Provincia de Cádiz

La hostelería achaca un 30% de sus pérdidas en 2011 a la Ley del Tabaco

  • La patronal asegura que la prohibición hace un año de fumar en locales cerrados ha hecho un "daño enorme" que se suma a los efectos de la crisis económica · El sector ha cumplido la norma "a rajatabla"

La modificación de la Ley del Tabaco, hace ahora un año, prohibió fumar en todos los bares, restaurantes y locales de ocio cerrados, sin posibilidad de habilitar una zona de fumadores, algo que sí permitía desde su aprobación en 2006. El cumplimiento de la norma se ha llevado "a rajatabla" en los más de 8.000 establecimientos de hostelería de la provincia, según manifestó el presidente de la patronal Horeca, Antonio de María, que incidió en el "daño enorme" que este cambio en la ley ha causado en el sector. "Ha aumentado la caída de las ventas un 30% durante 2011", repitió en varias ocasiones al pedirle un balance de los pasados 12 meses.

De María incide en que este 30% es exclusivamente causa de este cambio en la ley antitabaco. Los efectos de la crisis son otros que se suman. "Pon un 30% por esta norma y un 20% por la crisis económica, lo que ha hecho que las ventas hayan sido casi la mitad del año anterior", afirmó el presidente de los hosteleros gaditanos, que sigue pidiendo una ley más flexible que deje al menos instalar unas salas de fumadores "que nos equipare a los 21 países europeos que así lo hacen". "Eso significaría acabar con el problema de los locales de la noche, con los ruidos a los vecinos por las personas que salen a fumar", explicó. "Y digo siempre para los locales que quieran, porque si por ejemplo permitiesen esa sala sin personal, para los que tengan un restaurante no serviría", agregó.

Desde Horeca se recordó que desde 2006, cuando se aprobó la primera normativa y los establecimientos realizaron obras que han quedado inservibles, hasta hoy, la ley se ha notado "claramente" en la hostelería de la provincia. Este año, por ejemplo, "los bares que tienen terraza han visto como la tenían llena y el interior vacío; o otros locales que han visto como los clientes se iban al de al lado que sí tenía esa terraza y ellos no", añade. Pero además, y dice por experiencia propia, "en este 2011 se han organizado menos comidas, y las que ha habido han sido más cortas, sin copa final por no poder fumar". También se ha notado en los desayunos, aclara. "Muchas empresas han comprado máquinas dispensadoras y la gente prefiere llevarse el café a la puerta para fumar".

Mariano Rajoy habló en campaña electoral que era partidario de suavizar la normativa, con zonas separadas de fumadores, aunque de momento parece que no hay previsto ningún cambio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios