Coronavirus en Cádiz La hostelería estalla: "De esta gente no esperamos ya nada, solo decisiones negativas"

Una terraza vacía en la plaza de la Catedral de Cádiz. Una terraza vacía en la plaza de la Catedral de Cádiz.

Una terraza vacía en la plaza de la Catedral de Cádiz. / Julio González

Antonio de María, presidente de Horeca, sonríe por no llorar, cuando se le pide que opine sobre la continuidad en las restricciones de los horarios en la hostelería, que mantiene al menos una semana el cierre hasta las seis de la tarde, salvo parte del Campo de Gibraltar. "A estos señores (quienes deciden los cambios en las restricciones) les viene bien tener a alguien a quien culpar por la situación sanitaria, y ahí estamos nosotros, los hosteleros. De esta gente no esperamos ya nada, solo decisiones negativas. Es que ya ni nos afecta".

Como en anteriores ocasiones, en las que el sector de la hostelería junto al comercio se ha visto duramente afectada en cuanto a su funcionamiento por la limitación de los horarios de apertura, tras el aumento de los contagios por coronavirus, De María afirma que los empresarios "no entendemos bajo qué parámetros se toman estas decisiones técnicas. Vemos los datos de enfermos y están todas las cifras a la baja. Encima, dicen que el 60% proceden de la cepa británica, cuando están todas las fronteras interiores cerradas y sí abren ahora los horarios en dos municipios del Campo de Gibraltar".

Insiste el dirigente de los hosteleros en rechazar que se culpe al sector de los contagios de coronavirus. En este sentido recuerda que en la primera ola, "llevábamos dos meses totalmente cerrados ya cuando las cifras de enfermos seguían subiendo". Y en navidades, con el inicio de la tercera ola, afirma que "la hostelería apenas estuvo abierta cinco días efectivos, ya que lo que se relajó fue la ciudadanía no los hosteleros, aunque es más fácil culparnos a nosotros".

"Es un continuo desengaño, una pérdida de confianza de quienes se supone que debería de atendernos y de actuar con objetividad, lógica y seriedad, y por el contrario siguen culpándonos utilizando falsedades", concluye De María.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios