Calle Real

Enrique / Montiel

Manolo

Suelo acudir casi todos los días al bar de Manolo. En mucha paz leo los diarios y degusto un café estupendo. Manolo es de Cádiz, de la Viña, pero lleva en La Isla muchos años. Ser de la Viña es como ser dos veces de Cádiz. Pero está feliz en La Isla y ya sabe que La Isla fue Cádiz, no "de" Cádiz, hasta que en 1766 el Rey dispuso que fuera independiente del Cabildo gaditano, para entendernos.

Ayer me sorprendió dos veces. Digo que concediéndome una autoridad de la que carezco, me preguntó una pregunta ciertamente difícil: ¿Cuál es el mapa más antiguo que hay de San Fernando? A pregunta tan inesperada respondí como suelo, con toda sinceridad: No tengo ni idea. Entonces él, me dijo que me iba a enseñar un mapa antiguo para que lo viera. Entró al bar y volvió, increíble, con uno que hizo mi inolvidable amigo Pepe Hurtado del de Fray Jerónimo de la Concepción en 1690. Me refiero al fragmento de la Isla de León de ese plano. No lo esperaba. Exclamé: "¡Este es el que hizo mi amigo Pepe Hurtado!". Manolo se quedó como mudo, no le casaba que un amigo mío hubiera hecho un plano de La Isla antigua que además venía fechado en la fotocopia coloreada que tenía. Entonces le expliqué que se trataba de un fragmento, que era como una lupa que Pepe Hurtado había puesto sobre el plano de la bahía de Cádiz que se atribuye al carmelita descalzo Fray Jerónimo de la Concepción. Tenía muchas preguntas más para mí, le dije que lo que supiera se lo diría encantado pero que no era yo conocedor experto en el siglo XVII, ni mucho menos. Porque había buscado cosas en este fragmento que no encontraba, como por ejemplo el ayuntamiento. Normal, le dije. No existía un ayuntamiento porque el territorio de La Isla era Cádiz y su cabildo estaba en la plaza de San Juan de Dios, frente al muelle de la ciudad. Del mismo modo me llamó la atención sobre el Zaporito o Saporito. No estaba en ese plano. Con el dedo fue siguiendo lo que sin duda era un camino en el plano de Fray Jerónimo. Claramente se veía que unía el castillo con la iglesia del Carmelo pero poco después ese camino se cortaba en la lupa que puso Pepe Hurtado pero que en el plano se ve con claridad que era el camino que unía a la ciudad de Cádiz con la tierra firme, más allá del puente de Zuazo. Se animó y me trajo otra fotocopia, en concreto una del decreto real que nombraba a la Real Villa de la Isla de León en Ciudad de San Fernando. Le llamé la atención sobre el año, 1813, y le pedí que recordara las fechas 1766-1813, y la de 1690 del plano extraído por Pepe Hurtado del de Fray Jerónimo.

He pensado mucho en esto que me sucedió en la cafetería de Manolo, que refuerza lo que creo conviene hacer por la ciudad en este año de aniversarios. Esto no es un plan estratégico, que es algo a muy largo plazo traído aquí con intereses que escapan a la celebración de nuestros primeros 250 años como municipio independiente, es una necesidad de clarificar y difundir. Manolo es un ejemplo palmario de lo que digo. Puede que sea la prueba definitiva de algo que no se hizo bien en 1810: un plan de conocimiento de nuestra propia historia.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios