Tribunales Cádiz

Archivada la causa abierta a la directora de un centro de menores inmigrantes de Jerez por abandono

  • La juez, al igual que la Fiscalía, no ve acreditado que la responsable del Hogar El Molinillo se desentendiese de los menas

Menores asomados al balcón del antiguo Hotel Avila en 2019. Menores asomados al balcón del antiguo Hotel Avila en 2019.

Menores asomados al balcón del antiguo Hotel Avila en 2019. / Miguel Ángel González

El Juzgado de Instrucción número 2 de Jerez ha acordado el archivo de la causa abierta a la directora del centro de menores inmigrantes Hogar El Molinillo de Jerez, antiguo Anide 9, por abandono de menores. La magistrada María del Pilar Fernández Nebot, encargada de la investigación del caso, ha emitido un escueto auto en el que decreta el sobreseimiento provisional de este asunto al no quedar "debidamente justificada la perpetración de un delito de abandono de menores" por parte de la responsable del centro.

Se da la circunstancia de que la Fiscalía, única acusación personada en este procedimiento, también solicitó el archivo del caso, que ahora ha quedado cerrado de forma definitiva pues no ha sido recurrido por ninguna de las partes. La juez, eso sí, ordena remitir testimonio de todo lo actuado al Servicio de Protección de Menores de Cádiz por si procediera algún tipo de responsabilidad disciplinaria de las personas investigadas.

Este asunto se inició en agosto de 2019, cuando la Policía Nacional detuvo a la directora del centro de menores inmigrantes Hogar El Molinillo, ubicado en el antiguo Hotel Ávila, y a dos monitoras del complejo. La Policía Nacional explicó entonces que las tres trabajadoras habían sido arrestadas por "desentenderse de los cuidados" de los menas y "obligarlos a viajar solos hacia otras provincias".

Los agentes recabaron pruebas sobre las investigadas, que supuestamente habrían convencido a varios de los menores para que abandonaran el centro. Así, según la versión de la Policía, los chicos eran trasladados a la estación de tren o de autobús, donde les facilitaba un billete para viajar a Sevilla "sin procurarles medios de subsistencia y abandonándolos a su suerte".

El objetivo de las trabajadores, apuntaron fuentes oficiales, era deshacerse de los jóvenes más conflictivos para así poder acoger a otros menas y obtener más ingresos económicos con nuevas altas, dado que El Molinillo era un centro concertado con la Junta de Andalucía.

Ahora, una vez llevadas a cabo las pesquisas oportunas, la juez ha decretado que no se cometió delito de abandono respecto a los menores inmigrantes tutelados en el antiguo Hotel Ávila. 

Por su parte, la defensa de la directora de El Molinillo, que fue representada por el abogado José Blas Fernández, también solicitó el archivo del la causa. El primer lugar, alegó que uno de los menas abandonó el centro por voluntad propia y que otro de los usuarios ya era mayor de edad cuando se marchó. Asimismo, el letrado recordó que el régimen de El Molinillo era abierto y que los responsables del mismo no podían impedir, en ningún caso, que los jóvenes lo dejasen. 

Además de lo anterior, la defensa expuso que para que el delito de abandono de menores concurra, se requiere que el menor quede privado de la necesaria asistencia moral y material, de forma que incida en su supervivencia, desarrollo afectivo, social y cognitivo, "algo que no ocurrió aquí, pues el menor se marchó a otro centro en Sevilla y, al no encontrar ninguno que lo acogiera, es cuando regresó de nuevo a Jerez", argumentó.

Por último, la defensa de la directora apuntó que, a partir de la declaración prestada por un funcionario, quedó desmontada la tesis del móvil económico, ya que "da igual el número de ingresos que tenga un centro, su remuneración no va en función de los menores que acoge, sino del número de plazas". 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios