Consecuencias del coronavirus en Cádiz Navantia seguirá sin actividad al menos hasta el 26 de abril

  • El comité intercentros rechaza que los astilleros se abran a la industria auxiliar mientras esté en vigor el estado de alarma

El armador del 'Carnival Victory' traslada a medio millar de personas desde Navantia Puerto Real al aeropuerto de Málaga para ser repatriados a sus países de origen.

El armador del 'Carnival Victory' traslada a medio millar de personas desde Navantia Puerto Real al aeropuerto de Málaga para ser repatriados a sus países de origen. / Fito Carreto

Los astilleros de Navantia permanecerán sin actividad al menos hasta el 26 de abril, fecha en la que expira la última prórroga del estado de alarma. El comité intercentros, que forma la comisión que sigue la situación provocada por la epidemia de coronavirus, se ha opuesto este miércoles a que se adelante su reapertura para la industria auxiliar si el Gobierno relaja a partir de la próxima semana la prohibición de trabajar a toda actividad no esencial. 

La presidenta del comité de empresa de Navantia Puerto Real, Marga Forné, que también forma parte del comité intercentros, ha trasladado su preocupación por el hecho de que "en algún centro se está mandando a trabajar a gente a los astilleros sin tener en cuenta que este foro es el que tiene que debatir en qué circunstancias se encuentra cada centro para retomar la actividad".

"No puede ser que sea la industria auxiliar la sacrificada a la hora de regresar a unos centros de trabajo que no han sido higienizados ni cuentan con suficientes EPI (Equipos de Protección Individual). No se puede decir que a partir de este lunes se van a retomar las actividades", ha incidido Forné, que ha subrayado que hasta el levantamiento del estado de alarma no se prevé ninguna actividad. El comité intercentros tiene previsto reunirse el próximo miércoles para valorar la situación y planificar la vuelta al trabajo en las dos semanas siguientes al 26 de abril, con la esperanza de que el estado de alarma se revoque en esa fecha.

La presidenta del comité de Puerto Real ha recordado que una media de 2.000 personas entran al día únicamente en ese astillero, entre trabajadores propios y de la industria auxiliar y visitantes. "Hay que planificar bien los turnos e higienizar el centro, algo que aún no se ha hecho", ha resaltado Forné, que ha agregado que sería un error "tirar para adelante en falso" ya que hasta el momento no ha habido ningún positivo en la plantilla."Queremos volver al trabajo pero de una forma ordenada. Lo que no podemos hacer es abrir la puerta y que a la semana la gente tenga fiebre", ha recalcado.

Los astilleros de Navantia en la Bahía de Cádiz están sin actividad desde el pasado 16 de marzo, cuando se suspendieron los trabajos de construcción y reparación de barcos. La presencia de trabajadores se ha reducido al mínimo indispensable para asegurar el mantenimiento y que se pueda volver a la normalidad lo antes posible una vez pasado el estado de alarma. Entre las áreas esenciales, se mantienen los servicios médicos, contraincendios, el financiero -para la gestión de pagos a la industria auxiliar- el mantenimiento y limpieza. En el caso de Puerto Real, es necesario además reparar la grúa dañada en un accidente el pasado 18 de marzo, cuando fue desplazada por el viento e impactó contra uno de los pórticos

Carga de trabajo

La epidemia de coronavirus ha sorprendido a los astilleros de la Bahía de Cádiz con varios trabajos en marcha. El principal es el contrato de las corbetas para Arabia Saudí, que iba incluso por delante de los plazos fijado. Es más la botadura de la primera corbeta estaba prevista para el mes de abril

En cuanto a Puerto Real, tenía en marcha tres contratos relacionados con el negocio off-shore: una plataforma para un campo petrolífero en Noruega que debía estar lista el próximo mes de mayo; a construcción de 20 soportes para el parque eólico marino Moray Firth Offshore East, y la estructura de un molino flotante para el campo Kincardine, ambos en Escocia.

En el área de reparaciones, la situación ha sorprendido justo cuando iban a empezar dos trabajos de entidad en el sector de los cruceros. En Puerto Real está amarrado el 'Carnival Victory'. A lo largo de la pasada semana fueron evacuados la mayor parte de sus tripulantes

El otro encargo que iba a empezar en este periodo era la reforma en el astillero de Cádiz del 'Allure of the Seas'. Aunque inicialmente Royal Caribbean había decidido limitar la varada, aplazando la reforma de los camarotes, el armador ha decidido finalmente suspenderla

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios