Golpe a la economía de la Bahía de Cádiz La industria auxiliar de Airbus se ve en riesgo de desaparición

  • El Consejo Empresarial Aeronáutico reclama al Gobierno central un plan de choque para apoyar al sector

Una de las líneas de producción de la planta de Airbus en Puerto Real. Una de las líneas de producción de la planta de Airbus en Puerto Real.

Una de las líneas de producción de la planta de Airbus en Puerto Real. / Julio González

La reconversión de Airbus pone a la industria auxiliar de la Bahía contra las cuerdas. "El diagnóstico es malo. Las empresas advierten que se les la mayor parte de la carga de trabajo y que perderán el personal que actualmente se encuentra en un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE)", ha señalado Antonio Conde, presidente del Consejo Empresarial Aeronáutico, la patronal provincial del sector, que ha celebrado este viernes una reunión telemática para analizar su situación.

Los planes de Airbus impactan en sus dos plantas de la Bahía. Por un lado, la factoría de Puerto Real, adscrita a la división comercial, se enfrenta a la supresión de 151 puestos de trabajo, el 36% de su plantilla activa, como consecuencia de la reducción de la cadencia de producción por el impacto de la pandemia de coronavirus.

Según Conde, los planes de Airbus para Puerto Real no han sido una sorpresa, ya que esta factoría ya estaba en una situación complicada como consecuencia del fin de la producción del A380, que llegó a ocupar el 70% de la superficie útil de la planta.

En lo que se refiere a la parte militar, el ajuste ya estaba en marcha antes de la crisis sanitaria. Airbus ha planteado a los sindicatos la salida de 135 trabajadores del CBC de El Puerto, el triple de lo planteado inicialmente el pasado mes de febrero, cuando presentó un avance de sus planes. 

El problema estriba en que la crisis tanto en el negocio civil como en el militar han coincidido en el tiempo y van a afectar a una industria auxiliar que ha acometido fuertes inversiones en los últimos años. "La maquinaria va a estar parada en periodo de amortización, y eso supondrá inevitablemente suspensiones de pago", alerta el presidente del Consejo Empresarial Aeronáutico.

Ambos recortes repercutirían en la industria auxiliar gaditana con la pérdida de unos 900 puestos de trabajo, según el cálculo que Airbus realiza tradicionalmente sobre su efecto tractor en la economía, por el que asegura que por cada puesto de trabajo directo, se generan otros tres indirectos en proveedores.

Esto dejaría prácticamente al sector en los huesos. El consejo ha elevado a la Confederación de Empresarios de Andalucía un informe en en el que alerta de que entre el último trimestre de 2019 y el arranque de 2020, se han perdido 500 empleos en la industria auxiliar, prácticamente un tercio del total, debido a la caída de pedidos y a que Airbus ha reinternalizado procesos que había subcontratado para mitigar los efectos de los ajustes en su plantilla propia.

Desde la patronal gaditana se reclama a la Junta de Andalucía que actualice la Estrategia Aeronáutica de Andalucía, ya que los nuevos acontecimientos la han dejado obsoleta. Asimismo, exige al Gobierno central un plan de choque para proteger a la industria aeronáutica, que aporta casi el 1% del Producto Interior Bruto (PIB).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios