Cultura

El flamenco comparte su grandeza

  • María Bermúdez presenta hoy en el Festival de Jerez, en ausencia del Villamarta, 'Chicana gypsy project' · Matilde Coral se encarga de abrir el ciclo 'Vivencias'

El Villamarta descansa en la jornada de hoy de espectáculos y la propuesta central del día se marcha a territorios periféricos del flamenco. Chicana gypsy project es el resultado de casi 20 años de amor al arte jondo de María Bermúdez, una californiana de raíces mexicanas que lo dejó todo por cumplir su sueño: bailar flamenco en una de las grandes cunas de esta manifestación que aspira a ser Patrimonio Inmaterial de la Humanidad. La maestra Matilde Coral inaugura a las seis en el Centro Andaluz de Flamenco el ciclo Vivencias, mientras que a las siete habrá doble recital en acústico de toque y cante. Ramón Trujillo, en una primera parte instrumental; y Pedro Garrido Niño de la fragua, cante joven y largo para disfrutar en la distancia corta.

21.00 h. Sala Paúl

MARía bermúdez: 'chicana gypsy project'.

Californiana, de orígenes mexicanos, pero afincada en Jerez desde hace casi 20 años. Con esa mixtura corriendo por sus venas, María Bermúdez no podía traer esta noche al Festival de Jerez una propuesta al uso, enmarcada en parámetros convencionales. Con marcado carácter vivencial y repleta de múltiples acentos musicales y variopintas sonoridades, Chicana gypsy project es la propuesta que sube a Sala Paúl, dentro del ciclo De la frontera, en la primera de las jornadas en las que Villamarta mantendrá apagados sus focos. Con la dirección musical de Ildefonso de los Reyes, Pelé de Navajita, y la colaboración cantaora de Miguel Flores Capullo de Jerez, Bermúdez ha agotado las entradas para un espectáculo que define como "ecléctico" y "diverso", y para el que reclama que se acuda a disfrutarlo "sin prejuicios". "El flamenco es tan grande que se puede compartir con otras músicas; ya sabemos que lo puro está ahí y no va a desaparecer, siempre existirá, por lo que no hay que tener tantos prejuicios cuando se acude a algo nuevo", reflexionó ayer en rueda de prensa .

Tras poner de manifiesto "los sacrificios que tenemos que hacer los extranjeros para acercarnos al flamenco, por llegar a estar cerca de estas personas que nos inspiran tanto", Bermúdez viaja en su producción desde Estados Unidos -donde era cantante- hasta Jerez, "donde me he formado como bailaora y he intentado aprender el flamenco en profundidad". Esta fusión es lo que motiva a Bermúdez, que canta en inglés y en español con la sensualidad del 'blues' americano y baila con la fluidez y fuerza del flamenco más 'jondo'.

El elenco artístico de su heterogéneo espectáculo está conformado por el violín de Bernardo Parrilla; las voces de Miguel Rosendo y Juan Cantarote; la guitarra flamenca de Jesús Álvarez; la guitarra eléctrica de Lolo Bernal; la batería de Tato Macías; y el contrabajo de Paco Lobo. Una suma de músicos excepcionales para una aventura fuera de serie.

18.00 h. Centro Andaluz de Flamenco

'vivencias': matilde coral

A las seis de la tarde arranca el ciclo Vivencias. Con los micrófonos de Canal Sur Radio on air, el periodista Jesús Vigorra entrevistará a la maestra Matilde Coral, la máxima representante viva de la escuela sevillana. Esta nueva experiencia que oferta el Festival de Jerez, siempre atento a la búsqueda del reconocimiento de los grandes tótems del flamenco y la danza, es de acceso libre hasta completar aforo, y en ella Coral desnudará todas esas anécdotas más sorprendentes de décadas y décadas de baile y docencia en su escuela de Triana. Hablará la gran Matilde de su paso por el Duende, de su marido Rafael el Negro, de Farruco, de su Tratado de la bata de cola, de sus rodillas, de sus alumnas... En fin, un acercamiento a un libro abierto, a uno de los mitos vivientes que guarda el flamenco, y por supuesto la muestra jerezana de baile y danza española, como oro en paño.

19.00 h. Palacio de Villavicencio

ramón trujillo (toque) y pedro garrido (cante)

Tras abrir el ciclo Jesús Méndez, hoy toca escuchar en acústico a dos jerezanos de talento. El encargado de la primera parte del doble recital, dedicada a la guitarra, será Ramón Trujillo, que regresa a su ciudad natal tras una larga ausencia por enfermedad y después de recorrer numerosos escenarios internacionales. Feliz por la oportunidad, Trujillo avanzó que sólo ofrecerá toque desprovisto de más acompañamiento que dos palmas y un cajón. "Me gusta mucho la fusión pero ya que estamos aquí intentaremos hacer las cosas de aquí y lo más puro", profundizó. Taranto, rondeña, bulerías por soleá... 30 minutos a bordonazo limpio y la posibilidad de quitarse la espinita de tantos años de ausencia. "Espero que éste sea el principio de una gran amistad", dijo.

El 50 por ciento restante de actuación correrá a cargo de Pedro Garrido Niño de la Fragua, que de niño, ciertamente, tiene ya más bien poco. De hecho, como él mismo comentó, a sus 27 años, "quiero demostrar que ya no soy aquel niño que era, y quiero que esta oportunidad sirva para que se vea que voy madurando". Actuar sin microfonía es, a su juicio, "todo un reto" y "como no tenemos demasiado tiempo, iremos al grano pero con mucha seriedad". En este sentido, adelantó que su repertorio incluirá malagueñas, soleá, fandangos, alegrías y bulerías. Sobre su vinculación familiar y sus raíces cantaores, el nieto de Tío Juane, que considera "un regalo" su presencia esta tarde en Villavicencio, aseguró que "parto de mi familia, por supuesto, pero no me quedo ahí porque soy un buen aficionado y me abro a otros referentes cantaores a los que admiro, como Mojama, Manuel Torre, Pastora y Tomás Pavón...".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios