Evolución del coronavirus en la provincia de Cádiz "Quieren ocultar que se sepa que hay más positivos"

  • Un matrimonio de enfermeros afectado por el Covid-19 alerta de la escasa fiabilidad de las pruebas nasales y reclama apostar por más serología

  • Un miembro de la pareja dio positivo después de cinco test negativos y más de un mes enfermo

Vista lateral del Hospital de Puerto Real, donde un miembro de esta pareja ha estado ingresado dos veces en el último mes. Vista lateral del Hospital de Puerto Real, donde un miembro de esta pareja ha estado ingresado dos veces en el último mes.

Vista lateral del Hospital de Puerto Real, donde un miembro de esta pareja ha estado ingresado dos veces en el último mes. / Julio González

Él responde a las iniciales A.N y ella es M.A. Ambos son matrimonio, residentes en Chiclana, enfermeros y con destino en sendos hospitales públicos de la provincia. Y ambos, junto a sus tres hijos, llevan más de un mes con males en casa y viendo cómo la totalidad de los test que se le han hecho por Covid-19 han ido dando negativo, hasta esta semana, cuando ha aparecido el primer positivo.

"Las autoridades de este país no quieren que se hagan todos los test que son necesarios. Igual quieren ocultar que se sepa que hay más positivos o buscan que no se sepa la cifra real de contagiados, hospitalizados y fallecidos que hay. Pero la solución es muy fácil, menos pruebas nasales y más serología, que es la prueba más fiable", reflexiona la pareja.

El calvario por el que están transitando empezó el 12 de marzo, cuando él, de 47 años, notó los primeros síntomas de la enfermedad y quedó ingresado en el Hospital Universitario de Puerto Real. Quedó en aislamiento, le hicieron dos test nasales o pcr que dieron ambos negativos y a la semana estaba ya de nuevo en casa. Pero no hubo jamás mejoría y a finales de marzo ingresó en el mismo centro hospitalario por segunda vez.

Ahí comprobaron, gracias a una radiografía, que existía un empeoramiento de las afectaciones en el pulmón, volvieron a ponerlo en aislamiento y de nuevo la misma historia: tratamiento con antibiótico y más pcr (escobillón en mucosa) que dieron de nuevo negativo. Y otra alta hospitalaria con un diagnóstico de neumonía.

Tuvo que ser su médico de atención primaria quien, a la vista de que no había avances, ordenó que se le practicara una serología (análisis de sangre) que el jueves confirmó no sólo que estaba contagiado por coronavirus sino que además estaba en una situación en la que aún puede infectar a las personas que tiene a su alrededor.

Actualmente la pareja y sus tres hijos están aislados en casa y a la mujer le han hecho pruebas –de nuevo los test nasales– que ella está convencida que darán negativo, aunque afirma no sólo que cree que tiene síntomas de estar contagiada, como tos o malestar general, sino también que dos de sus tres hijos han caído ya enfermos en este tiempo. Lo peor es que ella tiene que reincorporarse a su puesto de trabajo a mediados de la próxima semana, con el riesgo añadido de poder contagiar a alguien si, como ella teme, esta afectada igualmente por coronavirus.

Este matrimonio asegura no entender cómo las autoridades sanitarias no centran sus esfuerzos en pruebas más fiables como la serología o las radiografías. "Está demostrado que el Covid-19 sólo permanece en la mucosa siete días. Transcurrido ese plazo, esas pruebas saldrán siempre negativas aunque la enfermedad esté ahí", reflexiona esta pareja de enfermeros. Y es que están convencidos de que las autoridades no dan con la tecla para atajar esta crisis sanitaria. "Los protocolos contienen errores y eso es porque los que tienen que tomar decisiones van siempre por detrás de la pandemia", apostillan.

Aislados en casa, y con el convencimiento de que el número real de contagiados es mucho mayor del que se dice, estos dos enfermeros añaden que los principales paganos de esta situación son los profesionales sanitarios "que ya no nos fiamos de nadie".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios