La física proporciona conceptos que se incorporan a nuestro lenguaje habitual. Es, por ejemplo, el concepto de estrés, que desde que se aplicó a los materiales, se ha extendido a otras disciplinas. Algo parecido puede ocurrir con la palabra Resiliencia, que para la física tiene un significado concreto en cuanto a la resistencia de materiales, y que se aplica también en psicología.

El Diccionario de la Real Academia Española recoge esta palabra, no en la edición actual sino en el avance de la edición 23, que ya se puede consultar en internet. En física, la resiliencia es la capacidad de un material elástico para absorber y almacenar energía de deformación. Para la psicología, es la capacidad humana de asumir con flexibilidad situaciones límite y sobreponerse a ellas. Sería el caso de los estudiantes que ahora están bajo la tensión de los exámenes. O, en otro orden de magnitud, los soldados de un ejército cuando están en una misión de guerra.

La psicología del trabajo incluye a la resiliencia como objeto de estudio en los trabajadores de una empresa. Las situaciones límite aparecen, y en estos tiempos con demasiada frecuencia, y se valora la capacidad del trabajador para sobreponerse a ellas. No sólo el trabajador que es uno más en una gran empresa, sino también el autónomo al que, por ejemplo, los clientes a quienes suministra no le pueden pagar.

Cuando en las páginas de este Diario de Cádiz se informa de que el paro afecta al 40% de la población, cuando las noticias de desahucios están a la orden del día, o cuando de una pensión de jubilación tienen que malvivir varias familias completas, es el momento de plantearse que ciertas medidas económicas están acabando con la paciencia y la resiliencia de los ciudadanos.

La flexibilidad de las personas no da para más en esta situación límite que provoca la crisis, y ya parece muy difícil sobreponerse a ella. Antes de aplicar una nueva medida económica restrictiva, sería conveniente analizar su impacto en la resiliencia de la población.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios