Provincia de Cádiz

Coronavirus en Cádiz: ¿Es posible controlar el aforo de las playas este verano?

  • Se trata de una medida complicada, pero no imposible si de ello depende la reactivación de un sector vital para la economía gaditana

  • "Lo que no podemos permitirnos es que no haya temporada", afirma el alcalde de Vejer

La playa de Cádiz, completamente vacía. La playa de Cádiz, completamente vacía.

La playa de Cádiz, completamente vacía. / Julio González

Las playas de Cádiz, uno de los grandes atractivos turísticos de la provincia, sufren también la incertidumbre provocada por la crisis sanitaria del coronavirus. El control del aforo, una de las medidas que podrían barajarse este verano para hacer frente a la pandemia global, es una medida especialmente complicada en el extenso litoral gaditano, pero no imposible si de ello depende la reactivación de un sector vital para la economía de la zona. 

El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, ha explicado este martes en una entrevista en Telecinco que la Junta está estudiando algunas propuestas para que el turismo pueda activarse este verano "con limitaciones", como poner "ciertos perímetros" y limitar el aforo.

Juan Bermúdez, alcalde de Conil, cree que la medida de controlar el aforo de las playas puede ser muy compleja en algunos sitios. "Probablemente sea más fácil en las playas del Mediterráneo, que son de dimensiones más reducidas y muchas son calas. En la Costa de la Luz, donde las playas son mucho más extensas, con kilómetros de arenales, sin duda alguna controlar el aforo es mucho más complicado, tienen multitud de accesos por el litoral", ha explicado.

Por eso cree que, al margen de que en algunas playas se pueda controlar el aforo, "lo fundamental es trasladar a la población las medidas de seguridad que tienen que tener y que, a medida que pase el tiempo, las autoridades sanitarias nos tienen que ir marcando. Y no sólo en las playas, en todos los sectores, en función de cómo avance la pandemia".

Manuel Flor, alcalde de Vejer, municipio del que depende la playa de El Palmar, que llega a acoger en días álgidos de verano a 30.000 personas a lo largo de sus siete kilómetros, cree que por muy difícil que sea el control del aforo en un lugar así se hará, redoblando esfuerzos. "Lo que no podemos permitirnos es que no haya temporada. No nos podemos permitir un verano sin turismo.", ha afirmado a Efe.

"Si estamos limitando de esta forma la actividad de todo un pueblo, está claro que podemos limitar también la actividad en una playa", ha insistido. Los municipios cuentan de entrada que este año la afluencia de visitantes y turistas no tendrá nada que ver con otros.

Y tanto los consistorios como los empresarios están dispuestos a "trabajar duro" para que el sector turístico, principal motor de estos pueblos, no esté apagado del todo este verano. "Todos son conscientes de que este verano no vamos a hacer grandes eventos y todos están por la labor de garantizar la seguridad de las personas. El principal objetivo ahora es ofrecer seguridad a los turistas para que sigan confiando en venir a nuestro pueblo. Aportaremos los medios que se necesiten", ha explicado.

Los empresarios se han hecho a la idea de que habrá que hacer desinfecciones diarias de los locales, tener separaciones entre mesas con mamparas o distancia entre las mesas, distribuir geles para las manos, tomar la temperatura a los clientes y hacer "los esfuerzos que tengamos que hacer".

Juan Bermúdez (IU) ha recordado que la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, ha especificado que se prevé que la recuperación en el sector turístico probablemente irá en dos fases, una antes, con el turismo nacional, y otra en noviembre, con el internacional, especialmente en lugares dependientes de los tour operadores, y que por eso habría que "mantener algún tipo de ayuda" porque "sin duda" será una de los vectores económicos "más afectados" por la pandemia del coronavirus.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios