Cultura

Un baño de sangre japonés cierra la 75 Mostra de Venecia

La violenta historia de un samurai que se niega a matar en Killing, de Shinya Tsukamoto, bañó hoy de sangre la Mostra de Venecia y cerró la competición oficial de la 75 edición entre los aplausos de los seguidores de este cineasta de culto, considerado el padre del cyberpunk en Japón. Una obra que se desarrolla a mediados del siglo XIX en un Japón empobrecido, protagonizada por Sosuke Ikematsu y Yu Aoi y con el realizador interpretando a un maestro de samurais.

Una película oscura, en la que el realizador ha tratado de dar una visión contrapuesta a la de su anterior trabajo, Nobi (2014). Mientras que en Nobi mostró la crueldad de la guerra y quiso transmitir un sentido de rechazo a la confrontación con la violencia, Killing da una visión muy diferente a la de sus anteriores filmes históricos.

La obra japonesa cierra la proyección de los 21 largometrajes a competición de esta edición de la Mostra, que se cerrará mañana con el anuncio del palmarés por parte del jurado, presidido por el mexicano Guillermo del Toro, que se alzó el año pasado con el León de Oro por La forma del agua y será el encargado de anunciar el ganador, que saldrá de una heterogénea selección de filmes en la que solo uno, The Nightingale, está realizador por una mujer, la australiana Jennifer Ken.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios