Negro sobre negro

Un detective en el Tercer Reich

  • Bernie Gunther, nacido como homenaje al mejor Marlowe, vive aventuras en un mundo peligroso y cambiante, de la República de Weimar a la caída nazi

Philip Kerr. Philip Kerr.

Philip Kerr.

Cínico y romántico. Sagaz, justiciero, atormentado, enamoradizo, crítico y honesto. Todo eso es nuestro protagonista de hoy: el policía y detective Bernie Gunther. Nacido de la espléndida prosa del tristemente desaparecido Philip Kerr, las novelas protagonizadas por este alemán, capaz de arremeter contra los nazis mientras mantiene alzada su mano derecha, nacieron casi como un homenaje al mejor género negro americano pero en un contexto histórico muy diferente, esa Alemania que observa casi con displicencia la llegada al poder de Hitler y que no termina de creerse las barbaridades de los camisas pardas y la SS por más que las tengan delante de las narices.

'Metrópolis'. 'Metrópolis'.

'Metrópolis'.

Para los amantes de la novela negra, Bernie Gunther es indispensable. Algo así como un Philip Marlowe berlinés que recorre de puntillas las intrigas palaciegas del Tercer Reich. Antes de su muerte, el escocés Philip Kerr dejó una última aventura del detective. En este caso el título escogido fue ‘Metrópolis’ y la acción se sitúa en las postrimerías de la república de Weimar, cuando el orgulloso pueblo alemán, llevado al límite tras la derrota en la I Guerra Mundial y el posterior Tratado de Versalles, intenta resurgir.

En principio, la saga de Bernie Gunther nació como trilogía, la denominada Trilogía Berlinesa o Berlín Noir. El primer título que apareció en 1989 llevó por título ‘Violetas de marzo’. Le siguieron ‘Pálido criminal’ y ‘Réquiem alemán’. Los dos primeros, ambientados antes del estallido de la II Guerra Mundial, narran las aventuras de un Gunther que enviudó en 1920 por culpa de la epidemia de gripe y que trabaja como detective privado investigando casos de desaparecidos, sobre todo judíos que han sido asesinados o enviados a campos de concentración. Acepta todo tipo de encargos excepto divorcios (ahí vemos otro guiño a Marlowe). En 1938 volverá a la Kripo como comisario para ayudar en la investigación de una serie de asesinatos de muchachas arias y terminará ingresando en las SS con el grado de teniente, pese a no haber pertenecido nunca al partido nazi.

Tras esas tres primeras novelas han llegado otras 11: ‘Unos por otros’, ambientada en Múnich en 1949; ‘Una llama misteriosa’, ambientada en Buenos Aires en 1950; ‘Si los muertos no resucitan’, ambientada en Berlín en 1934 y en La Habana en 1954, que le valió el premio RBA de Novela Policiaca;‘Gris de campaña’, ambientada en La Habana en 1954, con flashbacks en Berlín 20 años antes;‘Praga mortal’, ambientada en Berlín y Praga en 1941; ‘Un hombre sin aliento’, ambientada en la Oficina de Crímenes de Guerra de la Wehrmacht en 1943; ‘La dama de Zagreb’, ambientada en Berlín, Croacia y Suiza en 1942; ‘El otro lado del silencio’, ambientada en la Riviera Francesa, en 1956; ‘Azul de Prusia’, ambientada en 1939 y algunas escenas en 1956; ‘Laberinto griego’, ambientada en Munich y Atenas y por último la citada ‘Metrópolis’.

La Saga: El inspector John Rebus, un escocés de pura cepa

'La música del adiós'. 'La música del adiós'.

'La música del adiós'.

Y de un escocés a otro. De Philip Kerr a otro grande de la novela policiaca: Ian Rankin. En este caso el protagonista de sus novelas, al menos el que lo ha sido hasta su jubilación, ha sido John Rebus. Fumador empedernido, melómano y amante del whisky escocés, del bueno y del no tan bueno, Rebus ha protagonizado 17 libros desde aquel inicial y trepidante ‘Nudos y cruces’ hasta ‘La música del adiós’, cuando, con 60 años, cede el testigo a Malcom Fox, que ha sido quien ha protagonizado las últimas obras de Rankin, alguna de ella muy celebrada, como la titulada ‘Perros salvajes’ que le valió el Premio RBA de Novela Policiaca en 2015.

Rebus está divorciado de Rhona, con quien se lleva como el perro y el gato, y tiene una hija, Samantha, por la que se desvive, sobre todo después de que con 12 años fuera secuestrada por uno de los maníacos que odian a nuestro policía más brutote.

En las novelas de Rebus, con Edimburgo de fondo y buena música rock de los 70 como banda sonora, no falta la crítica política y social. Sus títulos han ido ganando consistencia y no escatiman ni la corrupción ni la violencia de un país con identidades tan marcadas. Algunos como ‘Black and blue’, ‘Uñas y dientes’ o ‘Una cuestión de sangre’ son muy recomendables para los amantes de este género.

Humphrey Bogart, como el detectiva Sam Spade en 'El halcón maltés' Humphrey Bogart, como el detectiva Sam Spade en 'El halcón maltés'

Humphrey Bogart, como el detectiva Sam Spade en 'El halcón maltés'

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios