Cultura

Llopis vuelve a Santa Catalina con una selección de arte contemporáneo

  • 'Gráfica Contemporánea Iberoamericana' presta especial atención a la obra del mexicano Francisco Toledo · La Fundación José Félix Llopis lleva por tercera vez a la fortaleza parte de su colección

El castillo de Santa Catalina acoge actualmente dos exposiciones casi opuestas pero procedentes, ambas, del mismo fondo: el del coleccionista José Félix Llopis , que ha atesorado a lo largo de su vida las más de 1.000 piezas de alberga su Fundación. Tanto la muestra de Pintura colonial cuzqueña -con piezas procedentes de la América colonial en los siglos XVI y XVII- como Gráfica Contemoporánea Iberoamericana -una selección de la mejor producción actual en los "países de allá"- responden, sin embargo, a un mismo objetivo: dar a conocer el pulso artístico de esos territorios que nos son, a la vez, tan comunes pero tan desconocidos.

En la inauguración de la muestra -en la que también estuvo presente el concejal delegado de Cultura, Antonio Castillo-, Teófila Martínez apuntó que "este tipo de cooperación (por la desarrollada con José Félix Llopis) es una muestra de lo que pretendemos seguir haciendo después del Bicentenario: conseguir que Cádiz siga siendo un lugar de encuentro para los creadores iberoamericanos". No en vano, el propósito último de la colección Llopis es "dar a conocer la vasta producción artística iberoamericana", indicó la alcaldesa.

Ana Llopis, sobrina del coleccionista, destacó que todas las exposiciones realizadas desde la Fundación en colaboracion con el Ayuntamiento suponen un "ejemplo del compromiso de Cádiz con su condición de Capital Cultural de Iberoamérica".

"De alguna forma -explicó-, estas piezas llegan ahora a su casa natural. No sólo Cádiz es un nexo y reflejo de Iberoamérica, sino que el propio castillo de Santa Catalina resulta un escenario inmejorable: su planta pentagonal se reprodujo luego en numerosas ciudades del otro lado".

En total, cincuenta y cinco obras de diez creadores latinoamericanos configuran esta muestra que podrá verse hasta el próximo 15 de junio y que está dedicada, especialmente, a la figura del artista mexicano Francisco Toledo. "El pintor de Oaxaca es, indiscutiblemente, la estrella de esta exposición -prosiguió Ana Llopis-. Un autor que ha prestado especial atención en sus trabajos a la flora y fauna mexicanas y, sobre todo, a la figura de la iguana que se ha considerado tradicionalmente fuente de alimento, de inspiración y magia". Llopis destacó, además, la vocación didáctica del autor, que ha "creado una Escuela de Arte en Oaxaca y que cuenta con una de las mejores bibliotecas gráficas y de diseño en el mundo".

La mitad de las piezas que pueden contemplarse en Santa Catalina están, de hecho, firmadas por el artista mexicano, un autor que ha cultivado la pintura, la escultura, la cerámica, y que ha tratado de llegar a un acuerdo en su obra entre las viejas técnicas de producción artísticas y las más vanguardistas. Destaca también su labor como editor, siendo autor de diversos libros de grabados, entre ellos, Zoología fantástica (1997) -inspirado en textos de Borges- o un Insectario. Y, en efecto, entre las piezas que muestra la Fundación Llopis se encuentran varias de sus iguanas antropomorfas pero, también, distintos grabados de animales -Lobo, Gacela y cocodrilo, Tortuga- y láminas de delirio erótico.

Y de México proceden la mayoría de autores que integran la muestra -junto a Francisco Toledo, Gilberto Aceves Navarro, Gustavo Monroy, Gabriel Macotela o Alejandro Alamilla-, que cuenta además con obras de Laura del Río y Alejandro Corugeira (argentinos), del panameño Guillermo Trujillo o del venezolano Hector Poleo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios