Música

La canción que marca el nuevo rumbo de José Cabal

  • El cantante gaditano convence al público con ‘Autodestrucción’, un tema que ha triunfado en las plataformas digitales y que es el preludio de más creaciones

Imagen promocional del cantante gaditano José Cabal. Imagen promocional del cantante gaditano José Cabal.

Imagen promocional del cantante gaditano José Cabal.

Autodestrucción no es, ni mucho menos, la primera canción de José Cabal. Ni siquiera es la primera grabación de este músico, maestro de profesión, que nació en Cádiz en 1990 y que con su tema ha logrado en muy poco tiempo el respaldo del público en las plataformas digitales en las que se publicó la canción y en las que se aupó a las primeras posiciones de ventas. No es, pues, su primer trabajo musical, pero sí pretende ser el primer cimiento de un rumbo nuevo, de un camino distinto y quizás ahora más auténtico en su trayectoria discográfica.

Porque este gaditano formado en las aulas lasalianas de la Viña y Mirandilla, afincado en Sevilla porque su destino como maestro de la escuela pública está en Tomares, ya grabó un primer disco hace unos diez años, muy joven. De hecho, solo echa mano de aquellas canciones para recordar que no se siente identificado con ellas, aunque valora aquella oportunidad: “Son cosas que luego te sirven porque te vas descubriendo a ti mismo, pero verdaderamente no tiene nada que ver con las cosas que puedo hacer ahora”.

Durante una estancia en Londres, Cabal recibió una oferta para abrir en YouTube un canal con tintes más profesionales que el que entonces mantenía activo; incluso grabó en España un par de temas. Pero aquello, como el imberbe primer disco, tampoco cuajó.

Fue cuando marchó a Sevilla a estudiar Periodismo, tras haber cursado Magisterio, cuando Cabal empezó a dedicar más tiempo a la composición de otro tipo de temas “más potentes, más serios”. Fueron canciones con un estilo personal “más definido, más propio”, que además encontraron eco en el productor Alberto López, que escuchó varios temas y eligió Autodestrucción, la canción con la que ha irrumpido con fuerza en las plataformas digitales.

El gaditano explica qué ha querido transmitir con su canción: “Básicamente quería salirme un poco del típico tema amor y me centré en vivencias tanto personales como muy, muy cercanas, porque Autodestrucción, aunque tenga un ritmito muy pegadizo y de buen rollo, es un tema con un mensaje muy potente e incluso muy dramático. Trata de cómo te resta la autoestima este tema de buscar ligoteo en las redes sociales, del físico, de cómo salir a una discoteca con tus amigos y verdaderamente te sientes como ignorado, y te vas con cierto poso de fracaso. Sobre todo focalizado en el público gay, aunque se puede extrapolar a todos los públicos”.

La canción, de hecho, se encaramó muy pronto en los primeros puestos de las listas de las plataformas digitales, una situación imprevista desde luego para su protagonista: “Sinceramente, fue algo muy inesperado porque no habíamos tenido un plan estratégico de promoción y publicidad. Todo lo pensábamos a posteriori porque tampoco yo tengo un público tan potente a día de hoy para esto. Los primeros sorprendidos fueron ellos, la productora”.

Pero en la base de este éxito en principio poco previsible se encuentra, desde luego, el convencimiento de Cabal, y también de la productora que apostó por él, de hallarse en el camino correcto: “Yo confío en mí, y la gente con la que trabajo también confía en mí, pero es cierto que me abrumó llegar a ese punto de alcance, me sorprendió. A día de hoy no soy consciente. Sobre todo, por la reacción de la gente. Y ahora, los proyectos que siguen son bastante ambiciosos porque ya estoy para firmar con una discográfica, y vamos a sacar otro tema muy pronto que tiene que ver con el confinamiento. Habrá más canciones, pero quiero ir paso a paso”.

José Cabal reconoce que en cierto modo la canción se ha publicado en un buen momento para este tipo de iniciativas, porque a la ausencia de conciertos presenciales en salas y espacios públicos le ha venido a sustituir, como en otros apartados de la creación cultural, un potente movimiento de música de manera virtual a través de las redes sociales, de canales temáticos y de plataformas digitales, precisamente el vehículo con el que el gaditano ha arrancado su nueva etapa profesional. Aunque no cree que esta elección haya sido determinante para el éxito: “Lo que yo sí creo es que la situación ha beneficiado el tema del alcance del público. La gente está consumiendo mucha música, mucho internet y redes sociales en general, pero mucha música en particular. Sí creo que eso ha podido beneficiar el éxito, aunque tampoco creo que haya sido vinculante”.

Y además del nuevo trabajo discográfico, a punto de firmarse, José Cabal apuesta también por devolver el mundo de la música al indispensable contacto con el públicos, a los bolos, a los conciertos, hoy en el aire por lo imprevisible de la nueva situación de aforos limitados y, también, por la incertidumbre económica que dejará tocados muchos bolsillos –ya lo está haciendo– y que obligará al público a seleccionar sus gastos y preferencias. Pero José Cabal es optimista. Sabe, y lo reitera convencido y consciente, que aún no cuenta con un sendero consolidado para apostar por conciertos de inmediato, aunque precisamente ese “corto alcance” puede convertirse en un arma interesante para dar también el paso de cantar sus temas, Autodestrucción y los que vengan, en salas y teatros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios