Te interesa 1.500 euros de paro al mes, estos son los requisitos para cobrar esta cantidad

Turismo Tres bodegas de Sanlúcar abrirán sus puertas por primera vez para vivir una experiencia inédita

Huelga de transportistas

La crisis de los carburantes salpica a las almadrabas gaditanas

Dos copejeadores en plena faena durante una levantada de atunes en Barbate.

Dos copejeadores en plena faena durante una levantada de atunes en Barbate. / Julio González

Corren tiempos difíciles. Si, tal como dicen, la primera víctima de la guerra es la verdad, no es menos cierto que la segunda es la economía. La invasión de Ucrania está disparando la inflación en la zona euro, lo que unido a la crisis energética se está convirtiendo en una tormenta perfecta para empresas y autónomos. La subida de la luz y los carburantes ya se había dejado sentir en los bolsillos de los españoles antes de que Putin empezara a acumular tropas en la frontera con Ucrania. Sin embargo, Pedro Sánchez ha encontrado una coartada deliciosa para amparar ese ascenso dirigiendo las miradas hacia el Este. “Si suben los precios que baje el IVA”, reclaman tanto los presidentes autonómicos como los ciudadanos. Sea como fuere, la cuestión ha generado otro conflicto que ha venido a agravar la situación: la huelga de transportistas indefinida que arrancó el pasado lunes y que, cuatro días después, ya empieza a dejarse sentir en la provincia de Cádiz, y no hablamos únicamente de alimentos.

Uno de los sectores más afectados está siendo el de la pesca. Aunque no es el único. Además del parón de la flota pesquera, el elevado coste del carburante amenaza a la campaña almadrabera, que tradicionalmente arranca en enero con el calado de las redes y que comienza con las capturas de atunes la última semana de abril. De momento el proceso continúa, pero, es evidente que el alto coste del gasoil repercutirá en un negocio que durante años fue ruinoso y que con la recuperación de la especie ha podido recuperarse. En Cádiz hay cuatro almadrabas, Barbate, Conil, Zahara de los Atunes y Tarifa. 

Pedro Muñoz, socio de Petaca Chico, una de las empresas más importantes del sector pesquero y que lleva el nombre de la provincia de Cádiz por todo el mundo, reconocía que están notando ya esos efectos. Y no sólo en el mar. “La huelga del transporte afecta en todo, incluso en los trabajos de nuestra nueva nave en la Zona Franca, que han tenido que pararse por falta de material”.

Y es que Petaca Chico ha realizado una gran inversión para ampliar sus instalaciones en la Zona Franca gaditana, que se unen a las que ya posee en Conil. La idea de la firma es trasladar a los atunes capturados en la almadraba de Barbate hasta Cádiz y desde allí, con su flota de camiones, transportarlos hasta las grandes superficies de todo el país. “La huelga impide que lleguen materiales y no se puede continuar. Tenemos a 300 trabajadores de brazos cruzados esperando. Es un momento muy complicado”, decía.

Petaca Chico tiene una gran relación con cofradías de pescadores del País Vasco, que alertan que la situación es desesperada. La flota está amarrada por el alto coste del gasoil, no hay pescado y los camiones que deben trasladarlo hasta las naves de Petaca Chico no circulan. “Lo que nadie parece tener en cuenta es que el pescado pasa cuando pasa. Si no se sale a la mar para pescarlo se pierde, se va. Estas cosas tienen sus tiempos y no entienden de mercados”.

Algo parecido ocurre con las almadrabas. Los atunes inician en primavera su peregrinaje para reproducirse en el Mediterráneo desde el Atlántico. Si los túnidos no se capturan en ese momento la campaña será ruinosa, pero hacerlo supondrá un coste mucho mayor al haber aumentado el precio del gasoil. Cada levantada de atunes supone muchas horas en el mar, con un gran número de barcos para poder llevar a cabo la maniobra. Por no contar con el transporte hasta el puerto o los viajes hasta el barco factoría que permiten mantener los atunes en perfecto estado de conservación para que mantenga toda su frescura.

Proyecto de expansión en la Zona Franca

La firma conileña tiene un ambicioso proyecto de transformación de sus instalaciones en Zona Franca, que incluye ampliar a 3.000 m2 (más del doble de la superficie actual) la superficie de frío industrial, lo que le permitirá contar con capacidad de almacenamiento en congelado para 3.200 toneladas, un aumento significativo del almacenaje en frío de 2.200 toneladas en toda la provincia de Cádiz. Concretamente, una parte de estos espacios de frío permitirá albergar hasta 700 toneladas a una temperatura de -60º, destinada a atún rojo; y el resto se destinará a otros pescados y mariscos, con temperatura a -25º.

Además, se adecuarán las restantes salas de la planta para acoger la producción de cefalópodos, que se elabora actualmente entre la citada nave 21 de 2.500 m2 del Recinto Fiscal de Cádiz y la planta de 7.000 m2 que Petaca Chico tiene en Conil, por lo que ambas podrán asumir también crecimiento en su producción.

El proyecto también incluye la adecuación de la nave a los parámetros de calidad IFS, referente en el sector y necesario para operaciones de exportación, así como la certificación de pesca sostenible MSC.

El grupo de empresas Petaca, cuya matriz es Petaca Chico, ha ido creciendo y cuenta actualmente también con la participación de varias almadrabas en Barbate; Barril y Santa María (Portugal); o Tahardar (Marruecos); y la marca Almadraba de Petaca Chico, que gestiona las tiendas gourmet Shopping Almadraba y el restaurante de Conil Cooking Almadraba.

Actualmente, el Grupo Petaca cuenta con tiendas gourmet en Conil, Cádiz y Madrid y la buena acogida que están teniendo -los clientes pueden acercarse en ellas a la experiencia del atún rojo- proyecta nuevas aperturas en Sevilla y Málaga y, posteriormente, en distintos puntos del país. Y todo esto sin olvidar su línea de conservas gourmet, realizadas con aceite de oliva refinado y que, presumiblemente, también sufrirán el ascenso en los precios de los aceites.

Además de este crecimiento nacional, la empresa gaditana está inmersa en el crecimiento internacional, con presencia en más de 20 países. Y para este proceso de expansión se ha apostado por la innovación y la sostenibilidad siempre con el mar de fondo, y se está colaborando con Ángel León, reconocido Chef del mar, en el desarrollo de nuevas formas de conocer el pescado y, en concreto, el atún. El primer adelanto de esta colaboración es el jamón del mar que ya puede degustarse en algunos restaurantes.

Estas líneas de negocio están refrendadas por los datos de la empresa que genera empleo en la zona, superando el Grupo Petaca los más de 500 empleados en la actualidad. Ahora, esta crisis en los carburantes, puede suponer un retraso en la puesta en marcha de esta nueva nave en la Zona Franca y complicar su expansión.

 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios