Cultura

Un año sin Chano Lobato

  • Aniversario silencioso de la muerte del artista que enarboló la bandera de los cantes de Cádiz por todo el mundo

Andalucía se levantó la mañana del lunes santo del pasado año con los ojos llorosos. La vida de Chano Lobato, Chano de Cádiz, expiraba la madrugada del domingo dejando al cante gaditano huérfano, hiriendo de muerte a la Semana Santa de la ciudad, cubriendo a su barrio, el de Santa María, de sombras, y la calle Ganso de Sevilla, donde vivía, con un manto de tristeza y de nostalgia. El tío Chano se iba y, con él, una forma de vida. Un tiempo. Mañana se cumplirá un año de la pérdida. Un día que se aventura silencioso. Vacío de actos aunque lleno de recuerdos para los que amaron al cantaor.

"La herida sigue abierta", dice el que fue su representante en los últimos veinte años, Antonio Benítez. "No lo olvidamos", reza el presidente de la asociación de vecinos Las Tres Torres, del Barrio de Santa María, José Rodríguez. Son sólo dos declaraciones que representan el sentimiento de toda una afición, la flamenca, y de todo un pueblo, el gaditano.

Así, desde la muerte del patrono de los cantes de Cádiz el pasado 5 de abril de 2009, diferentes entidades quisieron contribuir a honrar la memoria del maestro del tirititrán con distintos actos celebrados a lo largo del año y que tuvieron su cenit seis meses después en una gala celebrada en el Gran Teatro Falla.

El concierto, organizado por la Agencia Andaluza para el Desarrollo del Flamenco con la colaboración de Diputación y el apoyo del Ayuntamiento, reunió sobre las tablas a cerca de una veintena de artistas de la tierra con la aparición sorpresa de Miguel Poveda que cantó para la bailaora y copresentadora del acto Matilde Coral.

Una noche mágica la de aquel miércoles de octubre que, realmente, llegó a poner el punto y final a los homenajes a la emblemática figura gaditana. "Nosotros hubiéramos querido hacer una cosita ahora que se hace el año pero los presupuestos nos han llegado tarde, así que vamos a prepararle un acto dentro de nuestra semana cultural que va del 20 al 22 de mayo", adelanta el presidente de Las Tres Torres, gran amigo del cantaor.

La asociación de vecinos es una de las pocas entidades que ha confirmado la realización de alguna actividad en recuerdo del artista tras un año de su muerte. Y es que, desde su fallecimiento, la entidad vecinal ha estado muy implicada en la labor de mantener viva la llama que prendió el cante del intérprete.

Ya en su semana cultural del pasado año, Las Tres Torres dedicó una misa flamenca al alma de Juan Miguel Ramírez Sarabia y participó activamente en la petición y colocación de un busto del cantaor en la plaza de la Merced. Escultura que realizó José Antonio Barberá y que fue inaugurada en mayo. Un mes antes, también estuvieron presentes con la familia el día que una parte de las cenizas de Chano fueron esparcidas en la playa de Santa María del Mar.

Con esas cenizas voló el eslabón perdido entre el pasado y el presente del flamenco gaditano. Por eso, al día siguiente de su muerte, las banderas de Ayuntamiento y Palacio Provincial ondeaban a media asta y, por eso, se colocó un libro de condolencias en el Consistorio. Porque se iba uno de los grandes.

Marchaba en una Semana Santa triste. La peña La Perla de Cádiz realizó una donación floral a su nombre en el paso del Nazareno, cuyos cargadores dedicaron la primera levantá al cantaor.

La Cátedra de Flamencología aguardó una semana para organizar un encuentro con familiares y amigos. Una charla emotiva que se desarrolló en el centro flamenco municipal de La Merced. Un enclave que en el mes de mayo acogió la exposición fotográfica 25 años de Chano Lobato en Madrid, de Paco Manzano, que fue organizada por la Asociación de la Prensa de Cádiz.

Ciclos y actividades flamencas de la ciudad homenajearon al artista como los Jueves Flamencos de la peña Enrique el Mellizo y la presentación del cartel del Concurso de Baile por Alegrías de La Perla.

También se anunciaron proyectos. Que se quedaron en eso. Proyectos. Como la creación de la Fundación Chano Lobato para apoyar a jóvenes flamencos. Una iniciativa que alimentada por el Ayuntamiento buscaba el apoyo de Diputación, Junta y de colaboradores privados como Unicaja.

Un año sin Chano. Un año de actos. ¿Suficientes? Juzguen ustedes. Un año. Y los que quedan.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios