Joaquín Olmedo | Letrado

“Luchar por poner voz a los sin voz. Eso hace el turno de oficio”

  • Este letrado gaditano, que aspira a ocupar el cargo de vicedecano en el Colegio de Abogados de Cádiz, se define como un ‘abogado de trincheras’

El letrado gaditano Joaquín Olmedo. El letrado gaditano Joaquín Olmedo.

El letrado gaditano Joaquín Olmedo. / Lourdes de Vicente

–¿Qué le lleva a postularse como vicedecano del Colegio de Abogados de Cádiz?

–Tras varios intentos en anteriores elecciones para acceder a la Junta de Gobierno del Ilustre Colegio de Abogados de Cádiz, me vuelvo a presentar a vicedecano con el deseo de luchar desde dentro de las instituciones colegiales por mejorar y dignificar nuestra profesión de abogados, dar a conocer a la sociedad nuestro trabajo y mejorar el turno de oficio y sus retribuciones. Para mí, es muy importante estar y trabajar desde dentro de la institución colegial.

Tenemos muchos proyectos en marcha desde el Consejo Andaluz de Abogados que pueden tomar más fuerza si, además, los miembros de las distintas comisiones estamos presentes en las Juntas de Gobierno.

–¿Cuáles son los objetivos que se marca si accede a este puesto?

–Acercar la Justicia al ciudadano e implementar en los centros educativos charlas a los alumnos sobre la figura del abogado. Es importante educar en Justicia. Educar, educar y educar para cerrar prisiones y centros de reforma.

Destaco también el reconocimiento social a la figura del abogado de oficio. Ponemos nuestros despachos y todos sus medios a disposición del justiciable a cambio de unas indemnizaciones que deben de dejar de ser míseras y pasar a ser acordes con los tiempos que corren y el trabajo profesional realizado. No es de recibo que existan distintos baremos a nivel nacional, pues eso crea desigualdades y rompe con la máxima de que a igual trabajo, igual retribución.

Otra meta es impulsar una campaña para conseguir una bajada del IVA, actualmente fijado en un 21% para las actuaciones judiciales. Es un porcentaje más que excesivo si tenemos en cuenta que la Administración de Justicia es un servicio público esencial.

Por otro lado, hay que incentivar más si cabe nuestra Asociación de Jóvenes Abogados (AJA), integrándola en los distintos grupos de trabajo del colegio. Junto a los letrados jóvenes, debemos apostar por la veteranía y el conocimiento de tantos y tan grandes abogados que tenemos en Cádiz, integrándolos igualmente en una reformada Academia de Gaditana de Jurisprudencia y Legislación. El abogado está en continuo aprendizaje y esa experiencia de nuestros mayores es más que necesaria.

Otro objetivo pasa por implementar protocolos de conciliación de la vida familiar, promoviendo e impulsando reformas legislativas para que se introduzcan como causa de suspensión en las leyes procesales.

–¿Por qué se define como un ‘abogado de trincheras’?

–Muy fácil. En nuestros despachos, especialmente con el turno de oficio, llegan los temas más complicados, temas sociales, temas muy duros a los que hay que atender y defender. Se dice que las causas difíciles son las que más merecen ser luchadas, y desde la abogacía siempre tenemos la obligación de defender derechos: derechos de los presos –para que el derecho no se quede en la puerta de las cárceles–, derechos de los inmigrantes, derechos de los menores, derechos de mujeres maltratadas... En definitiva, luchar por poner voz a los sin voz y eso lo hace el turno de oficio, del que me encuentro muy orgulloso de pertenecer. Por eso soy ‘abogado de trinchera’.

–¿Qué momento atraviesa su profesión?

–Sinceramente, no sabría decir si los tiempos actuales son mejores o peores. Cada tiempo tiene su afán y la abogacía siempre ha tenido que luchar en todas las etapas históricas, a veces por unas cosas, a veces por otras. Actualmente debemos centrarnos en que la Justicia, de una vez por todas, deje de ser la Cenicienta de las administraciones públicas dotándola de medios materiales y humanos para que pueda cumplir su función en tiempo óptimo, con agilidad y sin dilaciones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios