Gastronomía José Carlos Capel: “Lo que nos une a los españoles es la tortilla de patatas y El Corte Inglés”

Festival Cádiz Flamenco

Velázquez-Gaztelu: "En el flamenco estamos en la época de la creatividad"

  • El escritor presentó en la última jornada del festival Cádiz Flamenco su libro ‘De la noche a la mañana’, una visión de casi medio siglo de jondo a través de sus entrevistas

José María Velázquez-Gaztelu.

José María Velázquez-Gaztelu.

La primera entrevista flamenca que realizó José María Velázquez-Gaztelu (sí, el poeta de Arcos, sí el de Rito y geografía del cante, entre cientos de aportaciones más al periodismo cultural) fue en el año 1964, en Sevilla, y, en realidad, fue una no-entrevista. Me explico. Tres tardes estuvo sentado en el Bar Pinto, en plena Campana, con Pastora Pavón, Niña de los Peines. Tres tardes escuchando, libreta y lápiz en mano, cómo la inconmensurable gigante del cante empezaba un relato para, al cabo, perderse. Tres tardes pero no hubo manera. “Cuando empezaba a hablar, a los pocos minutos, ya estaba en otro lugar, ya estaba navegando en otra dimensión que no era la nuestra. Su memoria ya estaba herida”, se duele el hombre al que no se le ha escapado ningún artista del jondo más en su longeva carrera. Medio siglo que reúne en De la noche a la mañana, un libro que se presentó dentro de las actividades paralelas del Festival Cádiz Flamenco, que culminaba este jueves 12 de agosto su primera edición.

Entrevistas, artículos y poemas publicados entre 1972 y 2019, y con los más grandes del flamenco como protagonistas, articulan esta compilación que su autor no diseña sólo como un repaso a su carrera sino con el objetivo principal de “mostrar la diversidad del flamenco”. “De poner en el centro eso que siempre digo de que el flamenco es una vieja tradición en continuo proceso evolutivo; una evolución que se manifiesta de manera diversa y, de ahí, su riqueza”, explica.

Medio siglo de evolución, “de cambio”, que Velázquez-Gaztelu nos brinda “en la voz de los flamencos” con entrevistas a figuras de diferentes generaciones desde Caracol, pasando por Antonio Gades, el escritor José Manuel Caballero Bonald, Paco de Lucía, o Camarón hasta llegar a Israel Galván, Rocío Molina o Rocío Márquez. Todo ello desde la mirada de “testigo/protagonista” de Velázquez-Gaztelu a quien los flamencos consideran “un flamenco más”, recuerda.

Un flamenco con bagaje de maestro pero con la actitud “de discípulo”, siempre en constante aprendizaje, siempre con la mente abierta. “El flamenco, como decía Paco de Lucía en una de las entrevistas que le hice, es un arte muy potente, que tiene unas raíces muy profundas y una gran personalidad por lo que no va a dejar de ser flamenco aunque reciba otras influencias. Al contario, se va enriqueciendo”, apuesta el experto que sabe que estos contagios “siempre” han ocurrido en la historia del flamenco aunque, apostilla, “en esta época estas influencias son más viva, más continuadas y más visibles”.

De hecho, para Velázquez-Gaztelu, que dice que “cada época del flamenco tiene una característica definitoria”, ahora estaríamos “en la época de la creatividad”.

“Efectivamente, el flamenco se ha abierto muchísimo, se han abierto las puertas por parte de los flamencos ya que éstos han tenido una serie de experiencias con otras músicas, con otras manifestaciones artísticas como la literatura o la pintura. Los flamencos personas inquietas, que leen, que ven danza contemporánea, que viajan a otros países y, como artistas, todas esas situaciones despiertan su curiosidad y su creatividad con lo que influye directamente en la base tradicional del flamenco, afortunadamente, porque hace que sea una arte vivo”, celebra.

“Una de las dos o tres músicas más importantes del mundo”, referencia el escritor a Paco de Lucía con el que comparte esa visión “hermosísima” del flamenco por más que pasen (nunca pesan) los años. Y eso que De la noche a la mañana es uno de esos trabajos restrospectivos que funcionan como un espejo ante el tiempo. “Pero yo lo que veo cuando miro este libro es satisfacción. Yo estoy satisfecho por haberlo llevado a cabo, porque creo que es un documento que puede quedar para el día mañana, para las nuevas generaciones que puedan encontrar referencias. Y a nivel personal pues también porque en él se ve mi relación íntima con el flamenco. Yo he escrito libros de poesía, he ganado premios y, quizás a lo mejor por ello, por ser poeta, entiendo perfectamente el flamenco y, sobre todo, esta época que te decía de creatividad”, baraja.

Un momento que también vaticina dulce para la provincia de Cádiz. “Ahí tenemos a Marco Flores de Arcos, a Rancapino Chico en Chiclana, a María Moreno de Cádiz, a Jerez que es que no te puedo decir porque eso es un volcán continuo que expulsa música y baile...”, va enumerando Velázquez-Gaztelu que no se olvida del propio festival Cádiz Flamenco que ayer le dio su sitio porque “viene a reverdecer, a vivificar, a resucitar, si se quiere, esos conciertos que en tiempos se hacían en Cádiz y que le hacen tanta falta a la ciudad”, dice apostando por este grupo de jóvenes, “entre los que está mi sobrino” y que cree “que lo están haciendo bien”.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios