Cultura

Los 'Gigantes Imaginarios' se hacen dueños de los rincones de Cádiz

  • La joven ilustradora María Gómez expone por primera vez en solitario en el Castillo de Santa Catalina

  • La exposición se podrá visitar hasta el próximo 30 de septiembre

Comentarios 1

Un grupo de gigantes llega a Cádiz para quedarse. El Edificio Fénix se convierte en una maqueta de un viejo artesano y el segundo puente actúa de arpa de una chica, también una pareja se apodera del suelo de la Alameda jugando al ajedrez, mientras que una sirena quiere engatusar a un pescador en la muralla de San Carlos, a la vez que otra reposa tranquilamente en la arena de la playa de La Caleta. Estos personajes son solo una minoría del conjunto de alrededor de treinta ilustraciones denominada Gigantes Imaginarios, una exposición de María Gómez que se encuentra disponible en la Sala Alta de San Nicolás del Castillo de Santa Catalina.

La autora, mezcla la fotografía de espacios públicos de Cádiz con ilustraciones propias de personajes a gran escala invadiendo la ciudad, maridando escenas de la vida cotidiana, en un proyecto lúdico, renovador y mágico, como por ejemplo, dormir en una azotea de las antiguas torres mirador, tomarse una copa sentada en el propio Monumento de las Cortes o jugar al escondite entre los árboles del Parque Genovés.

La muestra de la ilustradora comienza con unos versos de José Aurelio Martín, de Siembra, y se caracteriza por unos trazos limpios, seguros y con mucho colorido, para ello utiliza sobre todo herramientas de dibujo digital, como una tableta gráfica y un iPad Pro, e interviene en las distintas fotografías con dibujos que realiza a través de distintos programas y plataformas para ello.

Gómez lleva dibujando toda la vida, algo que le encantaba desde pequeña y en el que estaba totalmente segura de que quería dedicarse a ello. "Al principio, dedicarme a la ilustración en Cádiz lo veía un poco imposible, las opciones que me daban era irme fuera pero no podía permitírmelo, pero cuando cumplí 24 años un amigo me recomendó el grado de gráfica de la Escuela de Arte de Cádiz, hice las pruebas y finalmente, tras idas y venidas, encontré trabajo de diseñadora gráfica", explica la creadora.

Actualmente, Gómez trabaja en la empresa de merchandising y diseño Puterful, haciendo ilustraciones para un libro y por las tardes, se dedica a hacer proyectos y encargos como autónoma.

La joven artista se dedica a buscar inspiración paseando por las tardes por las calles gaditanas, como si de un ejercicio de creatividad se tratase. Conforme avanza en su paseo, va realizando fotografías o bien, coge una libreta y un bolígrafo y dibuja las situaciones características de ese momento. El momento del día en el que más se inspira para realizar sus dibujos es por la noche y de madrugada.

Algo a lo que también se dedica últimamente es fotografiar diferentes manchas o pintadas que se encuentre y a partir de ella crea una imagen o figura y a base de darle forma y color, inventa personajes muy llamativos. "Empezó siendo una afición, alrededor del año 2011, pero si no encontraba inspiración lo iba dejando aparcado y me dedicaba a otras ilustraciones, no me gusta esforzar mis dibujos. En el año 2014 retomé la misma idea y creé la ilustración del pulpo en el paseo de la Alameda Apodaca, finalmente a través de ir promocionándome por las plataformas digitales a la gente le fue gustando cada vez más mis proyectos y así nacieron estos gigantes", explica la artista.

En un futuro, el sueño que le gustaría cumplir sería dedicarse por completo a ilustrar libros de texto, una ocupación que requiere de mucho tiempo y que sobre todo, conlleva una gran carga de trabajo.

Respecto al ámbito en el que se encuentran los ilustradores, lo ve difícil como trabajo estable pero no imposible, pero no porque el motivo sea Cádiz, sino porque la profesión es complicada en cualquier parte. "Llevo seis meses siendo autónoma y la situación actualmente es cuesta arriba. Tienes que estar todo el tiempo promocionándote en las redes sociales, buscando agencias, editoriales, y dibujando por supuesto, pero una vez que tengas tu estilo definido y tus ideas estables, puedes conseguirlo", afirma.

Anteriormente, las obras que componen Gigantes Imaginarios han sido expuestas hace dos años en el Restaurante La Candela. En San Fernando, también ha expuesto junto a un colectivo de ilustradores y fotógrafos, pero esta es la primera vez que expone su trabajo en solitario.

Entre sus referentes, no puede elegir a un solo ilustrador o dibujante, en casi todos encuentra algo bueno, pero uno de los que entre tantos le gusta mucho es Steve Scott Illustration.

Finalmente, Gómez aconseja a los futuros ilustradores gaditanos a que no se rindan, que luchen y que tengan claro lo que quieren. "Definir el estilo que caracterice sus caricaturas es algo muy importante, al igual que fijar tu propia meta, ya sea porque quieres dedicarte a ilustrar libros de texto, tener tu propia colección de láminas o una línea de merchandising, al final la satisfacción de trabajar dibujando siempre compensa todos los años de esfuerzo", motiva Gómez.

La exposición se podrá visitar en una de las salas del Castillo de Santa Catalina durante todo el mes de agosto hasta el 30 de septiembre, en el horario de 11:00 a 20:00 horas, salvo que haya algún espectáculo, donde el recinto cierra a las 17:00 horas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios