Cultura

Barenboim rinde culto a Strauss y Haydn en Viena

  • El maestro argentino dirigió el Concierto de Año Nuevo

El maestro argentino-israelí Daniel Barenboim debutó ayer en el emblemático Concierto de Año Nuevo de la Filarmónica de Viena con un exquisito culto a la música de la dinastía de los Strauss y abriendo el año de jubileo del compositor austriaco Joseph Haydn.

Los tradicionales valses y polcas del 'rey del vals', Johann Strauss, de su padre y de su hermano Josef, se combinaron ayer con las oberturas de las operetas Una noche en Venecia y El Barón Gitano, también de Johann Strauss, y el Vals español, de Josef Hellmesberger.

Por primera vez, el programa incluyó una obra de Haydn (1732-1809), uno de los mayores exponentes del clasicismo, y abrió así el año de conmemoración de los 200 años de su muerte.

El cuarto movimiento de La sinfonía de los Adioses, una de las muchas composiciones en las que Haydn dejó muestras de su sentido innovador y humorístico, concluyó con la misma dramaturgia de su estreno mundial: los músicos abandonaron uno a uno el escenario y dejaron al director al frente sólo de dos intérpretes.

Pero también éstos decidieron marcharse, después de recibir del estupefacto maestro un triste saludo de despedida, con el que terminó el programa oficial del concierto de ayer, antes de las tres propinas.

Si el tono de humor marcó los Adioses de Haydn, una sutil seriedad resaltó en los ligeros valses y polcas de los Strauss bajo la batuta de Barenboim, y convenció al público del Musikverein que respondió de pie, con una larga y cálida ovación.

"La Filarmónica de Viena y yo les deseamos Feliz Año Nuevo", dijo Barenboim en alemán, después de expresar en inglés su deseo de que 2009 sea un año de paz, y antes de interpretar la segunda y clásica propina: El Danubio Azul. La marcha de Radetzky cerró este evento, como cada año, acompañado de las rítmicas palmadas del público.

En los días previos de ensayo, Barenboim declaró a la prensa su crítica y rechazo a la actual estrategia de violencia del Gobierno israelí en los ataques a la Franja de Gaza y el miércoles publicó un comunicado en el que precisó su postura. "Para mí es un gran honor dirigir este concierto. Las razones son exclusivamente musicales", precisó el maestro, que posee la ciudadanía de honor palestina, además de los pasaportes israelí, argentino y español.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios