Entrevista con Mario Díaz

"Necesitaba descansar un año para tomar perspectiva"

  • El músico cordobés sale a la carretera con 'Infinito', un disco donde Mario Díaz llega a nuevos terrenos musicales

Durante los 16 años en los que Mario Díaz lleva dedicado a la música siempre ha seguido el mismo modus operandi: gira y disco; disco y gira; a veces, incluso, solapando una actividad con otra. Pero llegó “el momento vital” idóneo para poner un punto y seguido, siempre seguido, “para encontrar el sentido”. “Necesitaba descansar un año para tomar perspectiva”, dicho con las propias palabras del artista que sale hoy a la carretera con Infinito, el resultado de ese reparador respiro.

“A la hora de decidirme a buscar inspiración y crear canciones desde mi propia experiencia me di cuenta de que necesitaba un poco perspectiva. Llevo ya unos años viviendo en Madrid y aquí todo va muy rápido, pasa muy rápido y necesitaba parar un poco para ver qué es lo que llevaba hecho hasta ahora y qué me apetecía hacer”, explica el exLosAslándticos que en ese año sabático se dedicó “a viajar, a escribir y a relajarme”, dice. Y en ese proceso de escucharse se encontró con nuevos territorios e inquietudes musicales que se han materializado en este Infinito que hoy presenta en Sevilla, en la Sala Malandar, y con el que llegará a Córdoba (26 octubre), Jerez (27 octubre), Granada (22 noviembre) y Málaga (30 de noviembre) dentro de su gira nacional.

“Yo me metí en este mundo porque la música es algo que me mueve por dentro, que me fascina y me excita pero si empiezas a hacer las cosas en plan mecánico todo comienza a perder sentido. Así, en ese proceso de búsqueda de por dónde quería tirar me encontré con un reto, el que me proponía la música electrónica, utilizarla como una herramienta para llevarla a mi terreno, y eso me hizo volver a emocionarme”, argumenta Díaz que, en cierta manera, también considera que esta nueva exploración es “como una vuelta al origen”.

El músico Mario Díaz en una imagen reciente. El músico Mario Díaz en una imagen reciente.

El músico Mario Díaz en una imagen reciente.

De esta forma, Mario Díaz toma la vertiente “más urbana de la electrónica” que es con la que se siente “más identificado”. “Yo empecé rapeando, haciendo mucho dance hall también, con mucha rítmica en la voz, muy pegado a la música urbana, así que de alguna forma he querido recuperar ese sonido tomando, por un lado, las bases electrónicas, y por otro, pidiéndole a mis músicos que colorearan por encima de esas bases con elementos más orgánicos, con las guitarras de madera, las percusiones de pellejo de cabra... Buscar en ese punto ha sido muy bonito, ha sido como hacer un menú para mucha gente”, decide.

Además, en estos nuevos fogones, Mario ha tomado el mando (“ha sido muy guapo dirigir la producción”) y se ha apoyado en la experiencia y talento de dj Nexxa, habitual de algunos de los grandes nombres del hip hop de nuestro país como Tote King. “Evidentemente, en mis trabajos anteriores yo he estado implicado en la producción, pero no es lo mismo que estar al frente que es el lugar donde tú decides todo y llamas a quien te apetezca, ha sido una gran experiencia”, relata el autor un disco que compuso entre España y Canadá y que ha sido mezclado por Jordi Cristau (Manuel Carrasco, Fito y Fitipaldis, Chambao) y Carles Campi Campón (Vetusta Morla, Jorge Drexler, Natalia Lafourcade, Marlango).

“En este disco hay cosas que en otro momento a lo mejor ni me hubiera planteado, como bases trap o sintetizadores que no hubiera utilizado ni de coña por pensar que estaba corriendo un riesgo ante mi público, que no le fuera ese rollo y tal. Pero realmente es que me apetecía tomar otros caminos desde la más pura honestidad porque la música es infinita, de ahí lo del título de Infinito, te ofrece infinitas posibilidades para expresarte y crear mundos diferentes. Lo importante es ser honesto con lo que uno quiere hacer”, reflexiona el músico que “con cada disco” intenta “sorprenderse” a sí mismo y sentir “ese vértigo” que lo mantiene activo. “Y, sobre todo, mostrar la persona que soy ahora. Que no soy el mismo de hace 15 años en todo, eso está claro, ahora me parece que tengo un bagaje mayor y eso se nota a la hora de escribir”.

Pero, en esencia, Mario Díaz, el Mario Díaz de siempre, está en Infinito con su Andalucía siempre en el corazón y en la cabeza (Sol del sur), comprometido con su tiempo (Canción para una mujer valiente), y con su característica manera de relatar (Mala lengua, Volverá...) Ahora toca disfrutar de su último trabajo en directo, con conciertos “muy diferentes a los hechos hasta ahora”, promete.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios