Ha llegado El Allegado

Mi primo quiere hacer un 'allegado invisible' y la gente de protocolo no sabe dónde se sienta un allegado en la mesa

Dicen que El Almendro este año hará su anuncio navideño con un allegado llegando a casa por Navidad. Los allegados son la gente de moda. Ya nadie quiere ser cuñao, ni amigo, ni novio… todo el mundo quiere ser allegado.

La pandemia ha traído cosas nuevas a la sociedad. Lo primero que trajo fue ese amor desenfrenado por el papel del culo que llegó a agotarse en todos los sitios, nadie sabe muy bien porqué…yo creo que era el susto que teníamos todos encima. Luego llegaron los saludos creativos: que si el codito con codito, que si los cinco lobitos, que si la manita en el corazón… Toda España parece que estaba cantando la canción de Los Pajaritos. Era como si Fernando Simón fuera una reencarnación de María Jesús la del acordeón.

Eso sin hablar de las grandes aportaciones que han hecho las mascarillas a la moda de España. Ahora puedes incluso hacerte una idea de la persona que está delante de ti por la mascarilla que lleva. Yo incluso me estoy fijando en cómo se echan el gel hidroalcohólico, porque hay algunos que se duchan prácticamente cada vez que entran en un ultramarinos. Dime como te hidroalcoholizas y te diré quien eres, dice un refrán pospandémico.

Otro problema ahora es toser en público. Todo el mundo te mira como si pareciera que le has dado una cachetá y después están los que han cogido complejo de árbitro, porque siempre están pidiendo la distancia.

Pero lo del allegado ha superado todas las expectativas. Ya me estoy imaginando a esa muchacha que llega a la comida de Navidad y diciendo "Papá, aquí te presento a mi allegado". Y ese padre pensando para sus adentros si el allegado tiene derecho a roce…o sólo a codito con codito… Es un enigma.

Mi primo Chano, que siempre le busca a todo su lado festivo, ya está pensando en hacer para Navidad el 'allegado invisible' y me imagino que la gente del protocolo, en las comidas de postín, estarán completamente agobiados porque no hay literatura sobre qué sitio ocupa el allegado en la mesa. ¿Está antes o después del cuñao?

No sabemos si el allegado es una cosa de derechas o de izquierdas. En este sentido también hay que crear chistes de allegados, que los de cuñaos ya están muy vistos en las cenas de fin de año. Y otra cosa que me preocupa mucho es a la hora de preparar la cena, que yo soy muy precavido: ¿Hay allegados veganos? Que después se me queda tirao el cordero y estoy comiendo carne hasta el Miércoles de Ceniza. Por cierto, ¿es verdad que Judas Iscariote era un allegado?

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios