Provincia de Cádiz

Un proyecto inicial que arrancaba con 100 empleados directos y 25 indirectos

  • La empresa de capital chino preveía producir cuatro millones de amortiguadores y bielas

La empresa de capital chino BWI ya había entregado su plan de fabricación para Puerto Real, con fecha del pasado mes de julio. Dicho plan contemplaba varias fases.

La primera, la de inversión. En ella se detalla que el producto que se fabricaría sería un amortiguador de doble cilindro estándar y diseño de puntal. El inmueble -según la negociación, en la antigua fábrica de Delphi-, sería "alquilado con comodidades de fabricación básicas". Asimismo, la empresa estimaba los costes de equipamiento del inmueble entre 2,5 y 3,5 millones de dólares. En él entraría la distribución y encendido de aire comprimido, la informática, un laboratorio "de calidad", un área de mantenimiento, oficinas, almacenes, produccción, control y logística o laboratorio químico.

Para el montaje final, la empresa calculaba una capacidad de alrededor de dos millones de unidades lo que, a su juicio, supondría entre 7,5 y 8,5 millones de dólares. También, con el sistema de pintura KTL (pintura catódica por inmersión), la empresa calculaba una capacidad para producir en torno a cuatro millones de unidades, que supondrían una inversión estimada de entre 2 y 2,5 millones de dólares.

Para esta primera fase, la planificación de Recursos Humanos contemplaba la puesta en marcha de la producción de amortiguadores con capacidad para dos millones de unidades, para lo que la plantilla prevista, una vez alcanzado ese límite, era de 100 operarios directos; 25 operarios indirectos; 10 trabajadores cualificados. Además, seis directores, siete supervisores, 10 ingenieros, cuatro asalariados más para Administración y Finanzas, seis para Logística, tres para Calidad, dos para Recursos Humanos y dos para Informática.

En cuanto a la duración del proyecto en su primera fase, BWI preveía un modelo de negocio que, una vez elegido el edificio y el equipamiento, tardaría entre 16 y 17 meses en la instalación del equipo y la resolución de problemas. Además, en 24 meses acabará el proceso de aprobación de la producción de las partes y el procedimiento estándar de explotación.

La fase 2 comenzaría "si los costes de fabricación de la planta dan lugar a la obtención de un nuevo negocio", lo que conllevaría un aumento de la capacidad. Así, aumentaría la producción en otros dos millones de unidades, que supondrían una inversión de entre 7 y 8,5 millones. También, se incluiría la producción de cuatro millones de unidades de bielas, que añadirían entre 14 y 15 millones de dólares.

Para esta segunda fase, la planificación en cuanto a personal quedaría con 150 operarios directos; 40 indirectos; 10 trabajadores cualificados; a lo que se sumaría como "aumento de plantilla" los puestos de un director, tres supervisores, tres ingenieros, dos más para Administración y Finanzas, dos para Logística, uno para Calidad. En total, "12 salarios adicionales".

El plan de instalación incluía los requisitos del terreno. En este apartado, la empresa exponía que "damos por hecho que todos los servicios básicos y las instalaciones de desecho de desperdicios están en funcionamiento y no se incluyen en los siguientes requisitos del terreno".

Al respecto, esos requisitos eran, para el montaje básico, "la puesta en marcha inicial, el terreno por el total de cuatro millones de amortiguadores para optimizar la circulación de materiales". Se necesitarían así 13.470,5 metros cuadrados incluyendo oficinas, servicios y cafetería; "solo para la planta de fabricación, 12.262,8 metros cuadrados", añade. Sobre la planta para la fabricación de bielas, BWI planteaba "requisitos futuros basados en la obtención de nuevos negocios", lo que supondría una necesidad de "3.808,9 metros cuadrados además de los ya mencionados".

Por último, la compañía explicaba otras necesidades "de servicios básicos". Así, detallaba que las necesidades de electricidad serían de "6.000 kva"; de gas natural, "55 metros cúbicos a la hora a 41 kPa"; 120 metros cúbicos por día de agua; 40 metros cúbicos al minuto "a 6,9 bars" de aire comprimido; y 70 metros cúbicos a la hora a 30 grados como máximo para refrigeración de agua.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios