Sesión de investidura en la Diputación de Cádiz Críticas y manos tendidas desde la izquierda y desde la derecha

  • PP, Adelante, IU, Cs y AxSí dejan claras sus estrategias para ejercer la oposición en la Diputación

José María González 'Kichi', en el pleno de este jueves sentado detrás de los diputados del PP José Loaiza e Ignacio Romaní. José María González 'Kichi', en el pleno de este jueves sentado detrás de los diputados del PP José Loaiza e Ignacio Romaní.

José María González 'Kichi', en el pleno de este jueves sentado detrás de los diputados del PP José Loaiza e Ignacio Romaní. / Román Rios

Críticas a la izquierda y críticas a la derecha. Felicitaciones desde la izquierda y desde la derecha. Y manos tendidas desde la izquierda y desde la derecha. La nutrida oposición que tendrá el gobierno provincial PSOE-La Línea 100x100 mostró sus credenciales en la sesión de investidura vivida este jueves en la Diputación de Cádiz.

PP: Una apuesta por la libertad, el orden y el cambio

Libertad y orden. Estos fueron los dos términos más usados en su discurso por el nuevo portavopz del Grupo Popular, Antonio Saldaña (PP). Volvía cuatro años después el político jerezano a la Diputación gaditana y lo hizo con un discurso que no dejó indiferente a nadie. Fue un mensaje bien estructutrado, muy claro, con muchos guiños a la histotria constitucionalista de Cádiz pero con críticas a veces muy ácidas que hicieron revolverse en sus sillones a todos los socialistas, ya estuvieran sentados en la parte reservada al nuevo gobierno provincial o entre el público.

Con toda nitidez Saldaña fijó los tres ejes que, dijo, van a guiar el trabajo del Grupo Popular como líder de la oposición en la institución provincial: asegurar la unidad de todo el territorio gaditano con un trato equitativo a todos los municipios; colaborar en hacer un frente común para que la Diputación sea la administración que lidere los proyectos de futuro que sigue recamando la provincia de Cádiz; y, por último, que en esta esquina de Andalucía surja en todo momento una voz "firme y decidida" contra el independentismo y a favor de la unidad de España.

Fue con el primero de estos tres ejes cuando Saldaña levantó ampollas en las filas del PSOE. Sucedió cuando comparó el Antiguo Régimen que empezó a tumbar la Constitución de 1812 con "más de 40 años prácticamente ininterrumpidos de un mismo régimen político".

Tiró a dar Saldaña e intentó atinar aún más el disparo cuando dijo que el Grupo Popular procurará, como hicieron los liberales doceañistas, que en la Diputación de Cádiz no haya tratos de favor a los municipios dependiendo de su color político, ni que sean estas premisas ideológicas las que marquen el reparto de riqueza o el control de los puestos de trabajo. "Esto pasa hoy y ustedes lo saben", dijo rotundo.

Y remachó este ataque frontal con todo un protocolo de intenciones: "Los populares gaditanos tenemos el deber de lealtad pero también la obligación moral de propiciar el cambio político en la provincia de Cádiz, de romper con el antiguo régimen y conseguir una sociedad realmente libre e independiente, una sociedad para la gente corriente libre y ordenada".

Pero tuvo tiempo también en su intervención el líder del PP en Jerez de tender la mano al gobierno socialista que liderará Irene García, sobre todo, indicó, cuando la Diputación reclame a otras administraciones superiores aquellos proyectos estratégicos de futuro que esta provincia sigue reclamando desde hace ya muchas décadas. "Hay que ser valientes y la Diputación debe adquirir más protagonismo político", dijo mientras citaba algunos de esos proyectos largamente demandados como la liberación definitiva de la autopista Cádiz-Sevilla (AP-4), la mejora del corredor ferroviario hasta el puerto de Algeciras, la construcción de la autovía Arcos-Antequera o la llegada de la Alta Velocidad a la provincia. "Nos tendrán a su lado si quieren, pero si ustedes no están, estaremos nosotros", avisó Saldaña al nuevo gobierno provincial.

Y en el tramo final de su discurso el flamante portavoz del PP se acordó de Cataluña. Fue, de hecho, el único de los intervinientes que dieron protagonismo al riesgo secesionista catalán en la sesión de investidura de la Diputación de Cádiz. "Las circunstancias políticas de la nación no son ahora mismo nada favorables a aquellos principios que inspiraron a los liberales de Cádiz", reflexionó en voz alta. Y tras recordar que hace 200 años "Cádiz fue un baluarte inexpugnable de la libertad española", ahora ese testigo lo debe asumir la Diputación gaditana que debe adquirir su protagonismo en España "con voz firme y decidida contra el independentismo, contra el secesionismo y a favor de la integridad de España".

Y mirando al futuro quiso lanzar un mensaje de optimismo "porque Cádiz está en el centro del mapa del mundo y la visión del PP no es la del victimismo sino la de la esperanza".

Adelante: Garantizar el equilibrio en cada pueblo 

Adelante le puso como reto a la nueva presidenta que "garantice el equilibrio de cada uno de los municipios que sufren desigualdades notables", recordando como herramienta clave el Servicio Provincial de Recaudación. Antonio Romero, diputado por Puerto Real, tomó la palabra y calificó de un "poco extraño" el pacto del PSOE y 100x100, formaciones que no se han apoyado en la ciudad linense, dijo. En este sentido, y reconociendo "la singularidad de La Línea", apuntó que esos acuerdos "son necesarios para otras muchas más localidades de la provincia".

El grupo Adelante, que contará con cuatro diputados "entra por primera vez con este nombre en esta institución para impregnarla de Andalucía, de Cádiz y de cada uno de nuestros territorios". La confluencia mostró su compromiso para "construir provincia y hacer una política abierta, comprometida y participativa". "Nuestro proyecto político se caracteriza por querer trabajar desde abajo, con iniciativas locales, proyectos que ven en lo cercano una posible salida capaz de dar expresión institucional a su propósito democratizador, a fin de devolver protagonismo político a las personas, y orientar un orden económico y social más justo", señaló Romero.

El ex alcalde puertorrealeño incidió en que "esta provincia nos exige afrontar las debilidades que también padecemos como comunidad y que vemos en la falta de cuidado con nuestro patrimonio, nuestra cultura, nuestras infraestructuras, con nuestro medio ambiente, con la falta de respeto a unas normas básicas y también, lo más grave, afrontando muchos casos de pobreza y desigualdad de oportunidades que afectan normalmente a los más humildes”.

IU, Ciudadanos y AxSí: Construir futuro desde el diálogo

La diputada sanluqueña Carmen Álvarez, portavoz de Izquierda Unida, espera que la Diputación desempeñe "un papel fundamental para construir y hacer viable un proyecto de futuro para toda la provincia desde el respeto a la identidad de cada comarca". Así, desde IU trabajarán "por y para que la Diputación sea el foro donde el poder local se manifieste y se refuerce, donde se atienda a una más justa redistribución de los recursos disponibles, más allá del criterio excluyente de una afinidad política de coyuntura”. Y es que, tras hablar de los datos que dejan aún la realidad de desempleo, reivindicarán la puesta en valor de la Sierra y la Costa Noroeste, "grandes olvidadas por otras administraciones".

Mano tendida y apuesta por el diálogo. Con estos avales debuta en la Diputación de Cádiz el partido Ciudadanos, que en este mandato estará representado por la diputada Estefanía Brazo. La concejala de Jerez mostró la ilusión con la que llega su partido a esta institución provincial donde, dijo, "pondremos todo nuestro esfuerzo para estar a la altura" y para "demostrar que hay otra forma de hacer política". En particular Brazo conminó al nuevo gobierno provincial y al resto de grupos políticos a dejar a un lado los partidismos en bien de la provincia. "Seamos creativos", apeló.

El único diputado de Andalucía por Sí (AxSí), el alcalde de Barbate, Miguel Molina, justificó su voto a favor de Irene García como una "muestra de confianza" a la reelegida presidenta y a su gobierno. Molina repitió que los pueblos "dependen directamente de la Diputación", por lo que entiende que es fundamental multiplicar esa asistencia directa. El regidor barbateño hizo una defensa a ultranza de lo andaluz, criticó que desde Madrid se ningunee a Andalucía para beneficiar a otras comunidades y reclamó una atención especial al empleo, a la juventud y al sector pesquero.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios