro trata la experiencia como brigadista de Bessie, que marcó toda su vida y su obra como escritor. "Era un comunista convencido", apuntaba sobre el brigadista del que destacó que viniera a España en 1937 sin conocer el idioma, sin conexión con el país, "por las ideas de la república".

El segundo libro era Nosotras estamos con vosotros. Mujeres antifascistas de distintos países hablan sobre su trabajo en España durante la guerra de 1936, de Gusti Jirku. En ese momento intervino la historiadora Magdalena González que ofreció una pequeña conferencia.

La cita quiso mezclar esos elementos de la historia con cultura, de ahí la participación musical y el poema de Luis Cernuda que leyó el poeta José María García López. Estaba previsto que el artista Carlos España presentara su obra Represalia, en la que mezcla las fotos de personas represaliadas en San Fernando con tierra de las fosas en las que trabaja Amede para exhumar los restos de los fusilados. Es un homenaje al exilio y a quienes sufrieron el golpe de estado y el franquismo.

"Para nosotros este acto nos sirve para recordar la intervención en la que estamos inmersos en el cementerio de San Fernando. Para que sepan que seguimos ahí", explicaba Pérez Guirao, que cuenta que la venta de los libros que se presentaban en el acto iba destinada a esta labor. "Tenemos que llegar con financiación privada donde no llega la financiación pública", reconocía.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios