'Vínculos' de Carlos Cortés Bustamante Memoria y compás

El músico Carlos Cortés Bustamante El músico Carlos Cortés Bustamante

El músico Carlos Cortés Bustamante / Julio González

La música es memoria y compilación de todos los ritmos del universo, de la tierra y de las estrellas, del interior y del espacio abierto. A estas correspondencias le llamamos Vínculos, como el último disco de Carlos Cortes Bustamante, un serio trabajo de indagación en los elementos rítmicos más hondos de su formación como compositor e intérprete, desde donde urde un rico tapiz con sus más delicados hilos sonoros.

Vínculos es un modo de bucear a través del tiempo en las tradiciones para abolir compartimentos y experimentar la libertad: ritmos diversos que proceden de mundos aparentemente distintos se reúnen de forma natural en un solo latido que, a su vez, acoge y agradece la disparidad de sus orígenes. Ecos andalusíes, africanos, latinos, sefardíes o americanos acuden a una cita musical concertada especialmente por el jazz y el flamenco, que son las fuentes primordiales de Carlos Cortes.

Sin embargo, tanto los convocantes como los convocados trascienden sus respectivos patrones, dejando atrás todo lo accesorio y anecdótico para convertirse en sonido propio y en el resultado creativo de un músico completo que ha perseguido la esencia del ritmo allí donde estuviera —lo mismo en Cuba, Senegal o Cádiz—, con el fin de encontrar en ella la razón y el sentido de la vida.

La guitarra de Cortés Bustamante descubre en este disco ritmos nuevos y emana al mismo tiempo del puro ritmo, quizás como consecuencia de la fina agudeza del autor como percusionista, para quien las seis cuerdas —siguiendo las enseñanzas de Manuel de Falla— constituyen la base primordial y rítmica de aquello que su paisano gaditano llamaba “el cante primitivo andaluz”. De ahí que Vínculos sea memoria, homenaje y compás.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios