CRISIS DEL CORONAVIRUS

"El suministro en las farmacias también está garantizado"

  • Una de las mayores distribuidoras de medicamento de la provincia, Bidafarma, ha tenido que ampliar su plantilla debido a la alta demanda

Una farmacia atendiendo a su clientela, en una imagen de archivo

Una farmacia atendiendo a su clientela, en una imagen de archivo / DCA

El suministro a las farmacias también está garantizado”. Lo dice Beatriz Ruiz, Directora Técnica de BidaFarma, cooperativa farmacéutica creada para la distribución y dispensación de productos farmacéuticos. Desde las instalaciones que la empresa tiene en el Polígono El Trocadero (Puerto Real) suministran a las farmacias de Cádiz, Puerto Real, San Fernando, Chiclana y la Janda.

La cooperativa intenta trabajar con la normalidad que permite la situación actual tras haberse decretado el estado de alarma en España. “Nuestro trabajo sigue como siempre, aunque es cierto que ha aumentado mucho el volumen de trabajo”, afirma. En las instalaciones de Bidafarma trabajan habitualmente unas 25 personas y ahora la plantilla se ha reforzado con cinco empleados más para atender el aumento de la demanda de las farmacias a las que abastecen. “Se nota que las farmacias están requiriendo más productos porque ellos también suministran más y con más frecuencia debido a la demanda de la población”.

Y es que, al igual que ha ocurrido en los supermercados, las ventas en las farmacias también se han disparado. No ocurre con los medicamentos que requieren de receta médica, sobre los que existe un control, pero sí con aquellos productos que no la precisan. “Si antes se iba a la farmacia por una caja de Ibuprofeno 400mg o Nolotil (metamizol), ahora hay quien de pronto compra cinco por lo que pueda pasar, y eso es un error porque, insisto, vamos a seguir abasteciendo con normalidad”, asegura Beatriz Ruiz. Por eso hace un llamamiento a que se compre “con calma y responsabilidad social. Solo lo que realmente se necesite y no hacer acopio de fármacos”, aconseja.

Hablar de abastecimiento es distinto cuando se trata de productos sanitarios como mascarillas o soluciones hidroalcohólicas. El pasado sábado, el Gobierno exigió a todas las empresas y particulares que entregasen, en un plazo no superior de 48 horas, todos estos productos, por lo que no es posible distribuirlos a las farmacias. No obstante, antes del requerimiento ya existían problemas. “El consumo se disparó y en las últimas semanas ya había problemas para poder distribuir porque a nosotros tampoco nos los abastecían”, reconoce.

El sector también ha lanzado otras recomendaciones a los usuarios de las farmacias que pasan, principalmente, por mantener colas guardando las distancias de seguridad y evitar tocar aquellos productos de los que no se esté seguro de su compra.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios