Cultura

Recuperar la memoria del héroe y la tragedia de 'El paseo de los canadienses'

  • Se proyecta el documental sobre la masacre durante la Guerra en la carretera Málaga-Almería

El cartel de 'El paseo de los canadienses'. El cartel de 'El paseo de los canadienses'.

El cartel de 'El paseo de los canadienses'.

8 de febrero de 1937, caída de Málaga, 150.000 personas huyen de los horrores de la Guerra en dirección a Almería, un éxodo que se convierte en uno de los mayores dramas humanos del Golpe de Estado y de la Guerra Civil que provocó este levantamiento antidemocrático y que como en todos lo momentos oscuros de la historia universal dejó un héroe, el doctor Norman Bethune. La historia de este hecho silenciado durante décadas es la protagonista del documental El paseo de los canadienses, una cinta que se podrá ver esta noche, a partir de las 21.30 horas, en el patio central de la Diputación de Cádiz.

La proyección de este trabajo, dirigido por Miguel Ángel Hernández Arango y patrocinado por las diputaciones de Cádiz y Málaga, se enmarca dentro de la programación de actividades paralelas del seminario Historiografía(s), discurso(s) y retórica(s): de Cádiz a la España imperial. El franquismo correspondiente a la 69º edición de los Cursos de Verano de la Universidad de Cádiz.

El objetivo del documental El paseo de los canadienses es dar a conocer lo que para muchos fue la acción más bárbara de entre las muchas que se cometieron en la Guerra Civil Española. Un suceso que ha permanecido en el olvido durante décadas por el sentimiento de culpa de uno y otro bando, unos por lo que hicieron y otros por no haberlo impedido. Además de un necesario ejercicio de memoria histórica y reparación moral de una injusticia, el documental recoge los testimonios de algunos de los pocos supervivientes que aún quedan con vida de esta tragedia, antes de que sus recuerdos se pierdan para siempre.

De esta forma, el documental cuenta con los testimonios de Ana Leyva, Consuelo Torres, Adela Molina o Salvador Guzmán, supervivientes de la huida que eran niños o adolescentes cuando sucedieron los acontecimientos.

El otro objetivo de la película es que los andaluces conozcan la figura del doctor Norman Bethune, muy conocido en su país de origen, Canadá, y un héroe nacional en China, donde las estatuas en su nombre adornan las principales ciudades del país. Así, a pesar de que la labor humanitaria de Bethune comenzara en España y nuestro país marcara para siempre su biografía, su nombre es completamente desconocido para la mayoría de nosotros, incluso para los historiadores más avezados.

Y es que el médico canadiense Norman Bethune, que durante cuatro jornadas ayudó a evacuar hasta Almería a cientos de refugiados, y su ayudante, Hazen Sise, no solo salvaron la vida de muchos malagueños, sino que además tomaron las únicas imágenes de la tragedia. Veintiséis fotografías sin las cuales este crimen habría permanecido para siempre en el olvido.

El documental cuenta con el asesoramiento del historiador valenciano Carlos Guijarro, quien conoció esta historia por casualidad, cuando paseaba un día por el paseo marítimo del Rincón de la Victoria (Málaga) y se topó una placa conmemorativa en homenaje a Norman Bethune. Guijarro desconocía la relación del médico canadiense con aquella playa de Málaga y, picado en su orgullo de historiador, comenzó a investigar y se encontró con los espantosos sucesos que siguieron a la toma de Málaga por las tropas franquistas en 1937.

Fue entonces cuando le vino la idea de dar a conocer estos hechos, pero no de la manera que se había hecho hasta ahora, escribiendo libros que solo leerían historiadores expertos, sino de un modo que pudiera llegar a todo el mundo, al gran público. Así nació el proyecto más importante de su vida: escribir y dibujar el mismo un cómic que narrara lo que ocurrió hace 80 años en la carretera Málaga-Almería: El paseo de los canadienses.

El documental recurre a este cómic para ilustrar algunos de los momentos más dramáticos de aquella huida, sobre la que no hay testimonios gráficos más allá de las fotografías de Bethune, que fueron tomadas con posterioridad a los ataques contra la población civil.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios