Provincia de Cádiz

El frente anti PSOE toma cada día más fuerza en la provincia

  • La buena sintonía general entre PP, PA e IU puede dejar a los socialistas con sólo una docena de alcaldías · Izquierdistas y populares negocian en cuatro municipios

La clara derrota que el PSOE cosechó en la provincia en las elecciones municipales del 22 de mayo puede tener un segundo episodio el próximo sábado cuando se constituyan las nuevas corporaciones locales. La buena sintonía que, por lo general, mantienen el PP, IU y el PA en un nutrido grupo de localidades vaticina un panorama bastante desalentador para el Partido Socialista que, si le salen las cosas muy mal, puede quedarse con apenas una docena de alcaldías en el conjunto de los 44 municipios de la provincia.

La principal consecuencia del frente anti PSOE que sigue cobrando fuerza en el territorio gaditano radica en que de los 23 municipios en los que no hay mayorías absolutas los socialistas sólo tienen aseguradas las alcaldías de Sanlúcar y de San Roque, donde fueron la fuerza más votada. Ambas localidades se unirían a las otras nueve en las que el PSOE consiguió mayoría absoluta el 22-M. Cierto es que los socialistas confían aún en alcanzar alcaldías como las de La Línea, Chipiona, Ubrique, Jimena, Bornos, Puerto Serrano, Alcalá de los Gazules, Castellar, Grazalema, El Bosque o El Gastor, pero los movimientos que se vienen dando en casi todos estos municipios han llevado el pesimismo a las filas socialistas.

La clave de esta desazón creciente en el PSOE está en la actitud de los concejales electos de IU que, salvo en el caso de La Línea, no parecen estar por la labor de permitir gobiernos socialistas. Ello ha conllevado que las direcciones provinciales del PSOE y de IU, reunidas ayer por segunda vez desde el 22-M, dieran por rotos estos contactos. El coordinador provincial de IU, Manuel Cárdenas, afirmaba al término de este encuentro que en las relaciones entre su partido y el PSOE "no hay nada nuevo de lo que ya se sabía", mientras que el secretario provincial del Partido Socialista, Francisco González Cabaña, afirmó que los concejales de IU "están dispuestos a aceptar todos los cargos que les ofrezca el PP", apostillando que "allá ellos si terminan pactando con la derecha".

Ambas formaciones sólo han alcanzado un acuerdo en La Línea, donde sin embargo es preciso también el apoyo del PA -que sigue sin pronunciarse- para desbancar al PP. Por el contrario, los concejales izquierdistas están negociando con el Partido Popular hasta en cuatro localidades (Alcalá de los Gazules, Bornos, Castellar y Grazalema), aunque Manuel Cárdenas rechazó ayer que haya un diálogo abierto en este sentido con la dirección provincial del PP que asume José Loaiza.

Donde más avanzadas parecen estar estas negociaciones es en Alcalá de los Gazules, población en la que no se descarta incluso que se pueda firmar un pacto entre el PP e IU, pese a que ello está prohibido por la dirección provincial izquierdista. También en Grazalema se producía en la tarde de ayer una reunión en la que ambos partidos, además del PA, negociaban un posible gobierno tripartito que apartaría de la Alcaldía a la lista más votada, la del PSOE. En Castellar se da por hecho que la única concejala del PP votará la llegada del izquierdista Juan Casanova a la Alcaldía aunque sin pacto de por medio, y en Bornos todo queda a expensas de la decisión del PP, habida cuenta de que los ediles electos de IU ya han anunciado que se votarán a sí mismos y que no habrá acuerdo de gobierno ni con el PSOE, que ganó las elecciones, ni con el PP.

Desde algunas fuentes se apunta incluso que en las negociaciones entre ambos partidos en Bornos estaría entrando en juego incluso la futura presidencia de la Mancomunidad de la Sierra, donde los socialistas no tienen asegurada la mayoría absoluta. Aunque todo ello se desmiente desde IU, estas fuentes apuntan a que también se estaría metiendo en este paquete la continuidad de IU en la Alcaldía de Puerto Serrano, donde el PSOE ha pedido el voto a la única edil del PP para propiciar un cambio en el gobierno.

Además, IU celebraba al cierre de esta edición una asamblea en Chipiona y hoy la hará en Jimena en las que, presumiblemente, sus militantes se posicionarán a favor de votarse a sí mismos en la investidura, lo que permitiría gobernar a la lista más votada, que en ambos casos es la del PP.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios