Cultura

Malú y su emoción se entregan a la Bahía

  • Más de 6.000 fans de la joven artista se dieron cita en el Estadio Iberoamericano en la única parada en la provincia del 'Tour Sí' La madrileña lo dio todo en un espectáculo de más de dos horas

La Bahía de Cádiz tenía ganas de volver a albergar un concierto de María Lucía Sánchez, Malú, después de que sus últimas giras se acercaran tímidamente hasta la provincia. El lugar escogido fue el Estadio Iberoamericano de San Fernando, ubicado en el complejo comercial de Bahía Sur, y la fecha el pasado viernes a las 22:30 horas.

Más de 6.000 maluleros y maluleras, tal y como son conocidos los fans de la joven artista, se acercaron hasta este emplazamiento para disfrutar de lo que sin lugar a dudas fue toda una lección de lo que debe ser un verdadero artista. Casi dos horas y cuarto de puro directo le sirvieron a Malú para reafirmarse como una de las cantantes más importantes y completas del panorama actual nacional, los siete músicos que la acompañaron y la escenografía hicieron el resto.

Con una puntualidad pocas veces vista en un concierto de estas características la música comenzó a sonar acompañada por un juego de luces que le dio una gran espectacularidad a la salida de la artista, enfundada en un ceñido mono negro con pedrería negra que le dio, aún más si cabe, un brillo especial. Ni un paso atrás, de su nuevo CD, , fue el tema con el que comenzó el concierto, gritando en medio de la actuación un sonoro "San Fernando". Después de Te conozco desde siempre, el tema con el que prosiguió el Tour Sí, confesó su alegría por volver a ver a San Fernando.

Cuanto más avanzaba el espectáculo el público se fue entregando más, acompañando a Malú cuando ésta les ponía el micrófono, como en Deshazte de mí. Me quedó grande tu amor, y Voy a quemarlo todo, interpretación acompañada por un visual que hacía referencia a la temática del tema, fueron las canciones que finalizaron el primer bloque del show.

Tras un breve descanso la cantante volvió al escenario con un primer cambio de vestuario, dejando el mono ceñido por un traje holgado de cuero, que le sirvió para dar lo mejor de sí sobre el escenario. Me fui, Que nadie, A esto le llamas amor, El apagón, Desaparecer, Ni un segundo, o Devuélveme la vida, fueron cobrando vida gracias a la energía que no dejó de derrochar durante las dos horas y cuarto de espectáculo tanto la joven artista como el público repartido por todo el Estadio Iberoamericano.

Quién y ¿Qué más me da? se fueron sucediendo hasta uno de los momentos más emotivos de la noche, con una luna llena rebosante de energía y un último cambio de vestuario Malú emocionó a los asistentes con una brillante interpretación de Ángel caído, momento en el que el público aprovechó para recordar la figura de Paco de Lucia. Con Te voy a olvidar, Ahora tú, Sólo el amor nos salvará, Vuelvo a verte, y el primer single de , A prueba de ti , la artista finalizaba el segundo bloque de un show que había conectado desde la primera melodía con todos los maluleros y maluleras que habían pasado varios días a la intemperie para ver en primera fila a su ídola.

Una versión desnuda a piano de Aprendiz, el tema que la lanzó a la fama, comenzó la última parte del concierto, la que puso el broche de oro a una noche especial. No voy a cambiar, y Toda, sirvieron para hacer creer que el concierto había finalizado, hasta que Malú volvió a salir para interpretar Blanco y Negro, momento en el que su club de fans alzó corazones blancos y negros, respondiendo la artista con un "muchísimas gracias". Como una flor, una canción que habla sobre la libertad de amar a quien se quiera, finalizó uno de los espectáculos más ambiciosos de una de las artistas más completas del panorama musical actual.

Una Malú emocionada y la frase "San Fernando, espero volverte a ver muy pronto" fueron el final de la única parada gaditana del Tour Sí.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios