Patrimonio

El edificio hallado en la calle Barrocal es una vivienda medieval

  • Se trata del primer entorno doméstico de estas características que aparece en la ciudad con este alzado y estado de conservación

La puerta de la vivienda medieval localizada en la calle Barrocal 9-11. La puerta de la vivienda medieval localizada en la calle Barrocal 9-11.

La puerta de la vivienda medieval localizada en la calle Barrocal 9-11. / Julio González

El edificio medieval con cinco estancias de época almohade que fue localizado el pasado noviembre al hilo de los trabajos arqueológicos preventivos para la construcción de un nuevo edificio en un solar del número 9-11 de la calle Barrocal es finalmente una vivienda, la primera localizada hasta ahora en Cádiz en tal estado de conservación. Así lo confirma María Eugenia García Pantoja, gerente de la empresa García Pantoja María Eugenia S.L., entidad que está al frente de esta intervención que dirige el arqueólogo Isaac Legupín y cuya promotora es la Sociedad Cooperativa Andaluza, del arquitecto Gumersindo Fernández.

Precisamente, la documentación de un patio central en torno al que se disponen una serie de habitaciones les ha llevado a pensar a este equipo de arqueólogos que se trata de una vivienda. “Está dispuesto con una especie de galería que es lo que se denominaba el zaguán en época medieval”, asevera la arqueóloga María Eugenia García Pantoja.

Un hallazgo que se convierte hasta ahora “en la primera vivienda medieval localizada en Cádiz con este nivel de conservación y con este alzado, pues alcanza en general el metro y medio de altura y en algunas zonas incluso más”, asevera.

Así, entre los elementos propios del entorno doméstico, aparte del patio como zona común también figura la misma puerta de acceso a la vivienda, si bien, explica García Pantoja, no han logrado localizar el suelo de la casa “pues fue expoliado”.

Sí que ha permanecido en el solar a lo largo de los siglos abundante material cerámico del siglo XIII, aunque ninguna pieza ha aparecido intacta. Concretamente han salido numerosos fragmentos de cerámica de cuerda seca, “que es una técnica para decorar la cerámica típica de la época”, así como fragmentos de cerámica estampillada, además de mucho material asociado al ámbito doméstico medieval como pueden ser candiles, alcadafes –que son cazuelas— y ataifores —lebrillos–, entre otros muchos.

La aparición de este edificio en la zona aledaña a la plaza de Candelaria supuso toda una sorpresa para los arqueólogos, más aún cuando han descubierto que el edificio responde a una vivienda, pues en esta zona se encontraba el arrabal medieval, a las afueras del propio núcleo urbano del Pópulo. Tanto es así que “este entorno siempre han aparecido fosas o basuras con material medieval asociado, pero nunca una estructura similar”, explicó en su momento la arqueóloga. Por tanto, este hallazgo viene a completar la fisionomía del Cádiz almohade, del que existen varios vestigios en la ciudad.

Los trabajos en este solar a los que les faltan unos días para llegar a su punto y final comenzó con la intervención arqueológica preventiva con sondeo, y finalmente pasó a ser excavación en extensión, una vez que fue inspeccionado por la delegación provincial de Cultura de la Junta de Andalucía. 

A partir de aquí continuará la construcción del nuevo edificio de Barrocal 9-11, que tendrá cuatro plantas incluido el sótano y que se ha planteado en régimen de cooperativa y con fines turísticos, pues constará de 1 y 2 dormitorios y ofrece esta posibilidad a sus propietarios.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios