José Guerrero ‘Yuyu’

A romper el gafe

El Pelotazo

El peligro del Cádiz es que a los equipos que lo preceden les dé por ganar un par de partidos

04 de febrero 2024 - 01:00

En el fútbol se dice eso de “a entrenador nuevo victoria segura”, pero el Cádiz es especial para todo, hasta para esto. Pese a la buena y mejorada imagen Pellegrino no se convirtió en Mesías ni pudo obrar el milagro. El Cádiz no encuentra la forma de ganar ni como decía la chirigota de Los Naranjitos: “Aunque sea de penalti y aun minuto del final”. La única manera sería que el equipo rival se contagiara de salmonella en la previa del partido, no pudiera viajar, el equipo B del mismo estuviera cogido y se le diera el partido perdido por incomparecencia. Y aun así, estaríamos sin cantar victoria, que es hasta posible que luego el VAR dijera que hemos sido nosotros los que le echamos la bacteria al huevo y nos quitara los tres puntos a nosotros. Para colmo, hoy jugamos en un campo donde no hemos ganado nunca, los refuerzos que vienen lo hacen cedidos, con el club gastando menos dinero que Pablo Iglesias en túnicas para Semana Santa y, para colmo, nos ponen un partido siempre atractivo como el del Betis el mismo día y a la misma hora de la Final. Ruina pura. Parece que nos ha mirado un tuerto. Muestra de que todo nos sale al revés es que hemos fichado a un gachó que se llama Diadié y podría debutar el día 9 frente al Betis. Pero que nadie se asuste, que este es nuestro sino, luchar con todo y contra todos hasta el último partido. Y estoy convencido de que lo vamos a conseguir. El punto ante el Athletic puede que parezca corto pero, aunque matemáticamente sí que lo es, es un punto de oro si se mide en asunto confianza, ante un equipo que venía de bailar al Barcelona de Xavi, aunque haya quien piense de que esto no vale porque los de Xavi ya pierden hasta con ellos mismos en los entrenamientos. Un Xavi, por cierto, que está a diez minutos de culpar de la mala racha de su equipo al jurado del 86 que dejo fuera de la final a Los Cubatas. Pero para hacer bueno ese punto hace falta ya una victoria como el comer. El verdadero peligro para el Cádiz está ahora mismo es que a los equipos que lo preceden les dé por ganar un par de partidos seguido sin que nosotros puntuemos y se abra un escalón de 6 puntos que nos puede costar tela recuperar, teniendo en cuenta lo que nos está costando separarnos de con un escalón de solo un punto.

Esa situación hay que intentar revertirla cuando antes y pasarle la patata caliente al Sevilla, por ejemplo, que está que no lo reconocen ni los propios sevillistas y es un club que no está acostumbrado a moverse en estas arenas movedizas. Y cuando antes lo podamos conseguir, mejor que mejor. Ahora falta por ver si la mejora de Pellegrino es real o fue flor de un día y si los refuerzos vienen a aportar o, como decía el cuarteto del Peña “Tres Notas Musicales”, a servir de cachondeo. Ojalá que entre todos logren cambiar el viento y enderezar el rumbo. Y para acabar, agradecer desde estas líneas el esfuerzo y la entrega de Negredo y José Mari por estos colores. Vamos allá, que esto nunca fue fácil, pero siempre lo conseguimos.

También te puede interesar

stats