Provincia de Cádiz

Un divorciado reclama 4 millones a Justicia por dilaciones

  • El demandante toma como referencia la sentencia que condenó al juez Serrano

Comentarios 6

Un gaditano de 38 años de edad, ante las anomalías que considera que sufre en su proceso de divorcio, en la que están involucrados dos menores de 4 y 8 años, ha reclamado al Ministerio de Justicia más de 4 millones de euros por dilaciones indebidas, ya que después de más de tres años aún no tiene sentencia en primera instancia. El demandante toma como referencia la sentencia dictada por el TSJA que condenó a al juez de familia Francisco Serrano a indemnizar a una madre con 4.000 euros por pasar con el padre un día más de lo marcado en la sentencia judicial inicial.

Según la Asociación por la Protección Integral de la Familia (APIF-CADIZ) A.C.G. lleva más de tres años luchando por "la custodia compartida" de sus hijos, quienes en una primera instancia fueron custodiados por sentencia cautelar por la madre dado que ella no trabajaba y él si, por lo que se considera discriminado.

"Desde ese momento", señala el comunicado de APIF, "todo el trasiego que lleva en el Juzgado de Chiclana de la Frontera ha sido una autentica odisea. Ha pasado por varios retrasos, sin motivo alguno, en sus posibles juicios, ha tenido que ver cómo, tras solicitarlo judicialmente y en una fase previa, le negaron lo mismo que a la parte contraria le aceptaron; tanto, que en una primera instancia se le negó la custodia compartida porque cuando él trabajara los menores quedarían al cuidado de los abuelos paternos, quienes siempre los cuidaron.

Según APIF, la primera sentencia señalaba que es "loable la actitud de los abuelos paternos pero en ningún caso sustituible por la custodia materna". Sin embargo, añade el comunicado, "el devenir de los acontecimientos dio la vuelta a la situación y ahora es ella la que mantiene un turno de trabajo de mañana y tarde, por lo que la mayor parte del tiempo los menores quedan al cuidado de la abuela materna pero sin embargo, tras solicitarlo, el auto marca que "no es perjudicial que la abuela materna cuide de los menores de forma puntual".

El demandante, señala APIF, tardó más de 11 meses en recibir la sentencia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios