Archivo Municipal Aparece una desconocida imagen del 'año de los tiros' de Cádiz

  • Una donación al Archivo Municipal permite descubrir un grabado del enfrentamiento del 7 de diciembre de 1868 en la plaza San Juan de Dios

Aparece una desconocida imagen del 'año de los tiros' de Cádiz Aparece una desconocida imagen  del 'año de los tiros' de Cádiz

Aparece una desconocida imagen del 'año de los tiros' de Cádiz / Lourdes de Vicente

Ni en los libros de Historia, ni en colecciones privadas, ni en archivos públicos... Son contadas (prácticamente ninguna) las imágenes de los enfrentamientos en Cádiz del que se conoció como el año de los tiros que hayan sobrevivido al tiempo. Por eso, la recreación de la batalla campal en la plaza de San Juan de Dios entre las tropas ciudadanas comandadas por Fermín Salvochea y los efectivos nacionales que tomaron la ciudad entre el 5 y el 8 de diciembre de 1868, que hace un par de meses llegó al Archivo Municipal, es una buena nueva.

Desde entonces, el director del centro, Javier Fernández Reina, y la técnico Carmen Gómez, que se ha encargado de estudiar el documento, andan entusiasmados con el grabado que llevó al Archivo de la calle Isabel la Católica el también técnico municipal Fernando Osuna García, que lo recibió de manos de Antonio Francisco Jácome Moreno, propietario de la imagen que había encontrado en el interior de un mueble de la casa de sus padres.

“A ellos, a Fernando y a Antonio Francisco queremos darles las gracias porque esta imagen es muy especial ya que nosotros no conocíamos gráficamente apenas nada de esos sucesos”, agradece Gómez que junto al director del Archivo muestra una imagen que, por sí sola, “cuenta mucho”.

Y es que, con bastantes detalles, el artista (¿desconocido hasta ahora?) reproduce una de las refriegas en la plaza consistorial (exactamente la del 7 de diciembre) con un Ayuntamiento tocado con una pancarta que advierte ¡Viva la República Federal! (hay que recordar que el Consistorio había sido tomado por estas tropas ciudadanas republicanas) y flanqueado por diversas casas desde las que se intuyen tiradores apostados. El centro de la plaza, repleto de soldados vivos y muertos (hasta un pobre herido en parihuela), toma casi por completo el grabado en el que se incluyen una serie de hitos que señalan las barricadas, el Ayuntamiento, la iglesia y hospital de San Juan de Dios o la Catedral.

La técnico Carmen Gómez y el director del Archivo Municipal, Javier Fernández Reina, con el grabado. La técnico Carmen Gómez y el director del Archivo Municipal, Javier Fernández Reina, con el grabado.

La técnico Carmen Gómez y el director del Archivo Municipal, Javier Fernández Reina, con el grabado. / Lourdes de Vicente

Y justo son esas leyendas las que vienen a consolidar un poco más la hipótesis de la investigadora sobre la autoría del dibujo. Una teoría que Gómez articuló a través de un anuncio de la época recogido en Diario de Cádiz. “Días después de los sucesos, exactamente el 24 de diciembre de 1868, en vuestro periódico apareció un anuncio de un establecimiento que estaba en la calle San Francisco, 36 que decía así “por cuatro reales, la verdadera vista del ataque a San Juan de Dios con todos sus cadáveres”, por lo que pensé que esta imagen respondía más que bien a ese llamado”, explica la técnico que “tiró del hilo” del establecimiento, que resultó ser una tienda de fotografía “propiedad de un tal Joaquín Boscasa que, a su vez, era empleado en el Cuerpo de Ingenieros, donde dibujaba mapas y planos”, valora la técnico que ve en Boscasa un gran candidato al que atribuir la obra.

Anuncio aparecido en Diario de Cádiz el 24 de diciembre de 1868. Anuncio aparecido en Diario de Cádiz el 24 de diciembre de 1868.

Anuncio aparecido en Diario de Cádiz el 24 de diciembre de 1868.

“De todas formas –apunta también Fernández Reina– existe una fotografía sobre este momento, que sabemos de ella por citas pero no la hemos visto. Pero al parecer, la fotografía original no tenía tanta acción y se le añadieron después, dibujada encima, muchos más, digamos, accesorios. Así que también pudiera ser que este grabado sea una reproducción de aquella fotografía enriquecida”.

De todas formas, bien sea obra de Joaquín Boscasa, bien sea una copia de aquella fotografía trucada, el grabado que ha llegado a las dependencias del Archivo –un documento que estaba en muy malas condiciones, rasgado, a trozos, y que Carmen Gómez ha consolidado con destreza– es una imagen inédita, desconocida, al menos, para la gran mayoría de público, que relata uno de los episodios más sangrientos vividos en la ciudad donde en cuatro días murieron medio centenar de personas, otras 200 resultaron heridas y más de 30.000 salieron huyendo de la ciudad.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios