Cultura

Manuel Vicent abre esta tarde una cita dedicada a Miguel Hernández

  • El escritor levantino pregonará esta tarde, en el Baluarte de la Candelaria, la XXV edición de la Feria del Libro de Cádiz · Javier Cercas, Ángeles Caso, Juan Cruz o Liberto Rabal participarán en el encuentro

Cuando se observan todos los factores desde la distancia del siglo, uno concluye que difícilmente podría haberse producido una figura más icónica. Si un departamento de marketing o un grupo de guionistas hubiera querido poner en pie la encarnación del poeta idealista, autodidacta, asombrado, doliente de justicia y víctima de la oscuridad, habría parido algo muy semejante a lo que fue, a lo que es, Miguel Hernández. Al mismo lord Byron le hubiera encantado firmar su biografía -cualquier cosa con tal de envenenarse de eternidad- o, al menos, inventar su personaje.

La poesía de Miguel Hernández es la poesía del deslumbramiento, del sentido del duelo y del sentido de la maravilla. El poeta de Orihuela puso en negro sobre blanco la verdad de las tres heridas. Que la muerte es sólo una úlcera y que amor y vida son bien capaces de dejarte rabiando de placer, sí, pero también de pena, o de ansia.

Como producto, decíamos, no pudo haber disfrutado de mejor diseño. Comenzó a escribir versos con sus tibios quince años, sus primeros intentos -imaginamos- de traducir el mundo. La figura paterna se antoja en revés, en enfrentamiento. Fue el padre quien rechazaría la beca que le ofrecían los jesuitas para continuar el Bachillerato y quien se limitó a encogerse de hombros cuando le comunicaron su muerte. Cuidando el ganado para contribuir a la economía familiar, Miguel Hernández lograría uno de los hitos iconográficos asociados a su persona: el del "poeta pastor". Et in Arcadia ego. Aunque no exactamente cierta, sí ha resultado una imagen tremendamente evocadora.

El nombre de Hernández se asocia con la Generación del 27 y, en ocasiones, dado el carácter social de muchos de sus versos, con la del 36. Entre sus amistades se encontraban Rafael Alberti, Luis Rosales, Vicente Aleixandre o Pablo Neruda. Al estallar la Guerra Civil, Miguel Hernández -que había formado parte de las Misiones Pedagógicas- se incorpora al Ejército Popular de la República. Se casaría con su novia, Josefina Manresa, en mitad del conflicto, y tendría dos hijos, de los que sobreviviría uno. Y muere joven, a los 31 años, enfermo de tuberculosis en la cárcel de Alicante.

Y si su vida parece responder a un plan narrativo perfecto, no resultan menos convenientes los títulos de sus obras, de gancho editorial imbatible: Perito en lunas, El rayo que no cesa, Viento del pueblo, El labrador de más aire, Cancionero y romancero de ausencias, El hombre acecha. Cualquier autor rezaría hoy en día porque la inspiración sellara así la piel de alguna de sus obras.

Protagonista cultural de este año, Miguel Hernández presta su rostro y sus palabras a numerosas citas, entre ellas, esta Feria del Libro de Cádiz o su homóloga sevillana. En la capital gaditana, el poeta protagonizará distintos actos a lo largo de la fiesta del libro.

El próximo miércoles, Antonio Santos presentará el libro Miguel Hernández. 25 poemas ilustrados, de la editorial Kalandraka. Esa misma tarde -presentados por el periodista de Diario de Cádiz, Pedro Espinosa- tendrá lugar una mesa redonda en torno al poeta a cargo de José Luis Ferris -premio Adonais de Poesía y Azorín de Novela y autor de numerosos títulos acerca de Miguel Hernández -, el actor y director Liberto Rabal -que encarnó al poeta alicantino en una producción de dos capítulos para Televisión Española- y el escritor Juan Cobos Wilkins -creador de la Fundación Juan Ramón Jiménez y director de su casa-museo-. Diversos talleres infantiles darán a conocer, además, los versos de Miguel Hernández entre los más pequeños.

Convocados bajo el recuerdo al poeta icono, a la cita gaditana con el libro acudirán otros nombres protagonistas, entre ellos, los de Fernando Iwasaki, Javier Cercas, Juan Cruz, Juan Luis Cebrián -dentro de las Presencias Literarias de la UCA-, Ángeles Caso o el muy mediterráneo Manuel Vicent, que abrirá con su pregón esta tarde un encuentro que se extenderá hasta el próximo día 16.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios