Gastronomía José Carlos Capel: “Lo que nos une a los españoles es la tortilla de patatas y El Corte Inglés”

Rocío Ruiz | Número uno de la candidatura de Ciudadanos por la provincia de Cádiz

“Los éxitos económicos de los que habla el PP son de Ciudadanos”

  • La candidata de la formación naranja por la provincia asegura que la mejora de las cifras económicas de Andalucía es fruto de "las políticas liberales de Ciudadanos"

  • Exige al PP que aclare si pactará o no con Vox tras las elecciones del próximo domingo

  • “El bipartidismo tiene casos de corrupción de los que avergonzarse; nosotros, no”, sentencia

Rocío Ruiz, en la plaza San Andrés de Jerez.

Rocío Ruiz, en la plaza San Andrés de Jerez. / Miguel Ángel González

Las encuestas siguen siendo bastante desfavorables para Ciudadanos. ¿Cómo se afronta una campaña en este contexto?

Yo la afronto con mucha ilusión porque también las encuestas se equivocan, y mucho. En 2018, por ejemplo, las encuestas señalaban que ahora mismo estaría gobernando Susana Díaz y Juanma Moreno no estaría ni siquiera en política. Y a nosotros nos daban nueve escaños y las urnas acabaron dándonos 21. Las encuestas me las tomo con prudencia porque, además, hay un 30% de indecisos, por lo que puede pasar cualquier cosa. Yo no pienso en las encuestas, sino en la ilusión que me está haciendo esta campaña. Continúo recorriendo esta provincia de cabo a rabo, comarca a comarca, contando nuestro proyecto de futuro y con la base de lo que hemos hecho. Ciudadanos no ha salido de la nada. Yo aún sigo siendo consejera de Igualdad y puedo hablar de nuestra gestión. O de la Consejería de Economía, que también es de Ciudadanos, cuyo trabajo ha propiciado que Cádiz sea la primera provincia en exportaciones, que llegan cada vez más empresas, que tiene un proyecto de industrialización con 113 millones y que somos la segunda provincia de toda España donde más ha bajado el paro. O en materia de turismo, una consejería también en manos de mi compañero Juan Marín, que ha hecho de Cádiz también sea la primera provincia. Por no hablar de mi consejería, la de Igualdad, con unos derechos sociales blindados. No se ha dado ni un paso atrás en las políticas del Instituto Andaluz de la Mujer ni en la dependencia, que no había sido gestionada por el PSOE. Para mí, es una satisfacción contar lo que hemos hecho y lo que nos queda por hacer con un proyecto de futuro que se llama Cádiz Horizonte 2026, un proyecto de futuro realizado por comarcas y municipios adaptado a las necesidades de una provincia tan heterogénea como esta y realizado escuchando a los colectivos. Mi forma de hacer política es así: escuchando, pactando y siendo responsable. Estoy disfrutando mucho de esta campaña y siempre la recordaré, pase lo que pase. No dejaré de luchar por los derechos de las personas hasta el último día de mi vida política.

En esta legislatura ha habido un pacto de gobierno entre PP y Ciudadanos. ¿El reto de su formación es diferenciar su gestión de la de su socio y, por ende, obtener el rédito electoral de ese trabajo?

Hay que recordarles a los gaditanos que, cuando el PP habla de éxitos económicos, estos son de Ciudadanos, porque las políticas que funcionan son las liberales. Son las que se desarrollan en los países más ricos con medidas como bajadas de impuestos, porque Andalucía era un infierno fiscal y alejaba las inversiones. Hemos eliminado trabas burocráticas con el decreto de simplificación que es de Ciudadanos. Y eso no lo ha hecho el PP porque ha gobernado en muchas otras comunidades y no lo hizo. Y no hay que olvidar que el PP votó en contra de la eliminación del impuesto de sucesiones en 2017, pero ahora dice que su eliminación en Andalucía es suya. A cada uno hay que darle sus méritos. El PP tendrá su mérito en otros aspectos como salud, cultura o fomento; pero los méritos del desarrollo económico de Andalucía son de Ciudadanos. Y el blindaje de los derechos sociales o el feminismo inclusivo son lenguajes que nunca se los he escuchado al PP. Por no olvidar que las políticas de igualdad de verdad las ha hecho Ciudadanos. Nuestra marca es que no tenemos ni un solo caso de corrupción. Para nosotros, el dinero público es sagrado y ya sabemos de lo que pasaba con el bipartidismo. Ellos tienen casos de los que avergonzarse; nosotros, no.

Pero, a pesar de la gestión que usted menciona, Ciudadanos ha tenido serios reveses en elecciones precedentes en otros puntos del país...

Simplemente porque nos hemos dedicado a gestionar en un contexto de pandemia brutal y no hemos sabido comunicarlo. Muchos andaluces no saben cuáles son las consejerías de Ciudadanos, un error de comunicación gravísimo por nuestra parte. Tampoco tenemos una estructura municipal tan grande como el Partido Popular por lo que nosotros tenemos que trabajar para hacernos más fuertes. Pero lo más importante es que debemos seguir siendo decisivos para la suma de un gobierno fuerte, de centro y moderado. Lo que importa es que el próximo 19-J tenemos que ser decisivos; falta un puñado de votos para ser absolutamente decisivos. Y los ciudadanos que nos lean deben tener clara una cosa: ya se sabe a dónde va a ir el voto de Ciudadanos. En cambio, aún no sabemos a dónde va a ir el del Partido Popular porque aún no ha dicho claro con quién va a pactar. ¿Y si acaba pactando con Vox? Pues ya le digo yo que habrá un retroceso de derechos. El voto a Ciudadanos es el único e imprescindible para reeditar un gobierno de cambio y de progreso. Pedimos que aquellos que nos votaron vuelvan a confiar en nosotros porque hemos hecho un trabajo digno; nos hemos dejado la piel y no pueden decirnos ni una sola pega. Queremos recuperar la confianza de los que nos votaron y de aquellos que desencantados de un PSOE que no es el PSOE, que es el sanchismo, que ha perdido los valores de la socialdemocracia. Es un PSOE desnortado y vendido para que Pedro Sánchez siga el poder. En Andalucía, la izquierda no va a sumar porque esta se encuentra dividida y enfrentada.

Por lo tanto, la apuesta de Ciudadanos sigue siendo repetir un gobierno con el Partido Popular...

Sí, nosotros lo decimos claramente. Pero el PP, que también lo quiere en el fondo, tiene que expresarlo públicamente. Tienen que decir claro: ¿va a pactar o no con Vox?.¿Quieren para Andalucía la misma fórmula que en Castilla y León? ¿Quieren que aquí haya un vicepresidente florero que cobra 100.000 euros, que no tiene competencias y que lo primero que ha hecho es enchufar de asesores a su familia? El discurso de Macarena Olona es xenófobo, machista, homófobo, de retroceso de derechos fundamentales...

Hablando de la provincia de Cádiz y de su principal problema, que es el desempleo. ¿Qué plantea Ciudadanos para revertir las cifras de paro más allá de las bajadas cíclicas y coyunturales que actualmente se producen? Usted ha hablado antes de éxito económico, pero Cádiz sigue estando a la cola...

Sí me gustaría decir que esas bajadas coyunturales también son importantes porque muestran una tendencia. Y también le digo que Ciudadanos tiene un proyecto realista para Cádiz. Tenemos un proyecto de industrialización en la Consejería de Economía de mi compañero Rogelio Velasco, denominado Crece, que ya cuenta, por ejemplo, con todo el proceso para dotar al Centro de Formación Avanzada de Puerto Real de apoyo al sector naval para hacer frente al desmantelamiento que sufrió. El turismo también es un pilar importante por lo que hemos propuesto una ruta del vino y de enoturismo, una ruta del flamenco para toda la provincia, y recuperar nuestro patrimonio. Todo va dirigido a hacer frente al turismo estacional, sino que esta actividad e mantenga todo el año. Pero, para que esto se pueda hacer, hace falta formación. Si yo le dijera que desde 2012 estaba en un cajón la FP dual y que nosotros hemos creado más de 30.000 plazas de FP muy necesarias. Lo que nos pide, por ejemplo, la empresa Cepsa para su proyecto de hidrógeno verde en el Campo de Gibraltar son perfiles profesionales técnicos. Pero ya sabemos a dónde iban los cursos de formación del PSOE, con casos como el de la Faffe. Hace falta mucha más formación profesional porque ahí es donde está el empleo estable, seguro y bien remunerado que necesita Cádiz.

Pero estamos hablando de una provincia que tiene unos altísimos índices de desempleo juvenil...

Tenemos también que incentivar a las empresas a que confíen en los jóvenes, aunque no tengan experiencia. Por ello, desde la Consejería de Economía de Ciudadanos, por ejemplo, se han puesto en marcha un programa de ayudas de hasta 28 millones de euros para ayudar a esas contrataciones. Pero también se han adoptado medidas para la incorporación laboral de mujeres, de mayores de 45 años o de personas con discapacidad. Estoy convencida de que estas medidas van a dar sus frutos.

La consejera de Igualdad y candidata de Ciudadanos. La consejera de Igualdad y candidata de Ciudadanos.

La consejera de Igualdad y candidata de Ciudadanos. / Miguel Ángel González

Aún continuamos en una pandemia que ha llevado al límite al sistema sanitario andaluz mostrando sus carencias. ¿Qué plantea Ciudadanos para mejorar la sanidad pública?

Al igual que la dependencia, la sanidad estaba colapsada y olvidada. No hay que olvidar que en 2015 se echaron a 7.700 profesionales sanitarios. En cambio, cuando llegamos se cumplió con aquello que se pedía del 7,4% del PIB destinado a sanidad. Claro que no es suficiente porque siempre se necesita más; pero de lo que no se habla es de dónde veníamos. El punto de partida era terrible. Y es mentira que se hayan echado sanitarios. De los 20.000 sanitarios que se financiaron con fondos de Europa para afrontar el covid, se han dejado 12.000. Esos 8.000 que dicen que hemos echado es mentira. No se les ha renovado el contrato porque eran personas que se dedicaban a hacer PCR y ya no se necesita tanto personal para estas pruebas. Hablar que recortamos la sanidad es mentira. Hemos destinado más de 1.000 millones en infraestructuras en esta legislatura. Pero sabemos que queda mucho, por eso apostamos en Ciudadanos por hacer un plan de choque en la atención primaria, con mucho más personal y un programa de salud mental.

Le pregunto por su gestión al frente de la Consejería de Igualdad. ¿Qué le ha quedado por hacer? ¿Qué objetivo se ha marcado si en la próxima legislatura continúa al frente de esta consejería?

En dependencia hay un problema estructural en toda España porque nació infrafinanciada ya que el Estado sigue aportando solo el 20% del dinero necesario cuando debería ser el 50%. El Gobierno de Pedro Sánchez nos debe unos 1.500 millones de euros en dependencia, un dinero con el que nos podríamos ponernos al día. Pero, aun así, hemos hecho un esfuerzo para reducir las listas. Hemos metido a 125.000 personas en la dependencia, y eso que el PSOE me dejó a unas 25.000 personas sin grabar en los archivos informáticos por lo que ni siquiera aparecían. Hemos simplificado los trámites, hemos destinado más personal y hemos concertado más plazas. Hemos dotado de más presupuestos y exigimos que se haga de una vez un pacto de estado por la dependencia, para que las comunidades tengan un presupuesto seguro y blindado. Si tuviéramos una financiación autonómica justa, parte del dinero podría ir a la dependencia para conseguir la lista ‘0’. Ese es mi objetivo: voy a poner 3.000 plazas más y 3.000 millones para dependencia. Lo voy a pelear, como he peleado cada euro que ha recibido la dependencia en Andalucía con quien tenía los dineros, y no ha sido fácil. Y toca también desarrollar la Ley de Infancia y Adolescencia que hemos aprobado. Para ello tiene que estar Ciudadanos.

¿Cómo se lucha frente al discurso que considera que no es necesaria una Consejería de Igualdad?

Durante esta legislatura, yo he sido quien le ha plantado cara a Vox. Cuando dijeron lo del PIN parental, yo dije que no; cuando aseguraron que se adoctrinaba en los colegios, les demostré que era mentira y que se está educando en igualdad y diversidad; cuando dijeron que quitáramos los chiringuitos y que desapareciera el Instituto Andaluz de la Mujer, nos negamos y hemos trabajado para que haya más transparencia y se ha conseguido que el IAM tenga un presupuesto mayor; cuando decían que el LGTBI es un ‘lobby’, lo negamos y le demostramos que es un colectivo que sigue sufriendo violencia, discriminación, acoso escolar, y no tienen todos los derechos garantizados. Ciudadanos es el partido de las familias. Pensar que familia es solo la unión de un hombre y una mujer es retrógrado. Mientras esté Ciudadanos, voy a parar ese discurso de Vox. Y lo que le pido a todos los gaditanos es que tenemos que estar unidos contra esos discursos y que no se dejen sorprender por esos discursos falsos, simplistas y populistas. Ellos tienen un panfleto de 10 medidas que muchas, ni siquiera, pueden hacerse porque no son competencia autonómica. ¿Cómo se puede tener en un gobierno a unas personas que no creen en Andalucía, que no creen en el gobierno autonómico, que son antisistema? Desmantelar una consejería como la de Igualdad significa dejar tirados en la calle a la infancia, a las personas con dependencia, a las que tienen discapacidad, a las personas LGTBI... Por no mencionar que muchísimos funcionarios irían a la calle; y si alguien mueve esta consejería son nuestros funcionarios. Vox dice cosas completamente absurdas y sin sentido. Y eso hay que decirlo. En Hungría, donde gobierna la extrema derecha, las personas LGTBI no pueden ir juntas, no pueden ser un matrimonio... Todos tenemos que luchar para que Vox no entre en el Gobierno andaluz.

Ruiz, en la sede provincial de Ciudadanos. Ruiz, en la sede provincial de Ciudadanos.

Ruiz, en la sede provincial de Ciudadanos. / Miguel Ángel González

La lacra de la violencia machista continúa muy presente con unas cifras enormes...

Todo se puede mejorar y ahora estamos trabajando con el Ministerio para mejorar en la coordinación de la protección a las víctimas. Hace unos días salía el dato de que había aumentado la violencia machista. Eso no es así; lo que ha aumentado es el número de denuncias y eso es un buen dato porque se denuncia más. Antes no denunciaban, tenían miedo porque vivían en una situación de dependencia emocional tremenda que les impedía dar el paso. Así, hemos aumentado el presupuesto del teléfono de información a la mujer, que recibe ya un 40% más de llamadas; hemos atendido a más de 30.000 mujeres, muchas de ellas víctimas de violencia de género. A muchas de ellas hemos podido salvar, lo que demuestra que el sistema funciona. Sigue habiendo víctimas, por desgracia, pero eso no es motivo para decir que el sistema no funciona. Tenemos que seguir mejorando los recursos, con más coordinación, con más centros de atención, sobre todo en pueblos pequeños, para seguir salvando vidas. Pero lo que no se puede decir, como asegura Vox, es que eso es un presupuesto tirado a la basura. Yo una vez le pregunté a un diputado de Vox que cuánto vale la vida de una mujer, si era capaz de ponerle precio. Y le pregunté qué van a hacer frente a esta lacra, puesto que no tienen ninguna propuesta.

Esta legislatura también ha sido un caballo de batalla la situación de los menores tutelados...

La protección del menor es una competencia autonómica y no se puede por ley ponerlos en un barco y devolverlos a sus familias. Es que eso va en contra del derecho internacional del menor, es ilegal. Nosotros hemos hecho un sistema pionero de no crear guetos en albergues y centros, sino de conformar pequeñas unidades de convivencia integrados en barrios y que acuden a los colegios e institutos. Pero no solo procuramos su formación, sino que también hemos triplicado el presupuesto de los programas de mayoría de edad porque no se pueden dejar tirados en la calle cuando cumplan 18 años. Uno de cada tres niños que se han beneficiado de estos programas de integración sociolaboral ha encontrado empleo. Las empresas nos lo quitan de las manos porque necesitan mano de obra. ¿No estamos escuchando a los empresarios que no hay camareros, albañiles o para la construcción? Aquí hace falta mano de obra y, de paso, consiguen integrarse en la ciudad. Lo que no se puede hacer es tenerlos hacinados en centros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios