DIARIO DE CÁDIZ En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

literatura

Los Toruños acoge esta tarde la presentación de la novela 'Los crímenes del parque'

  • El paraje natural sirve de escenario a la trama de misterio que desarrolla Hugo Andrés Castro 

El parque de los Toruños como escenario principal de una serie muertes y agresiones sexuales en la trama que propone Hugo Andrés Castro en Los crímenes del parque, publicada por la editorial gaditana Cazador de Ratas. Un paraje que acoge también la presentación de una novela que su autor define como “geográfica o de territorio”. El parque de la Bahía es un escenario habitual para el propio escritor, hecho que facilita “muchísimo la labor a la hora de contar una trama ficticia –explica–. Conozco bien los Toruños a nivel deportivo, de ocio, de familia... Si puedo jugar a la novela en él es porque lo conozco a fondo: los ecosistemas, la playa, el pinar, el río, incluso la misma gestión. Además, podemos recordar que, antes de consolidarse como espacio de ocio, era un lugar más bien oscuro, que hacía de vertedero, de lugar para la prostitución...”

“Creo que precisamente por ser un entorno tan alejado de lo que solemos asociar con lo criminal, puede ser un escenario maravilloso –desarrolla Castro–. Primero, porque te sientes más cómodo pintando una historia negra en un espacio de luz: no asocio la realidad con la ficción, hay una frontera clarísima entre ambas. Por otro, porque soy un enamorado de este espacio”.

También le son familiares el mundo del deporte y de los corredores, otro de los referentes de la novela: “Siempre es más cómodo contar una historia de ficción con pilares asentados en claves que conozcas: de hecho, no se me ocurriría escribir una historia de lo que fuera hablando de un entorno que no me llama ni conozco a la perfección”.

Como muchas primeras novelas, Los crímenes del parque desvela por dónde van las lecturas de su autor: novela histórica y negra francesa y escandinava, con mención especial a Lorenzo Silva entre los autores nacionales, en un relato que viene “a reflejar la realidad del entorno de Valdelagrana y Puerto Real”.

“Es verdad eso que dicen del trance de los escritores –indica–, porque creas un mundo paralelo y te sumerges por completo en él. Es una parte muy íntima, que tiene mucho de exploración, de viaje interior. La experiencia de la escritura es maravillosa”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios