Estafa de una falsa ONG en Cádiz “Son unos sinvergüenzas”

  • Presidentas de Ampas de varios colegios gaditanos lamentan que una falsa ONG los haya estafado “apelando a lo que más duele”, los niños con cáncer

Afectados por la trama de Linceci en Málaga. Afectados por la trama de Linceci en Málaga.

Afectados por la trama de Linceci en Málaga. / D.C.

Existe un lugar donde nadie quisiera ver a un niño: la planta de oncología infantil de cualquier hospital. Recurrir a la solidaridad, a las conciencias, a una dura enfermedad, como es el cáncer, para recaudar fondos fue el gancho que supuestamente empleó una falsa ONG, Linceci, para captar a diferentes Ampas de la provincia de Cádiz y adherirlas a su causa, en teoría, benéfica.

Destapada esta trama fraudulenta, los padres y madres de alumnos que adquirieron productos solidarios de Linceci –fundamentalmente botellas– pensando que contribuían a la investigación y la cura del cáncer infantil se sienten tremendamente engañados. “Son unos sinvergüenzas. Cómo se puede apelar a lo que más te duele, a aquello que te toca más adentro para estafarte”, lamentan.

Una de las Ampas afectadas, la del colegio público Isabel la Católica de Jerez, ya ha presentado una denuncia ante la Guardia Civil. “No lo hacemos por el dinero perdido”, comenta la presidenta de la asociación Maite de los Santos. “Lo hacemos porque han jugado con un tema muy serio:la enfermedad de los niños”.

De los Santos explica que la falsa ONG se puso en contacto con la Ampa jerezana a mediados del pasado mes de abril. “El proyecto solidario nos pareció muy interesante y decidimos suscribirnos. En nuestro cole se llegaron a comprar 22 botellas por un importe total de 165 euros”.

Cuando la representante de los padres supo a principios de esta semana que Linceci enmascaraba un negocio oscuro tras su apariencia caritativa, no se lo podía creer. “¿He sido la única en caer en esto?”, preguntó en el grupo de Whatsapp integrado por otras Ampas.

Desafortunadamente, no fue la única. En Jerez , de momento, no se han hecho públicos más casos de estafa, sin embargo, en Cádiz capital casi estuvo a punto de fraguarse un nuevo timo en el colegio público San Felipe, si bien no llegó a cuajar.

Vanesa Cornejo, presidenta de la Ampa de este centro, cuenta que tuvieron conocimiento del programa contra el cáncer infantil de Linceci a través del colegio Carlos III, uno de los damnificados por esta trama en la capital gaditana junto al CEIP Andalucía.

“Vimos la iniciativa con buenos ojos, así que nos sumamos al programa”, relata Cornejo. “Teníamos prácticamente finiquitado un pedido provisional de unas 50 botellas a 7,50 euros cada una, pero decidimos esperar para formalizarlo porque era final de mes y, económicamente, venía mejor aplazarlo para principios de junio”.

Al igual que le ocurrió a la presidenta de la Ampa de Jerez, Vanesa Cornejo se encontró “por sorpresa” la noticia de la estafa en el mismo grupo de Whatsapp donde se había acordado dar luz verde a la colaboración con la falsa ONG. “Paramos todo a lo justo, menos mal”.

Ahora existe cierta incertidumbre entre algunas comunidades educativas gaditanas a la hora de participar en proyectos benéficos con entidades sin ánimo de lucro. “Ya no doy ni un duro más, me dijo una madre ayer”, comenta Cornejo. “Es normal, la gente no quiere ser estafada”. Maite de los Santos, por su parte, apunta que “desde la Ampa del colegio Isabel la Católica no vamos a dejar de ser solidarios, eso sí, lo miraremos todo con lupa la próxima vez”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios