Homenaje

El legado de Alberti y María Teresa León ya se custodia en la Caja de las Letras del Cervantes

  • La caja 1653 de la cámara acorazada del Instituto Cervantes se abre para recibir los pasaportes, fotografías y diferentes publicaciones del matrimonio que regresó de su exilio hace 45 años

  • Memoria y poesía se hermanan durante un emotivo y reivindicativo acto

Parte del legado de Alberti y María Teresa que se custodia ya en la Caja de las Letras del Instituto Cervantes.

Parte del legado de Alberti y María Teresa que se custodia ya en la Caja de las Letras del Instituto Cervantes.

Junto a la caja 1653, 45 años (justos) después del ansiado y merecido regreso de sus tíos a España, Teresa Alberti tiembla minutos antes de introducir el legado in memoriam de Rafael Alberti y María Teresa León en la cámara acorazada del Instituto Cervantes. Su director, el poeta y gran amigo del genio portuense, tampoco es ajeno a la emoción que envuelve este acto donde, como dirá Fernando Martínez López, secretario de Estado de Memoria Democrática, "poesía y memoria" se "hermanan" para rendir un combativo homenaje, "como le gustaría a Rafael", en la Caja de las Letras.

Teresa Alberti tiembla. Está "muy nerviosa", "muchísimo", "muchísimo", repite logrando que su visible emoción traspase la pantalla por la que seguimos el acto que el Instituto Cervantes ha retransmitido a través de su canal de Youtube. Por eso prefiere "leer". Para que no se le olvide "nada", para no "equivocarse", aunque no sabe que el error no tiene cabida en un tributo donde todo lo copa el amor y la justicia para con dos poetas y dos grandes defensores de la democracia.

A uno y otro rasgo compartidos por Alberti y León apelan, de hecho, los objetos que la sobrina del matrimonio al que conoció en 1971 en Roma y, desde entonces, cuidó y quiso, como ella misma enumeró, deposita este miércoles 27 de diciembre en la Caja de las Letras cuando se han cumplido 45 años de la vuelta de la pareja exiliada a causa del golpe de Estado y dictadura franquista, convirtiéndose además este acto en un homenaje, también, a los muchos españoles -6.000 intelectuales, entre ellos, como recordó el secretario de Memoria- que tuvieron de dejar su país en un exilio largo y que, en ocasiones, no tuvo retorno.

"Porque el exilio republicano fue dramático, de masas y duró muchísimo", define Martínez López que tampoco pasa por alto la capacidad del legado de Rafael Alberti y María Teresa León de "interpelarnos" a nosotros, al presente, en este momento de "rebrote importante de los totalitarismos", señalando así la memoria como la mejor "garantía de no repetición" y la poesía "como pensamiento, como elemento cargado de futuro".

"Por eso, este es un acto de reconocimiento a todos aquellos españoles que entregaron su caminar y su vida por la libertad y la democracia, pero también es un acto de condena de aquellos sublevados que nos llevaron a una guerra civil, al exilio y a una dictadura inmisericorde con los vencidos". Vencidos en España, continúa el secretario, que "salieron victoriosos en Europa contra el nazismo y el fascismo", explica Martínez López que no encuentra una mejor manera de cerrar el acto que con los versos del poeta, la tinta combativa del hombre: "¡A galopar, a galopar, hasta enterrarlos en el mar!"

El contenido del legado

La sobrina de Alberti, Teresa Alberti, fue la encargada de presentar los objetos y documentos que a partir de ahora custodiará la caja 1653 de la cámara acorazada del Instituto Cervantes en Madrid.

  • Una fotografía de Rafael Alberti con su sobrina Teresa Alberti de 1972 en la galería Rondanini en Roma durante la celebración del 70 cumpleaños del poeta.
  • El pasaporte con el que María Teresa León entró en España el 27 de abril de 1977. "Me emociono mucho porque María Teresa siempre decía que ella iba a entrar a España en un gran caballo blanco con el que cruzaría la puerta de Alcalá; sin embargo, cuando volvió nunca supo que entraba en España. Estaba ya afectada por la enfermedad", lamenta la sobrina.
  • Una edición especial, fechada en 1979 por Espasa Calpe, de Una estrella roja dedicada a Teresa Alberti, "una estrella preciosa", por María Teresa León.
  • El pasaporte con el que Rafael Alberti entró en España el 27 de abril de 1977.
  • Una segunda edición, fechada en 1978, de Los ocho nombres de Picasso, que Rafael Alberti le dedicó a su sobrina y a su marido, Ángel Jaramillo, con un dibujo de "un gallo andaluz".
  • Una hoja manuscrita de Rafael Alberti con el saludo que hizo en el reestreno en España de su obra teatral El hombre deshabitado. Este documento ha sido un  añadido "de última hora", ya que García Montero se lo ha pedido expresamente a Teresa Alberti. "Por el 8 de marzo pedimos a una serie de mujeres artistas españolas e iberoamericanas que participaran en un legado conjunto y la actriz Aitana Sánchez-Gijón lo hizo con una primera edición, de antes de la Guerra, de El hombre deshabitado, puesto que ella fue la actriz que protagonizó la obra en su reestreno en España. Así, como una manera de que nuestras cajas también dialoguen entre ellas, le he pedido a Teresa que nos cediera esas palabras que Rafael escribió en letras grandes, mayúsculas, para agradecer el regreso de la obra a las tablas, un documento que Rafael le regaló". Buenas noches, después de dar las gracias a todos los que han hecho posible la reparición y el éxito de El hombre deshabitado, yo grito como (en el estreno) de aquella noche de su estreno, el 11 de febrero de 1931. ¡Viva el exterminio! ¡Muera la pocredumbre de todo el actual teatro español! 

Además de estos documentos personales y de procedencia familiar, desde el Instituto Cervantes, Luis García Montero, enriquece este legado con una aportación más y también presenta algunas donaciones procedentes de otras personas y organismos.

  • El ejemplar de la Biblioteca patrimonial del Instituto Cervantes del folleto Pueblos libres, ¿y España? donde Rafael Alberti le pregunta a las sociedades democráticas el porqué aceptaron la realidad del fascismo y abandonaron al legítimo gobierno de la República. "Es un verdadero manifiesto del exilio español", tilda García Montero.
  • La agencia Efe también lega la fotografía que se hizo a Rafael Alberti a su regreso, cuando pronunció aquella famosa, y tan necesaria, frase de "me fui con el puño cerrado y vuelvo con la mano abierta" que para García Montero significa "no la renuncia a su manera de pensar sino su voluntad de integrarla" en la realidad de ese momento para "hacer posible la democracia".
  • Una fotografía de María Teresa en El Retiro a principios de los 80 donada por Elías Cáceres Corrales.

Teresa Alberti, como el secretario de Memoria, también devuelve la palabra a Rafael Alberti para cerrar su presentación del legado con unas palabras, quizás banales en su momento, pero que hoy, desaparecido el poeta de El Puerto, premio Cervantes, cobran un emocionante sentido: "Dejó escrito mi tío en un cuaderno sobre un evento al que no puedo ir: "Sintiendo infinito no poder acompañaros en estas fechas os saluda y abraza generosamente, Rafael Alberti".

El acto, que ha dado cierre a la Semana Cervantina 2022, se ha completado con un coloquio de la editora y traductora Christina Linares, la librera Lola Larumbe, de la librería Rafael Alberti; la catedrática de Estudios Hispánicos y Estudios de Género de la Universidad de Exeter, Nuria Capdevila-Argüelles; y los poetas Luis Muñoz y Benjamín Prado, junto a la sobrina del poeta gaditano.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios