Tráficos portuarios

El puerto de Cádiz proyecta que las descargas de La Cabezuela se hagan bajo techo

  • La APBC prepara un anteproyecto que contempla un sistema de manipulación y depósitos de los graneles para evitar el polvo en suspensión y sus molestias a los vecinos de Río San Pedro

Imagen de archivo en la que se ve La Cabezuela a pleno rendimiento en la descarga de graneles. Imagen de archivo en la que se ve La Cabezuela a pleno rendimiento en la descarga de graneles.

Imagen de archivo en la que se ve La Cabezuela a pleno rendimiento en la descarga de graneles. / d.c.

Comentarios 2

Sea o no cierto que el polvo que genera el movimiento de graneles del muelle de La Cabezuela de Puerto Real esté directamente relacionado con las numerosas patologías respiratorias que sufre la población de Río San Pedro, la Autoridad Portuaria de la Bahía de Cádiz parece decidida a poner pie en pared. Así lo demuestra que el equipo de su presidente, José Luis Blanco, lleve ya días trabajando en el anteproyecto de un sistema de descarga y almacenamiento de graneles que podría poner fin a este polvo en suspensión.

Sobre el sistema en sí no hay aún nada demasiado claro, o al menos no ha trascendido. Lo que sí demuestra que Blanco cumplirá con su compromiso con los vecinos del Río es que la ejecución de este histórico proyecto se encuentra ya entre las inversiones aprobadas en el plan de empresa del año que viene, según aclaran desde la APBC.

La Autoridad Portuaria ideó unas pantallas antipolvo para La Cabezuela. La Autoridad Portuaria ideó unas pantallas antipolvo para La Cabezuela.

La Autoridad Portuaria ideó unas pantallas antipolvo para La Cabezuela. / Julio González

Así, a día de hoy se está redactando el anteproyecto y se está negociando y conversando con los operadores instalados en La Cabezuela para decidir el sistema más adecuado para el tipo de descargas así como el modelo de gestión. Entre las muchas dudas, está aún por ver si la gestión correrá a cargo de la autoridad portuaria, de los operadores que allí dan vida a la dársena o si sería un tercero el que pudiera manejar los hilos de este nuevo sistema, tan amable para el medio ambiente.

Precisamente estos días, miembros de la Plataforma del Río San Pedro arremetían, de nuevo, contra Blanco, que confesaron que “el margen de confianza" respecto al presidente de la Autoridad Portuaria era "cada vez es menor”. A su vez volvieron a repetir que la solución a los problemas de salud de esta barriada de Puerto Real pasaba por “ la realización de las descargas bajo techo”.

Pero ahora toca poner negro sobre blanco y, antes que nada, elegir el sistema que pueda resultar más eficiente desde el punto de vista medioambiental, más rentable y más fácil de amortizar para todos.

En cuanto al sistema, habrá que sentarse a ver cuáles son realmente los graneles que puedan resultar más nocivos para la salud. Por ejemplo, la sal o el trigo, por mucho que se vuelen con el viento, no parecen ser potenciales causantes de enfermedades respiratorias. 

Sí o sí, el carbón o el clínker se presentan como graneles cuyos polvos a virtud del viento sí pueden provocar problemas respiratorios. Por eso, el nuevo sistema de descargas bajo techo tendrá a estos dos tipos de graneles y similares en el punto de mira.

Pero todo está por ver. De momento, el hecho más tangible es que el coste está contemplado por la APBC entre sus inversiones aprobadas en el plan de empresa del año que viene. Ahora toca convencer a los empresarios instalados en La Cabezuela de que esta inversión y todos estos cambios son necesarios, sin que todo esto les pueda resultar dañino para sus economías.

Este periódico ha contactado con los responsables de varias empresas relacionadas con el puerto de Cádiz y con La Cabezuela y preferían, todas ellas, ser prudentes a la espera de clarificar el contenido de este anteproyecto, así como sus costes.

Uno de ellos, que prefirió que se ocultara su identidad, empezó diciendo que todo esto "era carísimo y costosísimo". "No creo que el tipo de productos pueda soportar el coste de la amortización de este tipo de instalaciones e infraestructuras. Si la quiere hacer el puerto, no lo sé". Así se expresaba el empresario consultado, que hacía mención de un proyecto similar que se intentó poner en pié en Huelva, con un coste de 30 millones de euros, y que tan sólo ha quedado en una primera fase. Entre otras cosas, este empresario portuario dijo que era más que evidente que se habla de descargas bajo techo, "pero, ¿qué es eso"", decía. 

Para amortizar, según esta fuente, una inversión similar a la planteada en Huelva se calcula que habría que el muelle tendría que mover en torno a 2,3 millones de toneladas de graneles.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios