Rubén Gimeno. Director de orquesta

"A veces los españoles hemos maltratado a nuestra música"

  • El director valenciano abre con la ONE la cita de la música española en Cádiz

Un plato fuerte, la Orquesta Nacional de España (ONE) dirigida por Rubén Gimeno, abrirá esta noche el Festival de Música Española de Cádiz, el séptimo ya. Una cita única en el panorama musical que estará marcada por la presencia institucional y artística de dos Rosa Torres, la consejera de Cultura, y la extraordinaria pianista madrileña que abrirá el programa de conciertos junto a la ONE. Rubén Gimeno, nacido en Valencia hace 37 años, y actual director titular de la Orquesta Sinfónica del Vallés, estará a los mandos de la función inaugural hoy en el Teatro Falla.

–¿Aún se “considera un director joven con proyección”?

–Depende, ya no me voy considerando joven. Pero la verdad es que la vida profesional de un director, si te respeta el físico, suele ser longeva. Es fácil encontrar directores con 80 años. No es así con los instrumentistas o cantantes. Así que es lógico que con 37 años te pueden considerar joven.

–La verdad es que hay directores mayorcísimos.

–Por desgracia para las orquestas, sí, ja. Debe ser que dirigir es sano; parece que no, pero es un buen ejercicio físico, y mentalmente también es bastante activo.

–¿Y cuándo se da ese salto de joven director a director?

–No lo sé. Depende mucho de las personas. El director de la Filarmónica de Berlín, Simon Rattle, tiene 55 años y sólo hace cinco o seis se hablaba de él como un joven director... un artista con tan largo recorrido. De momento me halaga que me consideren joven.

–En Cádiz dirigirá a la Orquesta Nacional ¿es un reto?

–Es una orquesta muy importante, con una larga tradición, por la que pasan excelentes directores, y siempre es un reto estar a su altura y de la propia orquesta, que lógicamente te demanda más. Pero tengo que decir que el trabajo con ellos es muy agradable, me siento realmente cómodo.

–¿Cómo ha preparado el concierto de Cádiz con ellos?

–Ha sido relativamente sencillo. El programa que presentamos son del repertorio de cabecera de la orquesta,el Sombrero de Tres Picos, Turina... obras que han tocado multitud de ocasiones desde hace muchísimos años, y aunque la orquesta se renueve la tradición se mantiene, con lo cual es un lenguaje muy familiar para ellos. Simplemente tienes que añadir algo, es como salpimentar un poco, pero gran parte ya te lo da la orquesta.

–¿Qué le parece este festival, exclusivamente de música española?

–Me parece fantástico, como cualquier evento que signifique la promoción de la música en general y la española en particular, que a veces nosotros quizá hemos maltratado o no valorado lo suficiente, al contrario que otros países, como por ejemplo Finlandia con Sibelius, en donde sus obras son casi himnos nacionales. Y aquí parece que siempre nos cuesta reconocer lo nuestro.

–¿Es esa unade las causas de que la música española no llegue a traspasar fronteras?

–Sí, obviamente es importante, si nosotros mismos no creemos en ello... Pero tengo que decir que cada vez que salimos fuera, incluso con zarzuela, es una auténtica locura en el público. Esta música es muy apreciada.

–Y mañana (por hoy), nada menos que con Rosa Torres-Pardo

–Sí, ilustre pianista, y grandísima conocedora de la obra de Albéniz, con la que ya he tenido oportunidad de colaborar en otras ocasiones y aparte de ser  una fantástica pianista,  es una persona que... te hace la vida sencilla, con la que es fácil trabajar, muy abierta a las ideas de los demás.

–No como otros solistas, quiere decir.

–Es que hay de todo, los hay más endiosados... en realidad, siempre es una lucha de poderes, algo así como “a ver quién es el jefe de la manada”. Aunque eso ha cambiado mucho. Las nuevas generaciones viven la vida de otra manera, les gusta la cercanía de la gente de su edad... es decir ya cada vez hay gente más normal, entre comillas.

–Sí, que ya no hay tanto pianista que quiera dirigir la orquesta mientras interpreta

–No, cada vez menos; y pasa también con los cantantes, los casos negativos son cada vez los menos.

Usted nació en Valencia, una cantera para la música española.

–Exacto, eso dicen. Tiene que ver con una larga tradición musical. En tiempos en que no había televisión ni internet, las agrupaciones musicales como las bandas fueron un elemento cultural importante y de unión. Al haber tanta gente, lógicamente por porcentaje salen más, pero afortunadamente eso se ha trasladado al resto de España, y hoy en día encontramos muchos músicos de calidad en cualquier parte.

–Y muchas orquestas jóvenes, como las que usted ha dirigido.

–Sí, es una de las bases en las que se asienta el futuro de la formación de profesionales. Y además, ahora, prácticamente todas las comunidades autónomas tienen su orquesta sinfónica. En Andalucía tenéis cuatro.

–De hecho, una de las bases de este festival es la promoción de esas orquestas.

–Claro, y me parece fantástico. Y además, se demuestra que cuando creas las orquestas el público responde.

–No sé si eso es así por aquí

–Bueno, es una lucha que tenemos, y hay que aceptar que la música culta no es un fenómeno de masas. Es una preocupación lo de perder espectadores, pero hay ciudades con proyectos de los últimos 20 años que funcionan de maravilla.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios