Pablo Beltrán | Profesor

"Aun con Covid, seguí el proceso de aprendizaje de mi alumnado"

  • Pablo Beltrán, profesor del colegio Reyes Católicos de Cádiz, superó el coronavirus sin perderle la pista a sus más de 100 alumnos, a los que no contagió gracias a la adopción de las medidas oportunas

Pablo Beltrán, profesor de francés en el colegio Reyes Católicos de Cádiz. Pablo Beltrán, profesor de francés en el colegio Reyes Católicos de Cádiz.

Pablo Beltrán, profesor de francés en el colegio Reyes Católicos de Cádiz. / Jesús Marín

Sus alumnos le llaman don Pablo aunque solo tiene 28 años. Su juventud no le resta experiencia. Arrancó su trayectoria profesional como docente en el año 2014 y desde el curso escolar 2018-2019, es profesor de francés en el colegio Reyes Católicos de la capital gaditana. A pesar de tomar todas las medidas oportunas para evitar el contagio, Pablo Beltrán recibió a finales de noviembre de este año una llamada telefónica que le confirmó lo que ya intuía, que era positivo en Covid-19.

"Los primeros síntomas que aparecieron fueron rigidez de cuello, dolor en las extremidades y fiebre. Un par de días después, aumentaron con el cansancio, las náuseas y la pérdida del olfato y el gusto. A día de hoy, aún sigo sin percibir algún que otro olor", cuenta.

Además del malestar físico, Pablo se sintió mal en lo personal. "Cuando te enteras de que eres positivo, te alarmas y no solo por ti, sino por las personas que han estado a tu alrededor. Temes haber podido contagiar a alguien. Como docente, estoy en contacto prácticamente a diario con alrededor de 100 alumnos y alumnas, más los compañeros del centro. Esto supone una preocupación constante, en cualquier momento puedes contagiar o ser contagiado".

Su cuarentena duró 13 días en total. "Los primeros días estuve prácticamente de la cama al sofá y del sofá a la cama. A la mitad de la cuarentena, ya me encontré mejor y aproveché para adelantar cosas del trabajo. Aun estando de baja, seguí el proceso de aprendizaje de mi alumnado. Esto hizo que los días de aislamiento pasaran rápido y en un abrir y cerrar de ojos, afortunadamente, ya estuve de vuelta en mi puesto de trabajo".

Pablo superó el Covid, no contagió a ningún alumno y en poco tiempo pudo retomar su vida cotidiana dentro de las limitaciones propias de la actual pandemia. Recuperado hace ahora prácticamente un mes, el profesor lanza un mensaje de responsabilidad a toda la comunidad educativa y a la ciudadanía en general: "Es fundamental hacer uso de la mascarilla, incluso en situaciones donde nos creemos 'protegidos', con familiares y amigos".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios