En Guinea

Infantes de Marina de San Fernando participan en la liberación de un buque secuestrado por piratas

  • La tripulación logró encerrarse en la 'habitación del pánico' cuando el capitán dio la voz de alarma

Efectivos de a Armada, asegurando el barco secuestrado. Efectivos de a Armada, asegurando el barco secuestrado.

Efectivos de a Armada, asegurando el barco secuestrado. / @Armada_esp

Infantes de Marina del Tercio Sur, de San Fernando, han participado en el rescate de un buque mercante que había sido atacado por piratas en el Golfo de Guinea. Los infantes conforman el Equipo Operativo de Seguridad (EOS) del patrullero Serviola, desplegado en la zona en diversas actividades de seguridad cooperativa en países de África Occidental.

Este domingo, el patrullero de altura recibió una comunicación desde el Centro de Operaciones y Vigilancia de la Armada (COVAM), informando de que se había producido un ataque pirata a un buque mercante en el Golfo de Guinea. Y en la mañana del lunes y en colaboración con una fragata de la Marina de Guinea Ecuatorial, dio comienzo la operación para la liberación del buque.

Según ha informado el Ministerio de Defensa y la Armada, ante las informaciones imprecisas provenientes del buque secuestrado y considerando la posibilidad de que algún pirata permaneciese a bordo, el Equipo Operativo de Seguridad, con infantes de San Fernando, abordó y aseguró el buque, dando entonces paso al equipo de registro compuesto por miembros de la Armada Española ' y de la Marina de Guinea Ecuatorial.

Finalmente los 20 miembros de la tripulación encerrados en la “habitación del pánico” pudieron abandonar este compartimento seguro e informaron de que habían sido secuestrados por un grupo de siete piratas equipados con armamento portátil.

Según apuntaron, les exigieron a través de la megafonía del buque que se entregasen y les diesen todo el dinero existente a bordo. “Ante la negativa del Capitán a salir del compartimento seguro, los piratas abrieron un pequeño orificio en el mismo y comenzaron a abrir fuego indiscriminadamente sin causar daños personales. Las amenazas y disparos cesaron al advertir los piratas la presencia de unidades militares en la zona, aunque la tripulación nunca llegó a saber con certeza si los delincuentes habían huido pues en ningún momento abandonaron el compartimento seguro”, explican desde la marina española.

Recuerda, que esta no es la primera vez que Serviola  libera un buque secuestrado durante su despliegue, ya que el pasado mes de abril frustró otro ataque pirata cometido contra un buque de bandera nigeriana.

Los Equipos Operativos de Seguridad tienen un especial adiestramiento (empleo desde embarcaciones y helicópteros, defensa personal, técnicas de cacheo y conducción de personal y primeros auxilios), certificado en una evaluación previa a la misión, que garantiza que se cumplen los procedimientos conforme a la legalidad vigente. Desde la pasada década, encuadrados en la estructura de la Fuerza de Protección de la Armada, realizan de forma constante operaciones en la vida real. Desde San Fernando, los equipos del Tercio Sur y el TEAR están constantemente saliendo de misión en los buques de la Armada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios