Espectáculo flamenco en el Gran Teatro Falla

‘Guerrero’ y la lucha de sentimientos

  • El bailaor Eduardo Guerrero presenta el espectáculo que se podrá ver en el Teatro Falla el 23 de noviembre

  • Anabel Rivera, May Fernández y Samara Montañez le acompañan al cante

El bailaor Eduardo Guerrero con el cartel de su espectáculo 'Guerrero' en el Espacio Creativo Flamenco David Palomar. El bailaor Eduardo Guerrero con el cartel de su espectáculo 'Guerrero' en el Espacio Creativo Flamenco David Palomar.

El bailaor Eduardo Guerrero con el cartel de su espectáculo 'Guerrero' en el Espacio Creativo Flamenco David Palomar. / Lourdes de Vicente

Tres sillas, prendas colgadas, tres cantaoras, dos guitarristas, un bailaor. Y un linóleo que delimita “el ring”. Una lucha. Guerrero contra Guerrero. Batalla de emociones, lucha de sentimientos. El hombre y sus mujeres: la madre, la amante, la amiga... A esta gesta contada desde el flamenco nos invita el bailaor gaditano Eduardo Guerrero en un espectáculo tan personal que se nombra con su apellido y que podrá verse el próximo 23 de noviembre en el Gran Teatro Falla.

“Aunque este espectáculo tiene como primera baza mi apellido principalmente desde donde se crea y desarrolla la obra es en la relación con las mujeres de mi vida con las que me engarzo en una lucha de sentimientos”, explica el artista en el Espacio Creativo Flamenco David Palomar durante la presentación de este Guerrero “manipulado” y “manejado” en el escenario por las cantaoras Anabel Rivera, May Fernández y Samara Montañez.

Cantaoras que en este montaje no asumen el papel clásico en la escena (“yo no las quería sentar, ni que estuvieran poco visibles en el atrás”, asevera) sino que las “mueve” y “pasea” por las tablas entablando con el bailaor una estrecha relación cante-baile (“esto nos hace disfrutar a todos mucho más, a ellas, a mí y al público, por supuesto”, valora) que funciona, ¡vaya si funciona!, a tenor de los reconocimientos cosechados por el montaje como el Premio del Público del Festival de Jerez o una nominación a los Max, entre otros.

“Los premios están muy bien pero, a riesgo de parecer un tópico, para mí el verdadero premio es, como ha pasado con esta fecha en el Falla, que pongas a la venta las entradas y ya sólo quede Paraíso. Es decir, que la gente responda, que quieran seguir viéndonos. De hecho, mira en el Festival de Jerez, el premio no me la da ningún crítico, me lo da el público y esa es la mayor satisfacción y orgullo que a uno le pueden dar”, reflexiona Guerrero con esa palabra (y sentimiento) prendida en los labios: orgullo.

Porque es “un orgullo” volver al Falla, porque es “un orgullo” hacerlo acompañado por artistas gaditanos (las tres cantaoras y los guitarristas Juan José Alba y Javier Ibáñez) y porque es “un orgullo” presentar a Guerrero ante los medios de comunicación en un espacio como el que tienen en la plaza de las Viudas Anabel Rivera y David Palomar, “porque así somos nosotros, porque estamos convencidos de que Cádiz es cuna de arte y aunque nos cierren espacios nosotros volveremos a abrirlos”, reivindica el bailaor y coreógrafo que sólo tiene palabras de respeto y cariño para sus compañeras sobre el escenario.

Admiración de ida y vuelta, a tenor de las palabras de Rivera, que destaca “la generosidad” del creador de Guerrero que ofreció “total libertad” a las cantaoras para elegir entre los estilos del espectáculo los que las hicieran sentir “más cómodas”. “Yo sé que la pega es que charlamos mucho y en los ensayos nos tiene que reñir, pero lo hace con mucho cariño, pero es verdad, es que no nos callamos...”

Eduardo explota en risas (“¡pero más charlo yo!”) y abraza a una de sus partenaires al tiempo que explica que “la generosidad es de ellas, que me dan todo en el escenario” con lo que se ha podido permitir “jugar mucho con los cantes, hilar mucho, engarzar unos con otros, meter mucho ritmo al montaje”, confiesa.Y es que los espectadores tendrán con Guerrero “de todo”, “es muy completo”, aseguran bailaor y cantaora que detallan algunos de los palos con los que se conforma este espectáculo que en Cádiz se enmarca dentro de la programación del próximo Festival de Música Española de Cádiz. “Habrá fandangos, fandangos del Gloria, granaína, verdiales, malagueñas, caña, seguiriya, una nana, alegrías, cuplés por bulerías...”, enumeran.

Un montaje que desde que se estrenara en Cádiz, en el Palacio de Congresos, hace algo más de dos años (el 16 enero de 2016) ha ido ganando “en afianzamiento y seguridad”. “Realmente desde su estreno no hemos cambiado nada, los estilos son los que son y la coreografía también pero sí puedo decir que se ha engrandecido porque nosotros hemos crecido en seguridad en la manera de interpretar cada número”, decide el artista “loco”por que llegue el día 23 para que sus paisanos puedan volver a disfrutar de su Guerrero.

Experiencia 'Canalla'

A pesar de que fueron “todo un éxito” de público y de que la idea le sigue pareciendo “muy adecuada para un festival”, Eduardo Guerrero, por ahora, no volvería a embarcarse en la organización de las Noches Canallas con las que se cerraban las veladas del I Festival Cádiz es Flamenco que se celebró en el pasado mes de septiembre.

“Sinceramente, yo quería formar parte del primer festival flamenco de Cádiz de alguna manera y como ya tenía esta fecha en el Falla no podía actuar y sólo dirigí el espectáculo de la plaza España. Me embarqué en esta idea de las Noches Canallas porque los grandes festivales tienen sus trasnoches pero la verdad que en cuestión de producción no salió todo como esperaba pero, sin embargo, los artistas se portaron increíble y el público también que respondió estupendamente, incluso, cuando después nos fuimos al ECCO. Ojalá que siga existiendo un experiencia así en el festival y que se perfeccione”, recomienda.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios