Movilidad

El tranvía encara esta semana en San Fernando nuevas pruebas dinámicas

  • Desde mayo de 2017 no se realizaban este tipo de ensayos en el municipio isleño

Máquinas y operarios trabajando en el desvío de la tubería del Consorcio de Aguas de la Zona Gaditana. Máquinas y operarios trabajando en el desvío de la tubería del Consorcio de Aguas de la Zona Gaditana.

Máquinas y operarios trabajando en el desvío de la tubería del Consorcio de Aguas de la Zona Gaditana. / D.C.

Comentarios 3

El tren tranvía de la Bahía de Cádiz sigue adelante. Esta semana está previsto que se realicen nuevas pruebas dinámicas, esta vez en el término municipal de San Fernando. En Chiclana ya se llevaron a cabo la semana anterior.

Desde mayo de 2017, esto es, desde hace año y medio, el tranvía no se dejaba ver por el municipio isleño, una localidad clave en este proyecto y que, sin embargo, cuenta con un destacado grupo de detractores que pretenden frenarlo.

Sea como fuere, estas pruebas dinámicas en La Isla coincidirán en el tiempo con los trabajos, recientemente retomados, de construcción de la parada intermodal del tren tranvía en río Arillo.

La Junta de Andalucía ha explicado en un comunicado que se trata de una parada de características especiales, ya que en ella “se llevarán a cabo las funciones del intercambiador entre la línea tranviaria y la red de ferrocarriles Sevilla-Cádiz”.

La actuación incluye la reposición de una tubería de abastecimiento de agua potable, de 800 milímetros de diámetro, perteneciente al Consorcio de Aguas de la Zona Gaditana.

De hecho, los primeros trabajos han consistido precisamente en terminar la reposición de esta tubería, que discurre entre la CA-33 y la plataforma tranviaria, y que se ha tenido que trasladar a la margen contraria de la autovía con el objeto de liberar espacio para el tranvía.

A continuación se desarrollarán las labores de terminación de las obras de la parada, a la que resta la colocación de la pasarela peatonal y los ascensores que permitirán el trasbordo de pasajeros entre el tranvía y el tren, en uno y otro sentido, ha explicado la Consejería de Fomento y Vivienda.

La ejecución material de las obras en río Arillo ha permanecido paralizada durante los últimos meses debido a “la necesaria tramitación de un modificado del proyecto inicial, que ha permitido la mejor coordinación de la infraestructura con los requisitos de ADIF”, ya que esta parada ferro-tranviario se acomete en zona de dominio de la entidad pública del Ministerio de Fomento.

Con el modificado ya aprobado y firmada la adenda, se retoman las obras, que suponen un gasto de 2,84 millones de euros, y que, cuando se suspendieron, presentaban ya un nivel de ejecución del 62%.

La Consejería también ha indicado que la doble funcionalidad de la parada de río Arillo le confiere “unas dimensiones ferroviarias capaces de albergar tanto al tranvía como a los trenes convencionales, de mercancías y altas prestaciones de Renfe”. Por ello, ha explicado que la altura de los andenes sobre el carril es de 68 centímetros y la separación entre el eje de las vías y el borde del andén permite el paso del ferrocarril a la velocidad prevista en este tramo de vía férrea.

También los andenes son de dimensiones especiales, con 200 metros de longitud útil, frente a los 64 metros de longitud lineal que tienen el resto de los andenes de las paradas del tranvía. Los anchos de los dos andenes son de 5,47 y 6,17 metros, respectivamente, y entre ambos se sitúan las vías de Adif para el paso de trenes Sevilla- Cádiz, mientras que en la parte exterior se localizan las vías del tranvía que procede de Chiclana y San Fernando hacia Cádiz o viceversa.

Sobre los andenes se va a construir la pasarela metálica y los ascensores que permitirán el paso de viajeros a uno y otro lado. La colocación de la pasarela y de las marquesinas de la parada no afectará a la circulación de trenes, ya que los trabajos se adaptarán a los horarios de Renfe. Al inicio de la explotación comercial se combinarán los servicios con trasbordos, que posibilitarán además el acceso de los habitantes de Chiclana a la red ferroviaria, con algunos servicios sin trasbordo, es decir, directos entre Chiclana y Cádiz, que irán gradualmente incrementándose.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios