Nutrición y dietética

Este 'fruto seco' te ayuda a adelgazar, previene ictus y tiene más potasio de un plátano

Este 'fruto seco' te ayuda a adelgazar, previene ictus y tiene más potasio de un plátano

A la hora de llenar el carrito de la compra nos fijamos en el envase, en el listado de ingredientes o en el aporte nutricional, pero también nos dejamos llevar por su reputación, es decir, qué se dice de ellos en la calle o en las redes sociales. En ocasiones, la mala fama de algunos alimentos hace que rechacemos de manera injusta su consumo. Entre estos alimentos de mala prensa, nos encontramos con los frutos secos. Y en esta ocasión, debemos decir que sus beneficios para la salud son muchos más que sus perjuicios. En concreto, existe uno que reduce la posibilidad de padecer un ictus, tiene más potasio que un plátano e integrado,en su justa medida, en tu dieta puede ayudarte a adelgazar: hablamos de los cacahuetes.

La primera noticia que debemos dar es que, pese a que toda la vida han sido considerados como frutos secos, son legumbres. Aunque las legumbres se suelen emplear como platos principales, el cacahuete se toma, principalmente, como aperitivo. Además, su composición nutricional y su manera de ingerirlo, crudo o tostado, es más parecida a la de los frutos secos.

La segunda es que sí, los cacahuetes son uno de los 'frutos secos' con más aporte calórico. Los cacahuetes tienen un total de 567 calorías por cada 100 gramos. Sin embargo, la mayoría de sus grasas son monoinsaturadas (grasas saludable), además de ser rico en vitaminas, proteína y poseer un contenido en fibra y minerales más alto que muchos frutos secos o legumbres.

De hecho, este alimento no se relaciona con la obesidad y se ha demostrado que previene las enfermedades cardiovasculares. Esto sucede gracias a las ya mencionadas grasas monoinsaturadas —es decir, ayudan a reducir el colesterol en sangre— y su gran aporte de fibra —que tiene efecto saciante y, por tanto, evitan el sobreconsumo de calorías.

En este sentido, los cacahuetes encajan perfectamente en una dieta de adelgazamiento, eso sí, siempre que su consumo se limite a un puñadito al día, no más. De hecho, varios estudios afirman que su consumo reduce el riesgo de padecer obesidad y sobrepeso.

Respecto a las vitaminas, la niacina es la más destacada, seguida de la vitamina E. La niacina ayuda a mantener sano el sistema nervioso, el aparato digestivo y la piel. Por su parte la vitamina E es importante para la visión, la salud de la sangre, el cerebro y la piel.

PREVIENE ICTUS

Un estudio publicado en la revista Stroke, la publicación de la American Stroke Association, sugería que este alimento era capaz de reducir el riesgo de ictus, al menos en la población asiática.

Según Satoyo Ikehara, profesor de salud pública en el Departamento de Medicina Social de la Universidad de Osaka (Japón) y autor principal del estudio, el consumo de cacahuetes se relacionaría con un menor riesgo de accidente cerebrovascular o ictus isquémico en especial.

Los cacahuetes son ricos en nutrientes saludables para el corazón, como bien recuerda Ikehara: ácidos grasos mono y poliinsaturados, minerales, vitaminas y fibra dietética, todos ellos relacionados con un menor riesgo de enfermedad cardiovascular, dado que reducen factores de riesgo como la tensión alta o los niveles de colesterol e inflamación crónica.

Asimismo, destaca su contenido en calcio, en fósforo, ácido fólico y potasio. En el aporte de éste último, su contenido (670 mg/100 gr)  supera al de un plátano (358 mg/100 gr). Esto, en parte, ayuda a entender sus beneficios para el corazón ya que el potasio es un electrolito clave para la buena salud cardiovascular al tener una relación muy estrecha con los niveles de frecuencia cardíaca. Concretamente, el potasio ayuda a funcionar al corazón siendo imprescindible para que las células del miocardio se contraigan.

El estudio se hizo con 74.000 participantes, hombres y mujeres, de 45 a 74 años. En total, fueron seguidos durante 15 años y todos ellos completaron una encuesta sobre su estilo de vida, incluyendo la frecuencia con la que consumían cacahuetes.

Según sus resultados, en comparación con el consumo nulo de cacahuetes, aquellos con un consumo más alto obtuvieron varios beneficios: un 20% menos de riesgo de ictus isquémico; un 16% menos de riesgo de ictus en general, ya fuese isquémico o hemorrágico; un 13% menos de riesgo de sufrir cualquier tipo de enfermedad cardiovascular, tanto cerebrovascular como cardíaca, y no hubo asociaciones significativas entre el consumo de cacahuetes y el riesgo de ictus hemorrágico o cardiopatía isquémica.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios