Cultura

El hierro hecho arte en la muestra de Jaime Pérez Ramos

  • Las 18 piezas de la colección son una parte de su prolífica producción Es su primera exposición individual en Cádiz

La Sala Rivadavia de la Diputación de Cádiz acoge desde ayer la última exposición del escultor Jaime Pérez Ramos. La muestra Esculturas está compuesta por 18 piezas seleccionadas por él mismo y la mayoría de ellas de hierro forjado. El artista confiesa su interés por la artesanía del hierro que le permite emocionar al espectador a través de su maleabilidad. Reconoce que se trata de un trabajo hecho en caliente y que una vez en frío consigue igualmente hacer sentir al espectador. Apela al público que se relacione con el hierro. Sus obras corresponden al paisaje urbano, como a la ciudad, a la bahía, etc. De hecho, todas estas representaciones de ventanas tienen su simbolismo: "Son ventanas pensadas para mirar a través de ellas la bahía".

Sus obras, no exentas de misterio, son una pequeña sustancia del mundo interior del artista.

Siempre se dice que cuando las obras de arte se explican pierden parte de su misterio. Sin embargo, Jaime Pérez consigue involucrarnos de lleno cuando explica el porqué de cada una de ellas. Consigue, aun más si cabe, dotarlas de mayor misterio.

A la inauguración asistió también su paisana Pilar Pintor, responsable de Cultura de la Diputación, quien reconoció que se trata de "un verdadero lujo" poder disfrutar de su obra en Cádiz. El artista ya había colaborado previamente en exposiciones colectivas en Cádiz, por ejemplo en 1994 con la muestra Artistas gaditanos de los 90 y llamada 956.

Los críticos lo han comprado a los grandes de la escultura contemporánea como Chillida y Oteiza, inspiración del artista algecireño. Su capacidad para modificar el hierro y el espacio puede dejar admirado al espectador de su obra, sobre todo cuando explica todo lo que significa para él, transmitiendo un amor por la profesión que pocos saben hacen.

En palabras de Juan Gómez Macías, tiene "maestría en ese oficio titánico capaz de doblegar el hierro en formas y proporciones que lo hacen casi aéreo".

La geometría cobra vida a través de sus obras, de manera que contemplarlas significa descifrarlas, comprenderlas. Algunos las comparan a los ojos porque dicen que a través de ellas se puede mirar alrededor. En cambio, más que ojos, sus obras parecen convertirse en piernas para caminar por la bahía y viento de sosiego, de tranquilidad.

El escultor cuenta con una amplia trayectoria, ha realizado exposiciones a nivel individual y colectivo tanto en Algeciras como en La Línea de la Concepción, Málaga, Marbella, Nueva York, Helsinki, Valladolid, Madrid, Sevilla o Guadalajara.

Esculturas permanecerá en Cádiz hasta el 26 de julio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios