Provincia de Cádiz

La paralización del Boeing 737MAX impacta en el CBC de El Puerto

  • La factoría portuense fabrica los recubrimientos metálicos de los motores

  • El contrato fue adjudicado en 2013 por un importe de 300 millones de euros y una duración de veinte años

Decenas de Boeing 737 Max a la espera de entrega en la factoría de Boeing en Seattle. Decenas de Boeing 737 Max a la espera de entrega en la factoría de Boeing en Seattle.

Decenas de Boeing 737 Max a la espera de entrega en la factoría de Boeing en Seattle. / EFE

La suspensión de la producción del Boeing 737 MAX impactará en el sector aeronáutico de Cádiz. El Centro Bahía de Cádiz -CBC-, la factoría de Airbus en El Puerto de Santa María, se encarga de la fabricación de los recubrimientos metálicos -fan cowl- de este modelo. El contrato fue adjudicado en 2013 por un importe de 300 millones de euros y una duración de veinte años.

Aunque resulte extraño, no es la primera vez que una planta de Airbus trabaja para Boeing. De hecho, en la factoría de Tablada en Sevilla también se fabrican varios componentes para la compañía estadounidense. 

Desde Airbus se insiste en que "es muy pronto para comentar el impacto que esto tendrá en el futuro”, a la par que está “monitorizando y manejando la situación desde el principio”. “En términos de seguridad la industria está junta, esto es algo que nos afecta a todos”, indicaron las mismas fuentes.

La orden de Boeing de parar la producción ha coincidido con el inicio de las vacaciones por Navidad en el CBC, que permanecerá cerrado hasta el próximo 7 de enero. Pasado esa fecha, se abre un escenario lleno de incógnitas, que dependerá de si Boeing es capaz de cumplir su compromiso de retomar la fabricación en el mes de marzo.

En el intervalo que transcurre entre enero y marzo, la factoría gaditana podría optar por mantener la producción de piezas para hacer acopio de cara a un relanzamiento del ensamblaje del 737 MAX en Estados Unidos; reducir la cadencia, lo que permitiría también mantener el empleo sin incurrir en gastos de almacenaje, o pararla a la espera de la decisión de la empresa norteamericana, recolocando a la plantilla en otros programas en los que trabaja el CBC.

Precisamente, en esta planta se fabrica la misma pieza –fan cowl– para el A320neo, el gran rival del 737 MAX, aunque en el caso del modelo europeo es en fibra de carbono en vez de metálico.

Desde los sindicatos se lanza un mensaje de cautela. “No afectará a la mano de obra en El Puerto si se retoma la producción del 737 MAX en el mes de marzo como asegura Boeing”, señala el secretario general de Industria de CCOO-Cádiz, Jesús Serrano, que expresa su preocupación por la capacidad de la industria auxiliar para encajar este golpe en un sector que trabaja con márgenes cada vez más estrechos.

“La suma de pequeños problemas como éste nos está llevando a una situación crítica en la aeronáutica. Este miércoles hay una huelga en Sevilla y desde Cádiz no entendemos por qué no se ha hecho de forma conjunta porque tenemos aquí los mismos problemas con las contratas de Airbus. Necesitamos unidad de los sindicatos”, agrega Antonio Montoro, secretario general de FICA-UGT en Cádiz.

400 aviones en cartera

Boeing ha anunciado este lunes que suspenderá la producción de los 737 MAX a partir de enero ante el retraso de la Administración Federal de Aviación de Estados Unidos, (FAA, por sus siglas en inglés) en autorizar el retorno del modelo a las operaciones ya que el regulador especificó la semana pasada que no recibirían su aprobación antes de 2020.

La junta directiva de Boeing ha celebrando una reunión de dos días desde este pasado domingo y, a su término este lunes, ha indicado que paralizará la producción del 737 MAX a partir del próximo mes al considerar que es la decisión "menos perjudicial" para mantener el sistema de producción a largo plazo y la solidez de la cadena de suministro.Ç

Una máquina de remachado automático en la factoría del CBC en El Puerto. Una máquina de remachado automático en la factoría del CBC en El Puerto.

Una máquina de remachado automático en la factoría del CBC en El Puerto. / Julio González

Entre otros factores, el fabricante norteamericano ha optado por la suspensión de la producción del 737 MAX, en tierra desde marzo por los accidentes mortales de este modelo registrados en Etiopía e Indonesia, por el retraso en la autorización del nuevo software del 737 MAX hasta 2020.

Boeing cuenta actualmente con 400 aviones de este modelo almacenados que han sido construidos durante el periodo en el que el MAX no ha podido volar. A pesar de la suspensión de la producción, el fabricante aeronáutico prevé que los empleados afectados por esta medida continúen con el trabajo relacionado con el 737 o sean asignados temporalmente a otros equipos en la planta de Puget Sound, en Washington.

El 10 de marzo, el incidente de Ethiopian Airlines que acabó con la vida de 157 personas provocó que los aviones Boeing 737 MAX de todo el mundo dejaran de volar y una investigación en la industria de la aviación. Los investigadores de este siniestro en Etiopía hallaron sorprendentes similitudes con el de otro 737 MAX que se estrelló en Indonesia. En el accidente de Lion Air murieron 189 personas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios