Cultura

Fernando Baños presenta un 'Mar de esporas' rodeado de Atlántico

  • El artista inauguró en el Baluarte de la Candelaria su primera exposición individual en la ciudad, un particular homenaje al mar · La serie trabaja el concepto de 'espora' como elemento nuclear y conceptual

Entre las definiciones de espora, según la RAE, se encuentra la siguiente: forma de resistencia que adoptan las bacterias ante condiciones ambientales desfavorables. Cambiando de sujeto (bacterias por humanos), ésta podría ser también una muy buena descripción del proceso artístico.

Fernando Baños (Sevilla, 1948), que ha trabajado como fotógrafo, pintor y diseñador gráfico, expone desde hoy en el Baluarte de la Candelaria la muestra Mar de esporas: un trabajo desarrollado a partir de la idea de espora como inicio y eclosión de vida. La exposición incluye una obra multidisciplinar conformada por cuadros, serigrafias, esculturas, fotografías y una vídeo animación.

Rodeado de océano, el particular homenaje al mar de Fernando Baños permanecerá hasta finales de agosto en la fortaleza. "Comencé esta serie utilizando imágenes encontradas por Internet de peces que se encuentran por nuestras costas, partiendo de sus perfiles, a modo de papel recortado negro, como se hacía en los ambientes pseudoartísticos victorianos del siglo XVIII, con perfiles de caras", comenta el autor.

Mar de esporas constituye, según Fernando Baños, "una exposición bastante descriptiva del proceso de trabajo". La figura del cangrejo barrilete protagoniza la serie de serigrafías; peces, tortugas bobas y medusas desfilan sobre el fondo oscuro de los papeles utilizados para envolver monotipos de obras de gran formato. Las esporas, como clave nuclear y conceptual, están presentes en la mayor parte de los trabajos, tanto en solitario como formando cadenas y nubes. La espora, o forma base, es un elemento con el que el autor comenzó a trabajar hace cinco años. Capaz de adquirir entidad de criatura antropomórfica, de pájaro o de estrella de mar, en sus inicios las esporas buscaban subrayar el movimiento de la composición, más que delimitar cualquier línea figurativa.

La comisaria de la muestra, Carmen Carmona, apunta que aunque Mar de esporas se ha expuesto ya en la Universidad de Huelva, la serie que ahora puede verse en las salas del Baluarte es mucho más completa, incluyendo piezas que no pudieron estar en la universidad onubense.

"En Huelva -comenta Fernando Baños-, la mayor parte de las obras eran obras de gran formato. La muestra que hemos traído hasta aquí incluye trabajos experimentales, realizados el año pasado, y que en un principio no estaban incluidos en la serie, aunque fueran inmediatamente anteriores a ella y, de alguna forma, la contuvieran".

Entre las obras no expuestas con anterioridad, están las piezas circulares de un metro de diámetro, en chapa de acero corten, y trabajadas "con esmaltes, serigrafía, collage, textos en inglés, textos en japonés..."

"Todas ellas -prosigue Baños- incluyen la espora como forma y elemento distintivo. Además, el ácido nítrico utilizado durante el proceso de elaboración es capaz de producir sobre el material una serie de reacciones que provoca una interesante variación de colores".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios